ahora que llega la gripe...

Te estás lavando mal las manos. Y te puede causar un problema

Llega la época de las gripes y qué mejor que una guía que te recuerde cómo debes limpiarte para ser inmune a cualquier enfermedad

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ay, qué bien, que llega la época de la temida gripe. Yupi. ¿Ha caído alguien ya de tu entorno, como si de piezas de dominó se tratase? Ya sabes que esto es como el apocalipsis zombie, por lo que la opción más segura es comprar muchos víveres y resguardarte en una cabaña, alejada del mundanal ruido, a esperar lo inevitable.

Como a veces no tenemos tiempo ni manera de huir de la civilización, la segunda mejor manera de no infectarnos es lavándonos bien las manos. Quizá pienses que lo estás haciendo bien, pero para quitarte la razón está este artículo. Y además nunca viene mal recordar el día de lavado de manos, porque sí, hasta el lavado de manos tiene un día y ese fue el pasado 15 de octubre.

Resulta que el 97 por ciento de los estadounidenses no se lavan bien las manos, según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Así que pensarás: "si una potencia mundial entera se lava de manera incorrecta, ¿qué probabilidades tengo yo de hacerlo bien?", pues vamos a ello.

Algunos errores comunes

La manera correcta de lavarse las manos es la siguiente, según una guía cortesía de los Centros para el Control de Enfermedades y Prevención:

  • Mojarse las manos con agua limpia (parece una obviedad, y, quizá lo es).
  • Frotar las manos para crear espuma. No te olvides de limpiar entre los dedos y las uñas ya que las bacterias pueden esconderse entre las grietas.
  • Hazlo durante al menos 20 segundos.
  • Enjuágate.
  • Seca con una toalla limpia. Esto quiere decir que no ha sido usada más de tres veces. Probablemente no está tan limpia como te crees, las toallas suelen ser un caldo de cultivo de bacterias. Contienen muchos requisitos para que crezcan en ellas: Ph neutro, agua, temperaturas cálidas... te puedes imaginar.

Sé precavido con la comida, sobre todo si se trata de carne o huevos

Nuestra intención con esto no es que adquieras un Trastorno Obsesivo Compulsivo y estés continuamente lavándote las manos para destruir tu ph, pero no debes escatimar tampoco cuando se trate de alguna de estas cosas. Apunta:

  • Antes, durante y después de tocar la comida.
  • Antes y después de las comidas.
  • Antes y después de interactuar con alguien que está enfermo.
  • Antes y después de vendar heridas.
  • Después de estornudar o toser.
  • Si has cambiado unos pañales.
  • Si has jugado con mascotas.
  • Después de tocar basura.

¿Has apuntado? Ya estás preparado para festejar el día del lavado de manos del año que viene con todas las de la ley. Y, por supuesto, para sobrevivir al holocausto zombie de esta temporada.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios