LO TOMAN OTROS FAMOSOS COMO VICTORIA BECKHAM

El extraño (y caro) alimento que usa Meghan Markle para adelgazar y mantener su figura

La Duquesa de Sussex es una gran amante de la cocina y, aunque se permite ciertas licencias como la pasta o las patatas fritas, le gusta tener controlado todo lo que ingiere

Foto: Meghan Markle en una imagen de archivo. (Getty)
Meghan Markle en una imagen de archivo. (Getty)

Cuando se trata de adelgazar, el cuerpo no entiende de dinastía ni nobleza. Hemos conocido reyes y miembros de familias reales realmente obesos, al mismo tiempo que otros eran casi esqueletos obsesionados con perder peso o mantener el tipo. Pero algo en lo que suelen coincidir la mayoría de las personas de sangre azul es en su amor por la comida.

Ya sea porque están acostumbrados a comer las mayores exquisiteces del mundo o bien porque tienen cocineros a sus órdenes que les cocinan a las mil maravillas, los miembros de la realeza saben disfrutar de la cocina. Y aunque Meghan Markle acaba prácticamente de aterrizar en la familia real británica, lo cierto es que también coincide con ellos en este punto.

Porque Meghan se ha mostrado siempre como una mujer amante de la buena cocina, aunque al mismo tiempo ha confesado que es muy estricta con la dieta que sigue en su alimentación, lo que le permite lucir esa espléndida figura. Lo que no sabíamos es cómo es su dieta en profundidad ni el extraño alimento que es la base de sus desayunos.

El acai, un fruto salvaje

Tal y como informa el 'Mirror', Meghan Markle nunca se salta el desayuno, aunque no se trata de uno de esos cafés rápidos para despertarnos y salir corriendo al trabajo. Lo suyo es una composición que lleva una buena variedad de ingredientes y que obliga a permanecer varios minutos preparando el objetivo deseado.

El acai o açai es una fruta procedente del Amazonas rica en nutrientes y antioxidantes y que ha llamado la atención de muchos famosos

Su desayuno ideal es un 'smoothie' de acai, una baya que muchos consideran un superalimento por sus cualidades, entre ellas los antioxidantes que contiene, y que ya forma parte de la dieta de otros famosos como Victoria Beckham. Esas propiedades, unidas a su precio (unos 5 euros por paquete), le han valido al acai recibir el apodo de oro púrpura.

Además del paquete de acai, Meghan usa leche de almendras, medio plátano y frutas del bosque congeladas. Después, cubre toda la mezcla con miel de manuka, un tipo de miel procedente de Oceanía y que cuesta casi 20 euros el tarro. El batido se completa con copos de coco y polen de abeja, por lo que es un desayuno costoso de preparar tanto en tiempo como para el bolsillo.

Un smoothie verde de manzana, espinacas, limón, col rizada y jengibre es el otro desayuno de Meghan
Un smoothie verde de manzana, espinacas, limón, col rizada y jengibre es el otro desayuno de Meghan

Eso sí, cuando no está en su residencia de Frogmore Cottage y no tiene todos esos alimentos a su alcance, la duquesa de Sussex se conforma con un 'smoothie' verde en el que mezcla manzana, espinacas, limón, col rizada y jengibre. Era su desayuno habitual cuando era actriz y sigue tomándolo de vez en cuando si las circunstancias obligan.

Le gusta cocinar

Lo cierto es que a Meghan Markle le gusta cuidarse, pero también es una amante de los fogones. En el blog que escribía antes de entrar a formar parte de la familia real británica compartía recetas e incluso se sabe que muchas veces cocina ella misma en su residencia en vez de dejar esa tarea a los trabajadores de la casa real.

Pero hay algunos platos que, además del acai, forman parte del día a día de la duquesa. Por ejemplo, adora el aguacate y se lo ofrece a sus invitados cada vez que tiene ocasión como aperitivo. Pero si hay algo que le vuelve loca son las patatas fritas: en una entrevista reconocía que “siempre espero almorzar con gente para poder compartir patatas fritas”.

Los otros alimentos por los que Meghan Markle se pirra son el sushi, la pasta y los tacos. Del primero lo sabíamos, ya que la hemos visto escaparse una y otra vez a sus restaurantes japoneses favoritos cuando aún vivía en Estados Unidos; del segundo lo hemos conocido por ella y por cocinar su propia salsa para pasta que califica como “sexy y rica”.

Aunque su dieta es estricta, se permite alegrías como la pasta, las patatas fritas o los tacos de pescado

Pero de su amor por los tacos ha hablado ella misma. En una entrevista se le preguntó por cómo sería su día favorito y Meghan contestó que la comida sería, sin duda, unos tacos de pescado. Incluso en una entrevista con Michelle Obama, pidió traer ese menú para comer con la ex primera pama de Estados Unidos. Meghan Markle es una mujer estricta con su alimentación diaria, pero que se permite alegrías de vez en cuando para saciar su vena 'gourmet'.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios