¿CÓMO LO HACES TÚ?

Por qué debes cortar siempre el sándwich. Y tiene que ser en diagonal

Muchos nunca lo dividen, otros lo parten de manera vertical. Te contamos la razón por la que aquellos que lo hacen de esquina a esquina están en lo correcto

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Por qué debes cocinar la pasta de una manera, cómo puedes utilizar mejor determinados ingredientes en una comida, cosas que puedes meter en el microondas o qué no poner dentro del lavavajillas... Nos encanta proponerte debates sobre cómo debes hacer determinadas cosas.

Por eso ahora te hacemos una nueva propuesta: qué forma es la adecuada a la hora de cortar un sándwich. Es un alimento icónico 'de mano' que se presenta en multitud de formatos. Desde el tipo de pan hasta los rellenos y los condimentos o su fabricación incluyen muchas variables y oportunidades para ser creativo.

Según un grupo de chefs, hay una manera determinada para hacerlo: en diagonal. ¿Por qué? Estos apasionados de la cocina han argumentado con sus opiniones y han revelado que el corte vertical no es el adecuado. Además, dan consejos útiles para lograr la rebanada perfecta, independientemente de sus preferencias de dirección.

Hagas lo que hagas, córtalo

Si no te lo vas a comer al instante y piensar llevártelo a algún sitio o dejárselo preparado a tus hijos para el recreo, Brian Poe, propietario de varios restaurantes en EEUU, asegura que es importante dividirlo en dos porque al contener ingredientes frescos como la patata, el pepinillo o la ensalada pierdes el control al cogerlo e intentar sostenerlo y corres el riesgo de que todo el interior se salga por los lados y se esparza por el suelo, la mesa o el plato.

Estos profesionales aseguran que el corte correcto depende en gran medida del tipo de pan que uses. Los diferentes estilos requieren distintos cortes para cumplir con sus propósitos de mantenerlos bien. "La mayor parte del tiempo hay que hacerlo porque puede romperse cuando se tuesta. Además, evitarás cortarte con el crujiente", asegura Johanna Hellrigl, dueña de un establecimiento en Washington.

Lo más importante es el cuchillo. Asegúrate de que está bien afilado y corta suavemente para que después puedas ver todo el contenido

Lo cierto es que hay varios motivos. El primero es que en cuanto a la presentación en dos triángulos facilita la forma de comerlo desde la esquina más estrecha hacia el centro y hace que parezca más grande (dando a nuestro cerebro la información de que está comiendo mucho). El segundo: el corte diagonal expone mejor el interior, lo que le hace más apetitoso a la vista.

Sin bordes, por favor

Desde que las marcas solucionaran el tema de la corteza del pan, este problema se ha reducido bastante. Si te lo haces en casa seguramente ya no tengas este problema, pero si sales a comer fuera, no sabes si te encontrarás bordes en tu sándwich. Si no eres un fanático de esta parte del bocata, el corte diagonal da la ilusión de que tiene menos cantidad de esta zona.

"Que parezca más atractivo te hace pensar que apenas tiene corteza, creando dos triángulos perfectamente portátiles. Además, hay estudios que aseguran que la forma trangular hacen que sepan mejor", explica Andrea Anthony, chef británica.

¿Y en vertical?

Mientras que la mayoría de los chefs con los que hablamos prefieren la portabilidad y la simetría angular del corte diagonal, algunos prefieren mantener las cosas simples con un corte vertical clásico. "La mejor manera es por la mitad. Esto ha funcionado durante siglos y sigue haciéndolo. De esta manera lo hace mucho más fácil en términos de poder comerlo y también te permite ver las diferentes capas del producto. Al dividirlo así es perfecto para compartir. No puedes equivocarte", comenta Patrick Ochs, dueño de un restaurante en Miami.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Sin embargo, independientemente de tus preferencias basadas en la forma, querrás asegurarte de que estás trabajando con la herramienta adecuada y que tiene las habilidades adecuadas para manejarlo. El chef Craig Rispoli afirma que no existe el paradigma perfecto: "Los sabores y las texturas son tan diversos y únicos como las personas que los disfrutan. Lo importante es el cuchillo. Asegúrate de que está bien afilado y corta suavemente".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios