haz caso que sabe de lo que habla

Una chef privada revela cómo ahorrar dinero sin que se note en la calidad

Nunca cocinar fue tan fácil. A veces podemos comer sano, con productos de temporada y sin dejarnos un riñón en el proceso

Foto: (Natasha Feldman).
(Natasha Feldman).

¿Nunca te has preguntado qué come un chef? Parece que, tras horas y horas de cocinar para otras personas, los cocineros deben de acabar hartos y no se alimentan como deberían al llegar a casa. Probablemente se deba también al estrés, pues este oficio no está, desde luego, considerado como uno de los más relajantes del planeta.

Pero indudablemente son ellos los que más saben y pueden aconsejar sobre comida y ahorro (términos en ocasiones muy reñidos). Natasha 'Tash' Feldman es chef privada para familias y empresarios en Los Angeles. Por si fuera poco también sube un programa en YouTube conocido como 'Nosh with Tash' (básicamente 'comida con Tash' en nuestro idioma) donde crea recetas con tan buena pinta como esta, e ideada especialmente para 'millennials':

Natasha se ocupa de ayudar, según ella misma indica, a personas reales con vidas ocupadas a aprender a cocinar alimentos deliciosos y saludables. Su especialidad es "la cocina sin pretensiones de California", toda con alimentos de temporada.

Ella ha contado que las comidas dignas de aparecer en programas de televisión no deberían ser las que hay que emular para las cenas. En otras palabras, que bajemos un poquito a la tierra. También explicó que la obsesión de salir a comer solo acaba en billeteras vacías y hábitos poco saludables.

Y por eso mismo ha creado su canal de YouTube con recetas innovadoras que no requieren de gran conocimiento. El quid de la cuestión está en buscar a algún trabajador que pueda decirte cuáles son los productos más frescos. "La gente está más que feliz de poder contarte cosas sobre sus productos e incluso dártelos a probar", explica.

Salir a comer fuera se traduce en billeteras vacías y hábitos poco saludables

Si hay gente que piensa que, por ser chef, se le ocurren más comidas para consumo propio, desde luego se equivoca. "Lo último que le apetece a un chef es volver a casa y tener que cocinar un plato complejo para 12 personas".

"Después de preparar comida durante todo el día para la gente puede ser agotador volver a casa a hacer la cena". Teniendo en cuenta que Natasha cocina hasta siete horas al día, sin duda sabe de lo que habla.

La clave del ahorro

Es bien fácil. "Cuando cocinas para ti mismo y preparas una única comida puedes pensar que no es verdaderamente rentable" señala, "para mí se trata de hacer algo que dure unas cuantas comidas, es decir, poder convertir una comida en una cena o esa cena en un desayuno". Parece que el viejo truco de desayunar pizza congelada no está en desuso. Será mejor hacerle caso. Bon appétit.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios