¿PERDIÓ PESO O NO?

Caminé 10.000 pasos todos los días durante un mes para adelgazar

Ileana Paules-Bronet se propuso este reto para ver si los resultados eran efectivos y su cuerpo cambiaría. ¿Crees que lo consiguió? Atento a su historia

Foto: Foto: Reebok.
Foto: Reebok.

Cuando hace un año esta joven acudió a su chequeo anual con el médico de cabecera, este le preguntó que con cuánta frecuencia hacía ejercicio. Tras responder que "intentaba practicarlo dos o tres veces a la semana", el especialista frunció el ceño.

Al ver que en una de sus muñecas llevaba un reloj que rastrea el deporte que realiza y la frecuencia cardíaca le respondió que "debería estar dando al menos 10.000 pasos diarios". ¿Cuántos hacía realmente? De 6.000 a 7.000. Así que su doctor, de nuevo, se sintió decepcionado. ¿Cuántos das tú? ¿Crees que es suficiente? Quizá deberías hablar con tu médico de cabecera y plantéate de si realmente te estás implicando lo que deberías.

Ileana Paules-Bronet, como se llama la protagonista de esta historia, también se dio cuenta de que practicaba todo el deporte que podía. En la escuela secundaria era una gimnasta realmente competitiva: se pasaba más de cuatro horas en su centro deportivo. En la universidad, dio clases de baile y pilates, además de recorrer el campus a diario. Tras graduarse empezó a trabajar en una oficina de 9:00 a 17:00 y su ejercicio acabó por ser únicamente el camino que hacía del metro a la puerta de casa y a la del trabajo y como mucho un poco más si salía fuera a comer.

Adiós al sedentarismo

Cuando llegó el verano pasado, Illeana se compró un perro pensando que eso la obligaría a caminar mucho más, pero para su disgusto se dio cuenta de que aumentó muy poco la cantidad de pasos, no todos lo que debería dar. Así que se rindió. Siguió usando la app, pero ya no se esforzó por alcanzar esa meta. Poco a poco fue siendo consciente de que sus hábitos eran poco saludables: cada vez andaba menos, hacía casi nada de ejercicio y tomaba mucha comida chatarra.

Tras finalizar este reto, la joven se dio cuenta de que había caminado una distancia de 293 kilómetros. Tú también puedes conseguirlo

Su pensamiento cambió de nuevo y empezó a dar 1.000 pasos más al día. Pensó que una pequeña transformación de hábitos sería como subir un gran escalón. "Mantener un peso saludable, prevenir o controlar diversas afecciones como las enfermedades cardíacas, la presión arterial alta o la diabetes tipo 2, fortalecer los huesos y los músculos o mejorar el estado de ánimo", según la Clínica Mayo, son algunos de los beneficios que tiene dar una caminata a paso ligero.

¿Por qué llegar hasta los 10.000 pasos? Un adulto necesita al menos dos horas y media de actividad aeróbica de intensidad moderada cada semana. La mayoría de los entrenadores recomiendan esta cantidad porque equivale mas o menos a 7 kilómetros por día, incluidos 20 minutos de ejercicio a un nivel normal. A pesar de que este objetivo está bien para la mayoría, cada persona tiene una meta diferente. Habla con tu médico o con un especialista para establecer una expectativa que sea razonable para ti.

¿Cómo fue?

Así, esta joven comenzó su reto e hizo todo lo posible por cumplirlo. Es cierto que no se concentró en su alimentación o en entrenar mucho más, pero no se detuvo. Todo empezó el 28 de julio. Ella y su novio viajaron hasta Italia durante ocho días, así que todo lo que visitaron fue caminando. Durante los 12 primeros días no se esforzó demasiado porque lo logró sin mayor problema, de hecho, la mayoría de los días hacía más de lo estipulado.

Se entusiasmó con su progreso, confiaba mucho más en sí misma y su habilidad por conseguir cualquier cosa. También se sentía más orgullosa por poder alcanzar sus metas y al volver de vacaciones se puso a trabajar. Se dio cuenta de que trabajando en la oficina se volvía dificil conseguir el reto, pero confiaba en poder hacerlo. Pero al llegar la tercera semana, su motivación se desvaneció. Se obligó a conseguir los 10.000 pasos, pero era lucha continua. Todo lo que quería hacer tras llegar a casa era tirarse en el sofá y acariciar a su mascota, no hacer deporte.

Caminar tiene muchos beneficios, como mantener un peso saludable, prevenir diversas afecciones, fortalecer los huesos o mejorar el estado de ánimo

Cuando quiso darse cuenta, solo quedaban 7 días, y eso le puso muy contenta. "Fue bastante desalentador luchar tanto con algo que había sido tan fácil al principio, pero me hizo darme cuenta del impacto que tiene tener un trabajo de oficina", explica a 'Pop Sugar'. Tras finalizar esta prueba vio que había caminado una distancia de 293 kilómetros.

"Solo he querido volver a tener un estilo de vida saludable y aunque no vi ninguno de los beneficios que creía que sentiría, estoy muy contenta de haberlo realizado. Tendré que esforzarme y entrenar mucho más. Si quieres emprender en un viaje hacia una buena salud, debes comenzar con algo así. Los pequeños cambios hacen dar grandes pasos", confiesa

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios