CUANDO SE ES FRÁGIL

Las 5 cosas que nadie te suele contar sobre la osteoporosis

Estamos seguros de que conoces los datos esenciales de esta enfermedad, pero te vamos a contar los mayores mitos y realidades que desconocías

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La osteoporosis es una enfermedad silenciosa y progresiva que, al no generar síntomas ni dolor, puede provocar fracturas constantes y disminuir notablemente la calidad de vida. Se estima que en España hay de 2,5 a tres millones de afectados y según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es una "afección que provoca un aumento de la fragilidad ósea".

Las fracturas que sufren los pacientes con esta afección son particularmente frecuentes en las vértebras, la cadera y el antebrazo. Estas aumentan exponencialmente con la edad y suponen una causa importante de morbilidad y mortalidad en las poblaciones de ancianos. 30 de cada 100 mujeres la sufren después de la menopausia y causa más de 1,3 millones de lesiones en el mundo. La mayoría de ellas requieren una delicada y costosa operación quirúrgica que no asegura la perfecta recuperación del enfermo.

Se detecta a través de una densitometría que mide la masa ósea y permite realizar un diagnóstico precoz de la enfermedad. Para prevenirla es necesario un cambio de hábitos bajo la supervisión de un especialista. Lo mejor que puedes hacer es tomar una dieta rica en calcio (lácteos, pescados azules y frutos secos), ser prevacido y mantener una postura correcta y realizar toda la actividad física que puedas, evitando el sedentarismo.

No solo afecta a mujeres

Es más frecuente en ellas, pero también se presenta, con más problemas incluso, en varones. En su caso, las complicaciones son las mismas que en la mujer, pero mantienen una peor evolución. Las fracturas osteoporóticas en ellos presentan un mayor índice de mortalidad, y además tienen peor seguimiento de los tratamientos farmacológicos.

El deporte es beneficioso para los huesos siempre, aunque haya enfermedad. Pero hay que adaptarlo a las posibilidades de cada uno

Lo que es cierto es que afecta especialmente a las féminas en la menopausia, al bajar el estradiol (hormona que disminuye con la menopausia), con lo que se activa la célula que destruye el hueso, el oteoclasto. Por eso, en esta etapa deben aumentar las medidas de protección frente a esta pérdida ósea e incrementar el calcio en la ingesta, así como el nivel de ejercicio.

Medicamentos

Existe una clase de fármacos, llamados bifosfonatos, destinados a tratar la baja densidad ósea. Estos previenen la pérdida de hueso al inactivar el osteoclasto, un tipo de célula ósea que reabsorbe el tejido, o impidiendo su formación. Otros medicamentos también promueven el crecimiento, es decir, producen hueso nuevo. "Pero la mayoría de ellos solo son seguros en un periodo de tiempo de tres años", asegura Joseph Lane, profesor de cirugía ortopédica, a 'Prevention'.

"Más allá de ese punto, el esqueleto se altera y pueden ocurrir muchos eventos adversos como fracturas femorales, osteonecrosis de la mandíbula, debilitamiento general y finalmente el fin del hueso. Los pacientes que hayan estado tomando estos fármacos deben hacerse revisiones después de tres/cuatro años y tomar una nueva decisión sobre si se deben continuar, detener o cambiar el tratamiento", añade.

Nuevo fármaco

La Administración de Medicamentos y Alimentos de EEUU (FDA, por sus siglas en inglés) acaba de aprobar Evenity (romosozumab-aqqg) para tratar la osteoporosis en mujeres posmenopáusicas con alto riesgo de fractura de un hueso. Se trata de pacientes con antecedentes de fracturas osteoporóticas o múltiples factores de riesgo de fracturas, o aquellas que han fracasado o son intolerantes a otras terapias para la osteoporosis.

Es una enfermedad silenciosa y progresiva que, al no generar síntomas ni dolor, puede provocar fracturas constantes y disminuir la calidad de vida

"La aprobación brinda a las mujeres con osteoporosis posmenopáusica que corren un alto riesgo de fractura un nuevo tratamiento que reducirá la probabilidad de rotura", señala Hylton V. Joffe, director del Centro para la Evaluación e Investigación de Fármacos de la División de hueso, productos reproductivos y urológicos, en un comunicado que publica la 'CNN'. Aunque apunta que "es importante seleccionar cuidadosamente a los pacientes para esta terapia, lo que incluye evitar el uso en enfermos que han sufrido un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular durante el año anterior".

Deporte

Muchos te dicen que es perjudicial para la salud ósea, pero es un mito. Es beneficioso para los huesos siempre y en todas las situaciones, aunque haya enfermedad. Lo que hay que hacer es adaptarlo a las posibilidades de cada uno. "Aumenta la potencia muscular, disminuyendo así la probabilidad de caerse, y mejora el equilibrio y la estabilidad, haciendo menos frecuentes las caídas", asegura Lane.

Cuidado con el tabaco y el acohol

Se sabe que el tabaco es muy malo para los huesos. Toda enfermedad ósea evoluciona peor con esta droga. Pero, además, junto con el alcohol, es un factor de riesgo de fractura osteoporótica y, por supuesto, puede aumentar la incidencia de caídas.

Para tener unos huesos fuertes y sanos, aparte del calcio, cabe destacar la importancia de la vitamina D para que se absorba en el intestino. Los niveles aceptados internacionalmente se sitúan por encima de 30ng/ml, aunque la deficiencia leve no es preocupante si no hay patología que pueda agravar la situación. Se trata de una 'hormona' que se adquiere por el sol y por la dieta.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios