se permite licencias alimenticias a diario

Así adelgazó esta mamá en un mes todos los kilos del embarazo con la dieta 80:20

No se priva de ningún alimento, aunque reconoce que se trata de una combinación de factores en los que su genética y su metabolismo tienen mucho que decir

Foto: El cambio en el cuerpo de Nicole le permitió perder los 13 kilos que había cogido durante su embarazo (Foto: Instagram)
El cambio en el cuerpo de Nicole le permitió perder los 13 kilos que había cogido durante su embarazo (Foto: Instagram)

Cuando una madre da a luz toda su energía se centra en su pequeño. Vive por y para él las 24 horas del día y el bienestar del bebé es el único fin que persigue la mamá. Eso provoca que, en la mayoría de los casos, las mujeres no puedan cuidarse como les gustaría y sus cuerpos tardan en volver al estado en el que estaban previamente al parto.

Sin embargo, hay casos que sorprenden. Es el de Nicole Knight, una australiana de 25 años que apenas un mes después de dar a luz a su segundo hijo había recuperado toda su figura, abandonando los kilos que ganó durante el embarazo y luciendo un cuerpo escultural que ha levantado la admiración de los más de veinte mil seguidores que acumula en su cuenta de Instagram.

¿Y cómo lo ha hecho Nicole? Pues tal y como ha contado a News, se trata de una combinación de varios factores: un claro factor genético, un metabolismo que actúa muy rápido, una gran afición por el ejercicio que le lleva a practicar deporte a diario y su dieta, en la que no faltan alimentos de ningún tipo y que ella misma denomina dieta 80:20.

Un estilo de vida sano

Nicole reconoce que ha sido deportista durante toda su vida: "Mientras crecía, siempre practicaba deportes y jugaba a varios deportes; ahora he continuado con ese hobby en mi vida”. Tiene toda la lógica, ya que a esta australiana le gusta “llevar un estilo de vida activo y saludable", y eso implica caminar, jugar con sus hijos, andar en bici o pasear por la playa.

Pero además de practicar ejercicio, Nicole está convencida de que parte de su éxito radica en su dieta. La ha llamado 80:20 y, como ella misma explica, consiste en "seguir un plan nutritivo en el que el 80 por ciento de los alimentos son saludables, mientras el 20 por ciento restante son alimentos ‘traviesos’". Es decir, que se permite licencias alimenticias con cierta asiduidad.

Para esta mujer de 25 años, es muy importante no excluir de su vida los alimentos que le hacen disfrutar: no lo hacía antes de quedarse embarazada y tampoco lo hizo cuando se quedó encinta ni después de tener al bebé: “Es importante estar en forma y saludable antes del embarazo, durante el embarazo y después del parto”.

En la dieta 80:20, el 80 por ciento de los alimentos son saludables, mientras el 20 por ciento restante son los llamados ‘traviesos’

Nicole asegura que el hecho de que su cuerpo responda con rapidez para adelgazar y perder los kilos que le sobraban responde al hecho de que “siempre he vivido un estilo de vida activo y saludable”. Con su primer hijo, Zephi, ganó 13 kilos y tres semanas después del parto aún pesaba 7 kilos más que antes de quedarse embarazada. Pero con su segundo retoño, todo iba a suceder más rápido.

Una dieta a medida

Para conseguirlo, Nicole llevó a cabo esa dieta 80:20, que se puede explicar a grandes rasgos en estas comidas: un batido detox por las mañanas, un sándwich de atún y aguacate con un poco de arroz a media mañana y una pasta a la boloñesa para comer. Con semejante cantidad de comida es evidente que no pasa hambre en ningún momento del día.

Nicole, en la playa, junto a sus dos hijos (Foto: Instagram)
Nicole, en la playa, junto a sus dos hijos (Foto: Instagram)

Por las tardes, suele picar entre horas algo de fruta o verduras y frutos secos para llegar hasta la cena donde es normal verla comer algo de pescado como el salmón, acompañado de verduras salteadas, aunque tampoco es extraño que cene lasaña si no ha comido pasta. Y de postre, frutas y uno de sus productos favoritos, el chocolate, ya sea en forma de helado o calentito antes de dormir.

Nicole reconoce que "honestamente, si estoy manteniendo el peso y no necesito adelgazar, sigo una dieta muy flexible y como chocolate o un pastel si quiero". Lo que hace es ser coherente: si quiere chocolate, no se come toda la tableta; si tiene antojo de una hamburguesa, no va a un lugar de comida rápida, sino que ella misma hace recetas sanas en su cocina. Así consigue seguir su dieta 80:20.

Lo importante, para Nicole Knight, es “no ser demasiado estricto contigo mismo y poder comer alimentos que te hagan disfrutar. Pero, al mismo tiempo, es importante ser consciente de lo que introduces en tu cuerpo”. Con esa decisión, esta madre de dos hijos perdió en pocas semanas los 13 kilos que había cogido, siguiendo los consejos de la mayoría de los especialistas, que no recomiendan hacer dietas bajas en calorías o grasas durante el embarazo ni justo después de dar a luz, ya que tanto el organismo como el bebé los necesita.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios