Las cosas que haces todos los días y que asustan a tu cardiólogo
  1. Alma, Corazón, Vida
igual tienes que replantearte tu vida

Las cosas que haces todos los días y que asustan a tu cardiólogo

Lee un poco y te sorprenderás. No todo es hacer deporte y dejar de fumar, a veces nuestro cuerpo nos da señales de que no está funcionando bien

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Si estás leyendo esto es porque sabes que, probablemente, algo mal haces. Es normal, por otro lado, la autopista al infierno siempre fue más divertida que la vida corriente, comer ensalada y acostarse a las 10 de la noche. Pero también es verdad que corazón solo tenemos uno, y que aunque es uno de los órganos más potentes de nuestro cuerpo no está mal mimarlo de vez en cuando por si las moscas.

Cuando las cosas marchan bien -es decir, cuando comes una dieta adecuada, haces ejercicio y tienes cierta moderación con, por ejemplo, el alcohol- el corazón es una máquina muy eficiente. Pero si decides que esa clase de vida no es para ti y caes en malos hábitos quizá vaya siendo hora de replanteártelos. Aquí te dejamos algunas muestras de lo que estás haciendo mal, y como todos sabemos de sobra que fumar o beber son perjudiciales para la salud, vamos a plantearte otras acciones que sin duda harían tirarse de los pelos a tu cardiólogo.

No seas sedentario

Cuando los primeros humanos pisaron la tierra eran nómadas. Con esto no te estamos diciendo que metas todas tus pertenencias en un hatillo y te vayas andando hasta Sebastopol, pero igual puedes encontrar un término medio entre eso y pasar el fin de semana viendo de un tirón las 20 temporadas de 'Hospital Central', en un arranque nostálgico. Los largos periodos de inactividad están muy relacionados con los riesgos de padecer diabetes, cáncer o un ataque cardíaco, así que haz un esfuerzo.

Y con media hora no se reduce el riesgo, así que intenta pasar al menos una hora al aire libre, moviéndote un poco.

No ignores la salud de tus encías

¿Tienes gengivitis? ¿Sangras al pasarte el cepillo de dientes? No muchas personas se dan cuenta de que la salud de las encías está estrechamente relacionada con el corazón. La inflamación es una parte clave tanto de las enfermedades de las encías como de las cardiopatías, así que si puedes, agrega el uso del hilo dental a tu lista diaria para el control de la salud de tu corazón.

Hazte revisiones periódicas

Que sí, que todos moriremos tarde o temprano, es un hecho, pero si puedes llegar a la vejez y fallecer tranquilamente en tu cama, rodeado de tus seres queridos, mejor, ¿no? Después de los 20 años lo ideal es acudir al médico para hacerte revisiones periódicas una vez cada dos años. Cuando te acerques a la mediana edad deberías ir al menos una vez al año. Tampoco viene mal controlar la presión arterial (sin importar qué edad tengas) y el colesterol, una vez llegados a los 40.

'Sweet dreams are made of this'

Dormir es importante, lo sabemos todos. Y a veces tienes suerte y eres de los que no quiere salir nunca de las sábanas. Otras personas duermen peor y tienen problemas de insomnio, por lo que hay que intentar conseguir una higiene adecuada del sueño. Lo ideal es dormir de 7 a 9 horas, pues dormir poco está altamente relacionado con las subidas de la presión arterial y los problemas cardiacos. Nos toca dejar el estrés fuera de la cama y empezar a contar ovejas.

Se ha demostrado que hacer pesas también reduce la presión arterial y aumenta el flujo de sangre a las extremidades

Por supuesto, para llevar unos hábitos de vida realmente saludables, además de hacer ejercicio, la alimentación es esencial. Y ya que estamos, deberías abandonar el azúcar de tu dieta. Pensarás: "lo más divertido está prohibido", pero es que nadie dijo que el camino fuera fácil.

Comer alimentos con azúcar añadido está relacionado con un mayor riesgo de enfermedades cardíacas. La obesidad es uno de los grandes problemas del siglo XXI, sin ir más lejos es una epidemia que en Estados Unidos afecta al 40 por ciento de la población.

Revisa tus ronquidos

Roncar no solo es molesto para tu pareja, también es peligroso para tu salud. En ocasiones puede ser un signo de apnea del sueño, que (sorpresa) aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y presión arterial alta, así que como decíamos arriba, no dudes en hacerte un chequeo para no acabar durmiendo en el sofá.

Y por último... los síntomas

No los ignores. Si algo de esto te es familiar (o experimentas fatiga, piernas cansadas, migrañas...) no dudes en acudir a un doctor. Ya lo dicen, mejor prevenir que curar.

Médicos Dietas
El redactor recomienda