ayuno intermitente

Sin contar calorías y sin restringir alimentos: la nueva dieta 16:8

Este nuevo régimen promete una pérdida de peso después de solo 12 semanas y sin hacer un excesivo esfuerzo

Foto:

El verano ya se te ha echado encima, seamos realistas. Ya no hay 'operación bikini' que valga: vas a tener que lucir esos michelines en la playa. No obstante, nunca es tarde para empezar a cuidarte. Para ello tienes la dieta 16:8, que aumenta la pérdida de peso después de solo 12 semanas. Así lo asegura una investigación de la Universidad de Illinois, Chicago, publicada en 'Science Daily'.

Este régimen consiste en comer lo que se quiera durante las ocho horas que hay entre las 10:00 y las 18:00, y ayunar durante las 16 horas restantes del día. Esto hace que perdamos alrededor del 3% del peso corporal en tres meses.

Puede ser que la dieta 16:8 te recuerde a la 5:2, pero no tienen nada que ver, ya que la última permite a sus seguidores comer de manera normal durante cinco días a la semana y consumir solo el 25% de su ingesta calórica típica (500 para las mujeres, 600 para los hombres) durante los dos días restantes.

Este régimen consiste en comer lo que se quiera durante las ocho horas que hay entre las 10:00 y las 18:00, y ayunar durante las 16 horas restantes

Aunque el recuento de calorías no pertenece a este nuevo régimen, consumir menos alimentos hace que las personas ingieran alrededor de 300 calorías menos por día, lo que conduce, irremediablemente, a la pérdida de peso.

La autora del estudio, la profesora Krista Varady, asegura que la moraleja de esta dieta es que perder peso es posible sin contar calorías y/o sin restringir ciertos alimentos. "La dieta 16: 8 puede ser más fácil de mantener para las personas'.

Cómo se llevó a cabo la investigación

Los investigadores analizaron 23 personas obesas con una edad promedio de 45 años. Entre las 10:00 y las 18:00 los participantes podían comer lo que quisieran, sin embargo, durante el resto del día solo podían beber agua o bebidas sin calorías, como refrescos cero, té negro o café. Los participantes registraron lo que comieron en un diario durante más de 12 semanas.

Sus resultados de pérdida de peso y presión sanguínea fueron comparados con aquellos que siguieron una dieta de ayuno diferente.

"La dieta 16: 8 es otra herramienta para bajar de peso. Los resultados de este estudio son similares a los resultados que hemos visto en otras investigaciones sobre el ayuno de días alternos. No obstante, los beneficios de la dieta 16: 8 es que puede ser más fácil de mantener", asegura Varady. "Cuando se trata de la perder peso, la gente necesita encontrar lo que funciona para ellos porque puede mejorar la salud", añade.

Beneficios del ayuno

Un ayuno intermitente realizado de forma controlada y bajo supervisión de un experto ofrece beneficios para la salud. Así lo demuestran los países donde los ayunos se prescriben como tratamiento terapéutico para ciertas enfermedades, como Elisabeth Bley, experta en nutrición y dietética humana, quien explica por qué es recomendable realizar restricciones alimenticias y en qué beneficia a la salud:

1) Reduce el riesgo de patología cardiovascular.

Los estudios llevados a cabo con 4.500 pacientes en el Instituto Médico del Corazón del Centro Médico Intermountain de Utah, USA, así lo demuestran. La reducción media de disminución de riesgo cardiovascular fue del 39% frente a las personas que no realizaron un ayuno.

Con el ayuno intermitente los depósitos grasos del organismo se movilizan para ser utilizados en el metabolismo energético

2) Disminuye los niveles de colesterol

Cuando se está realizando un ayuno, el organismo necesita compensar con algún mecanismo la falta de glucosa. Los niveles de colesterol se elevan, tanto el colesterol HDL como el colesterol LDL, y este colesterol pasa a utilizarse como sustrato energético. Así, se disminuyen los niveles de colesterol plasmático.

3) Ayuda a disminuir la hipertensión arterial

El ayuno reduce tanto la presión sistólica como la diastólica en personas con leve hipertensión. Pero se debe tener en cuenta que la hipertensión esencial se da en muchos casos en pacientes con arterioesclerosis. En este caso, se deberán utilizar estrategias para tratar esta patología.

4) Tiene efectos antiinflamatorios

Durante el periodo de ayuno se genera un metabolito, el beta-hidroxibutirato (BHB), que ejerce un efecto inhibidor sobre una de las proteínas causantes de la respuesta inflamatoria, presente en muchas patologías inflamatorias.

5) Aumenta la regeneración celular

Debido al incremento en la producción de la hormona de crecimiento humana.

6) Adelgaza

Los depósitos grasos del organismo se movilizan para ser utilizados en el metabolismo energético. Además, normaliza los niveles de grelina, la llamada hormona del hambre, que se segrega en el sistema digestivo para controlar nuestro apetito.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios