y ayuno intermitente

El método con el que esta mujer perdió 47 kg: dieta alta en grasas

Durante años, Nissa Graun había ido de dieta en dieta sin encontrar ninguna que le funcionase de verdad, hasta que dio con el régimen definitivo

Foto: Imagen de archivo. (iStock)
Imagen de archivo. (iStock)

Si estás tratando de adelgazar o has comenzado una dieta pero vas un poco a ciegas, igual te viene bien fijarte en aquellos que ya lo han conseguido. Una de estas personas es Nissa Graun. Tras probar su primer régimen a los 12 años, esta madre de Arizona se ha pasado toda la vida con efecto yo-yo, ganando y perdiendo entre 9 y 22 kilos, una y otra vez.

"Eso fue hace un tiempo, cuando las dietas consistían en contar tus gramos de grasa, asegurarte de que comías muy poca grasa y muchos alimentos procesados", comenta Graun, de 38 años, a la revista 'People'.

Graun pesaba alrededor de 81 kilos. Pero luego se quedó embarazada de su primer hijo en 2014, y ganó 30 kilos más

Además de comer de forma poco adecuada, se mataba en el gym. "Durante años consumí muy pocas calorías mientras entrenaba de seis a siete días a la semana, probablemente dos horas al día", dice. "Así que llegaba un punto en el que, después de restringir tanto, me hinchaba a comida basura", relata.

Entonces, Graun pesaba alrededor de 81 kilos. Pero luego se quedó embarazada de su primer hijo en 2014, y ganó 30 kilos más, desarrolando además diabetes gestacional.

Nissa Graun, antes y ahora
Nissa Graun, antes y ahora

"Me dijeron que si no conseguía controlar mi dieta, podría tener diabetes crónica", dice. "Así que durante los seis meses posteriores a mi embarazo, traté desesperadamente de perder peso con todo lo que había probado antes, contar calorías, hacer ejercicio, pero nada de eso realmente me ayudó".

Dieta alta en grasas

Al ver que nada le funcionaba, Graun se fijó en un plan que era lo opuesto a lo que estaba haciendo, uno que se centraba en una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos.

"Eso realmente me funcionó: eliminar una gran cantidad de carbohidratos procesados ​​y agregar grasas saludables como el aceite de coco o la mantequilla", dice.

Ella también comenzó a hacer ayuno intermitente, y no comía durante 14 horas al día. "No comía después de la cena, y luego me despertaba, hacía ejercicio en ayunas y luego no desayunaba hasta las ocho o las nueve en punto... Realmente me ayudó a equilibrar mis niveles de azúcar en la sangre, y ya no me consideraban diabética".

Actualmente, y tras tener a su segundo hijo, ayuna 16 horas al día, y ha adelgazdo en total 47,6 kilos desde que empezó con su nuevo régimen

Con esta nueva rutina, adelgazó 40 kilos, después de su embarazo, y cuando volvió a quedarse embarazada dos años más tarde, ya no tuvo diabetes gestacional.

Actualmente, y tras tener a su segundo hijo, ayuna 16 horas al día, y ha adelgazdo en total 47,6 kilos desde que empezó. "Esta es la primera vez que realmente he ingerido comida de verdad", dice ella.

Y Graun, quien pasa la mayor parte del año en pantalones cortos, camisetas y bañador debido al calor de Arizona, ahora se siente bien en su cuerpo. "De temporada en temporada, solía guardar toda mi ropa más grande porque siempre pensé que los necesitaría", dice. "Ahora se siente bien poder mantener el mismo peso año tras año".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios