LA DIETA QUE TE MANTENDRÁ ALEJADO DEL HOSPITAL

La dieta contra la inflamación, la causa de muchas enfermedades

Aunque la inflamación puede aparecer por muchas razones, los expertos coinciden en afirmar que la alimentación juega un papel fundamental en su desarrollo

Foto: Cocinar más y evitar los productos procesados es clave para reducir la inflamación. (iStock)
Cocinar más y evitar los productos procesados es clave para reducir la inflamación. (iStock)

¿Qué tienen en común las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, la artrititis reumatoide y algunos tipos de cáncer? Desde luego, que tenerlas no es una buena noticia, pero también que comparten uno de sus principales desencadenantes: la inflamación.

La inflamación es una de las respuestas más habituales de nuestro cuerpo ante una amenaza cuyo origen desconoce: se altera la circulación de la sangre de la zona afectada con el fin de aislar y destruir al agente atacante y reparar el daño que ha causado. El problema es que en muchos casos este atacante es imaginario o la respuesta desproporcionada, lo que provoca algunas de las enfermedades más comunes, como la artritis, la tuberculosis, la hepatitis y el resto de patologías que llevan el sufijo –itis, que pueden llevarnos a padecer otros problemas más graves.

Aunque la inflamación puede aparecer por muchas razones, los expertos coinciden en afirmar que la dieta juega un papel fundamental en su proliferación. El problema, como siempre, es que no basta con añadir un determinado alimento a tus comidas para dejar de sufrirla: los cambios tienen que efectuarse en el conjunto de nuestro régimen.

“Si sigues una dieta sana que esté repleta de productos frescos, sobre todo vegetales, frutos secos y cereales integrales, realmente ayudaras a que se reduzca la inflamación en todo tu cuerpo”, explica el nutricionista Kristin Kirkpatrick en Live Science. La reducción de la inflamación que se logra a través de la dieta puede ser significativa, pero sólo si basamos ésta en determinados alimentos y rechazamos el consumo de otros. Esto es lo que debes comer y lo que no:

Alimentos que reducen la inflamación

1. Linaza

(iStock)
(iStock)

Las semillas del lino son un clásico de los herbolarios, pero muy poca gente está acostumbrado a consumirlas, pese a sus interesantes propiedades: tienen una gran cantidad de fibra dietética, ácidos grasos poliinsaturados y fitoquímicos como los lignanos. Según un experimento publicado este año en la revista Nutritional Journal, los hombres que consumieron linaza durante 42 días expermentaron un descenso significativo de la inflamación en comparación con aquellos que no la tomaron.

2. Jengibre

Las propiedades medicinales del jengibre para tratar afecciones gastrointestinales y respiratorias son bien conocidas desde la Antigüedad, pero un estudio publicado en 2011 en la revista Cancer Prevention Research puso de manifiesto que también reduce de forma importante la inflamación, al menos en el colon, la zona en la que se realizó el estudio.

3. Curcumina

(iStock)
(iStock)

La curcumina es un colorante natural presente en la raíz de la cúrcuma, responsable del color amarillo característico del curry. El principio activo de la cúrcuma es el polifenol curcumina, y parece que es este compuesto el que, según un estudio publicado en 2011 en el Journal of Biological Chemistry, podría ayudar a suprimir los mecanismos biológicos que provocan inflamación en los tendones.

4. Frutas y verduras

(IStock)
(IStock)

En general, una alimentación donde las frutas y verduras tengan una presencia importante ayuda a rebajar la inflamación, pues éstas son ricas en licopeno y otros carotenoides que ayudan a mitigarla. En concreto, el tomate y las guayabas son ricas en licopeno y los pimientos, las zanahorias y las espinacas ricas en carotenoides.

Alimentos que provocan inflamación

(Corbis)
(Corbis)

Por desgracia , para mitigar la inflamación no basta con añadir algunos alimentos a nuestra dieta, es si cabe más importante reducir la presencia de otros. Según explica en Live Science la cardióloga Monica Aggareal, “hay muchos estudios que sugieren que comemos demasiados alimentos que causan inflamación”. ¿Y cuáles son éstos? La carne, los huevos, los lácteos y, sobre todo, las comidas procesadas ricas en conservantes. 

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios