DERRIBANDO MITOS

La dieta para perder tres kilos en diez días. Y es alta en grasas

Los últimos estudios han revertido la tendencia y reemplazado la grasa por el azúcar y los hidratos de carbono como los enemigos públicos número uno de la dieta saludable

Foto: Los resultados son visibles en una semana. (iStock)
Los resultados son visibles en una semana. (iStock)

Las grasas vuelven a estar en boga. De la noche a la mañana, se ha derrumbado el consenso, casi el sentido común, que nos decía que debíamos evitarlas a toda costa. Eran, cuando menos, la cabeza de turco de la industria alimentaria. Los supermercados se llenaron de productos libres de grasa y nosotros, para no engordar ni poner en peligro nuestra salud, seguimos las recomendaciones sin rechistar. Hoy, en cambio, la narración es bien distinta. Los últimos estudios (como el del 'National Obesity Forum' o el de 'The Lancet') han revertido la tendencia y reemplazado la grasa por el azúcar y los hidratos de carbono como los enemigos públicos número uno de la dieta saludable.

Come grasa para estar delgado, no la temas. La grasa es tu amiga”, con este eslogan algo paternalista el National Obesity Forum aconsejaba a los británicos perder el miedo a la denostada sustancia. Tal es el cambio de parecer de la comunidad científica que la periodista de 'The Independent' Rachel Hosie decidió probar la dieta que Zana Morris describe en su libro 'The High Fat Diet', una de que más llevan esta idea al extremo. En total, 10 días siguiendo a rajatabla un régimen bajo en carbohidratos, con una cantidad media de proteínas y alta en grasas. “Ingiero más calorías que antes y supuestamente lo hago para perder peso. Suena demasiado bueno para ser verdad”, señalaba al principio de su aventura. Su opinión, como veremos, cambió sustancialmente de principio a fin.

Las pautas fundamentales

  • Qué podía comer: crema de queso, mantequilla, aguacates, crema de coco, todas las carnes y pescados, las verduras verdes, aceite de nuez, pesto, huevos y algunos quesos; la mayoría considerados alimentos ricos en grasas insaturadas, las llamadas grasas buenas.

Las llamadas grasas buenas son fundamentales en cualquier dieta. (iStock)
Las llamadas grasas buenas son fundamentales en cualquier dieta. (iStock)

  • Qué no podía comer: azúcar ni edulcorante, leche ni yogur, fruta, pan, pasteles, patatas, pasta arroz, verduras (excepto las blancas o de color verde), alcohol o salsas (excepto pesto y guacamole). Nada de picar entre horas.
  • Las cantidades: hasta 40 gramos de proteínas y 70 de grasas en el desayuno; 120 gramos de proteínas, 70 de verduras y 85 (mínimo) de grasas en la comida; y para la cena 240 de proteínas, 75 de verduras y 85 (mínimo) de grasas.

No es una dieta para pasar hambre. De hecho, muchos de los que siguen el régimen terminan comiendo solo dos veces al día

  • Cómo funciona: al reducir al mínimo los carbohidratos, al cuerpo no le queda otra que quemar las grasas para conseguir energía. Asimismo, la grasa también es muy saciante. Cuando la mayoría de la gente se embarca en un régimen estricto, terminan anhelando el dulce y picando entre horas. Pero este no es el caso. “No es una dieta para pasar hambre”, sostiene Morris. De hecho, asegura que muchos que siguen el régimen terminan comiendo solo dos veces al día.

  • ¿Hay que hacer ejercicio? Sí. La pérdida de peso a través de un régimen suele venir acompañado de la pérdida de músculo, y para prevenirlo hay que ir al gimnasio. En concreto, viene bien el entrenamiento de fuerza, desde las pesas hasta el famoso método HIT de alta intensidad. Hosie se ejercitaba de cinco a seis días por semana, pero no más de 20 minutos por sesión: “Si un día entrenaba piernas, al siguiente sería el pecho y la espalda, y después los hombros y brazos. Nunca repetía dos días seguidos”.

Haz ejercicio para no perder músculo. (iStock)
Haz ejercicio para no perder músculo. (iStock)

  • Los resultados: más o menos a los nueve días de comenzar la dieta sus amigos ya la veían más delgada, ella se notaba la cara menos hinchada y sentía los pantalones más sueltos.“Cualquier experto en fitness te diría que no midas tus progresos en la escala, pues tendemos, como sociedad, a obsesionarnos demasiado con el número. Eso no quita que me encantó perder tres kilos en diez días. Y, lo más importante: mi porcentaje de grasa corporal se redujo un 4%".

El National Obesity Forum aconseja comer más grasa para adelgazar: "No la temas. Es tu amiga"

  • Conclusión: quizá no sea lo más saludable seguir una dieta como la de Morris, pero sí ayuda a desmitificar muchos supuestos sobre la alimentación. Las grasas son necesarias y debemos incluirlas en nuestros platos todos los días. Aunque sean más calóricas, también cumplen su papel en el organismo, ya que hay ácidos grasos que solo se pueden obtener mediante la alimentación y son imprescindibles para el correcto funcionamiento del cerebro, las hormonas y el metabolismo. Por otra parte, afecta a la producción de serotonina, favoreciendo la eliminación del estrés y la ansiedad. Y también son unas fieles aliadas en el control del apetito, esencial cuando se quiere adelgazar.
Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios