Es noticia
Menú
Las maneras de perder mucho peso cuando tienes cero motivación
  1. Alma, Corazón, Vida
'you can'

Las maneras de perder mucho peso cuando tienes cero motivación

A todos nos ha pasado que nos hemos propuesto adelgazar, pero luego nos ha faltado voluntad para cumplir nuestro propósito. Ahora es posible lograrlo, incluso sin ganas

Foto: No tener ganas de nada. (iStock)
No tener ganas de nada. (iStock)

Cuántas veces hemos nos hemos propuesto en Año Nuevo perder peso, apuntarnos al gimnasio, cambiar nuestra rutina y mejorar nuestra salud. Muchas. Pero pasan los días y lo vamos dejando para el siguiente y así sucesivamente. El lunes ponemos una excusa, el martes hemos hecho planes, el miércoles estamos muy cansados y al final nunca no podemos. Tenemos claro que debemos quitarnos esos kilos de más pero el objetivo está tan lejos que conseguirlo se nos hace cuesta arriba y la motivación es nula.

Según varios expertos en 'Men's Health', "no hay que tener miedo". Alcanzar las metas de adelgazamiento es posible aunque estemos careciendo de motivación para empezar. Aquí está una guía paso a paso para conseguirlo.

Foto: Deja tu comida preparada para el día siguiente. (iStock)

Por qué quieres perder peso

"Algunas personas a veces se sienten desmotivadas porque no saben para qué están haciendo estos cambios", dice Edwina Clark, directora de nutrición y bienestar de 'Yummly'. La razón por la que estás perdiendo peso debe ser lo más específica y clara que sea posible. Hacerlo no solo significará saber para qué estás haciendo esta misión realizando el principio, sino que te ayudará a superar y reorientarte en cualquier mal momento que experimentes a lo largo del camino.

Fallar es inevitable, pero perder una batalla no significa perder la guerra. Utiliza la derrota como aprendizaje

Define tus obstaculos

"La falta de motivación puede ser un síntoma de otros factores como la fatiga, altos niveles de estrés o sentirse abrumado", asegura Clark. Debes explorar por qué te sientes desmotivado y crear estrategias para ayudarte a luchar. Por ejemplo, puedes usar lo que te está reteniendo para definir los parámetros de tus objetivos. Si tienes miedo a fallar y fracasar, comienza con pequeños cambios de cinco minutos como un hacerte un batido sano o meditación. En el momento que hables de ello tras hacerlo varias veces, habrá aumentado tu confianza en el proceso y podrás eliminarlo de tu lista de tareas pendientes.

Ponte un horario de comidas

Crear un plan de entrenamiento puede ser abrumador especialmente si no tenemos ni idea de dónde o cómo empezar. Mejor comenzar con un horario de alimentación. El seguimiento de comidas te hará sentir que tienes el control de tus hábitos alimenticios, y a su vez, motivado a hacer pequeños cambios en tu dieta actual. "Que hagas pequeñas modificaciones en tus comportamientos actuales, en lugar de empezar una dieta totalmente nueva desde el principio, es más fácil y sostenible", comenta la dietista Nancy Snyder de San Diego. Con el tiempo tendrás la prueba de todos estos pequeños avances, y ayudará a tu motivación a largo plazo. "Solo hay que asegurarse de que el proceso lo vas a empezar teniendo una mentalidad positiva para establecer objetivos y no pensando en este comportamiento es "bueno" o "malo", ya que hará que pierdas el interés y la visión del panorama general", dice Snyder.

Establece metas

Estos objetivos que debes marcarte no tienen que estar relacionados con el peso. "Si te centras solamente en los números, acabarás frustrándote si te estancas o si no pierdes lo que esperabas o deseas", explica Adrienne Youdim, directora del centro para la pérdida de peso y nutrición de Beverly Hills. En su lugar, establece metas más pequeñas, como cambiar tu refresco por agua, dar un paseo después de cenar, o cambiar las patatas fritas por verduras salteadas en el acompañamiento de tus comidas. Para que no te agobies, céntrate en solo una y cuando hayas cogido el hábito, suma otra. "Tratar de revisar todo nuestro estilo de vida a la vez es muy difícil y al final nos conduce a la decepción. Realizar los objetivos de uno en uno construye nuestra confianza y eficacia", asevera Clark.

Edwina Clark asegura categóricamente que "la pérdida de peso es un largo viaje sin destino"

"Una vez que que hayas decidido cuál va a ser el primer objetivo, hay que asegurarse de hacer todo lo que necesites para lograrlo", dice Susan Bowerman, directora de nutrición de 'Herbalife'. Si tu meta principal es preparar un almuerzo saludable tres veces a la semana, debes elegir tres recetas, lista de ingredientes que necesitas, elegir los recipientes adecuados y sacar tiempo para tenerlo preparado. Tenerlo todo a mano asegurará que lo cumplas y sigas adelante y crees una rutina.

Registra tu progreso

Se necesita bastante para reemplazar un mal hábito por uno bueno, por lo que "sigue practicando hasta que tu nuevo hábito sea natural, cómodo y una costumbre más", dice Bowerman. Después, mantén un registro como prueba de que estás cumpliendo tus objetivos. "No importa lo insignificante que parezca. Una vez tuve un paciente cuyo único objetivo era cambiar de leche entera a semi, pero conseguirlo le animó a seguir buscando nuevas metas", comenta la doctora.

No te deprimas

No dejes que los contratiempos puedan contigo. Fallar es inevitable, pero perder una batalla no significa perder la guerra, utiliza la derrota como aprendizaje. "Muchos de los cambios que estás tratando de realizar han estado contigo durante mucho tiempo. Trata de averiguar que ha pasado y cómo evitar que suceda de nuevo", comenta Bowerman. Todo es cuestión de equilibrio. Por ejemplo, si has ido a una fiesta de cumpleaños y te has comido dos porciones de tarta, procura tener al día siguiente una ración extra de verduras.

Sé flexible

El hecho de que hayas establecido una meta no significa que sea inamovible. Ten un poco de manga ancha con el objetivo elegido y cómo alcanzarlo, si te agobias más de lo que pensabas en un principio, divídelo en partes más pequeñas. No significa que hayas fracasado, solo que lo estás ajustando a tu medida. Es mejor avanzar a un ritmo lento e ir hacia delante que quedarte estancado y abandonar. "Siempre explico a la gente que la pérdida de peso es un largo viaje sin destino. Si te centras más en el comportamiento y menos en la báscula, el peso se hará cargo de sí mismo y ni te darás cuenta", conluye Bowerman.

Cuántas veces hemos nos hemos propuesto en Año Nuevo perder peso, apuntarnos al gimnasio, cambiar nuestra rutina y mejorar nuestra salud. Muchas. Pero pasan los días y lo vamos dejando para el siguiente y así sucesivamente. El lunes ponemos una excusa, el martes hemos hecho planes, el miércoles estamos muy cansados y al final nunca no podemos. Tenemos claro que debemos quitarnos esos kilos de más pero el objetivo está tan lejos que conseguirlo se nos hace cuesta arriba y la motivación es nula.

Adelgazar Trucos adelgazar Perder peso Ejercicio físico Dietas Estrés
El redactor recomienda