mitin central de campaña de primarias en valencia

De feudo amigo a territorio comanche: Díaz rasca sus últimos votos en casa de Ximo Puig

La aspirante tratar de arrancar apoyos en Valencia en un ambiente enrarecido por su ambigüedad con el Corredor Mediterráneo y después de que Sánchez ganase la batalla de los avales

Foto: Susana Díaz, en Valencia, entre Ximo Puig y la teniente de alcalde Sandra Gómez. (EFE)
Susana Díaz, en Valencia, entre Ximo Puig y la teniente de alcalde Sandra Gómez. (EFE)

Si la climatología es un augurio, los dioses del cielo no podían haberse portado peor con el acto central de la campaña de primarias de Susana Díaz en Valencia. El idílico escenario elegido por sus colaboradores en el Parque de Cabecera devino en un incómodo espacio descubierto como consecuencia de la tormenta primaveral que la recibió en el mitin previsto para este jueves por la tarde-noche. Fue todo un aviso de lo complicada que se ha puesto la campaña en un territorio que hace apenas unos meses pintaba como feudo amigo bajo control de su amigo y aliado Ximo Puig y que ha terminado por convertirse en un ‘territorio comanche’, repleto de minas políticas y donde el domingo Díaz y el ‘president’ valenciano tienen muchas posibilidades de apuntarse una importante derrota territorial orgánica.

La prueba de algodón de que la segunda federación socialista en número de militantes afronta muy dividida el proceso de elección interno ha sido la recogida de avales. Pedro Sánchez ha puesto en su casilla 8.100 avales frente a los 5.300 de Díaz y apenas un millar de Patxi López. El aparato oficial ha deslizado que casi un millar de esta firmas de apoyo a Sánchez no son reales, pero que no lo hacen público para no convertirlo en un mártir. En cualquiero caso, el discurso 'izquierdista' del ex secretario general ha calado y tampoco ha ayudado a la candidatura susanista su ambigua posición sobre el Corredor Mediterráneo, con su apoyo a lo que denomina “ramal central” desde Algeciras, un trazado que compite en captación de fondos con el natural que conecta todos los puertos del este de España hasta la frontera francesa. Las quinielas en los corrillos del partido son que la aspirante tiene complicado ganar en la Comunidad Valenciana, aunque pocos dudan que obtendrá una victoria ajustada en el cómputo nacional.

Este jueves, en una reunión previa con sindicalistas de UGT antes del mitin valenciano, Díaz ha tratado de enmendar las dudas insistiendo en que tiene una apuesta firme por un corredor ferroviario de altas prestaciones por el este. A la disyuntiva entre central o mediterráneo la presidenta andaluza ha lanzado la pelota al tejado del PP: “Creo que eso ya está superado, saben que defiendo el Corredor Mediterráneo porque el 50% de las exportaciones está ahí. Si hubiera un Gobierno responsable el dinero de las radiales de los amigos de [José María] Aznar en Madrid estaría en el Corredor Mediterráneo".

“He defendido esta candidatura por muchas razones. Pero hay una fundamental. Que Susana sea secretaria general del PSOE es lo mejor para los valencianos”, se ha esforzado por dejar claro Ximo Puig en su intervención en el acto político ante algo más de un millar de militantes y simpatizantes. El dirigente valenciano se ha volcado en este tramo final de campaña (no habló en otro acto en Xàtiva) y ha tratado de reconstruir el relato sobre el comité federal del 1 de octubre que se saldó con la salida de Pedro Sánchez: “Jamás hubo golpe de Estado, ni hubo una malvada y una autoritaria, es la gran mentira que se ha instalado en los medios, la posverdad”. Puig también se ha referido a la posición en política territorial de la presidenta andaluza: “Que nadie se equivoque, es de la España plural y federal. Si no, no la apoyaría”.

Lo que ocurra el domingo tendrá también consecuencias en el PSPV-PSOE. Será casi imposible que nadie se arriesgue a plantear una alternativa a Puig en el congreso nacional que debe celebrarse después del federal aunque su aliada no gana en la Comunidad Valenciana. En caso de victoria de Sánchez en tierras valencianas, la debilidad orgánica de Puig quedará al desnudo. Pero sería una desafío interno absurdo montar una alternativa al presidente de la Generalitat cuando los socialistas han tardado veinte años en recuperar el poder autonómico, aunque sea compartido con Compromís y con permiso de Podemos.

No obstante, nadie duda que sus críticos, con el jefe de campaña de Pedro Sánchez, José Luis Ábalos, a la cabeza, tratarán de negociar mayores cuotas de poder orgánico en el PSPV-PSOE y blindar además su posición institucional. Ábalos es secretario provincial en Valencia y diputado en el Congreso. Si Sánchez arranca más del 35 o el 40% de los votos en las primarias se los apuntará en su casillero para pasar la factura interna y conservar o ganar cuotas de poder.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios