acto en en la casa de la cultura de xàtiva

Susana Díaz pisa el lugar del crimen: así hace campaña en el corazón de la Operación Taula

La aspirante socialista se da un baño popular en Xàtiva, pueblo del que fue alcalde Alfonso Rus. Acusa a Iglesias de "usar la misma estrategia que los ultraconservadores" por el Tramabus

Foto: Susana Díaz en su visita de este viernes a Ontinyent y Xàtiva. (EFE)
Susana Díaz en su visita de este viernes a Ontinyent y Xàtiva. (EFE)

En la plaza de toros de Xàtiva (Játiva) hay de todo menos corridas de toros. Es así por voluntad popular. Por 79 votos de diferencia (3.135 frente a 3.056) los ciudadanos setabenses decidieron el año pasado en referéndum vetar los festejos taurinos. No será porque tienen un coso barato. La reforma de la plaza se adjudicó a Llanera por seis millones de euros y terminó costando doce. Fue encargada, cuado era alcalde, por el popular Alfonso Rus, expresidente del PP de la provincia de Valencia, expresidente de la Diputación y cabecilla principal de la presunta trama de corrupción generalizada destapada en la formación conservadora por la Guardia Civil y la Fiscalía Anticorrupción con la conocida como Operación Taula. Como no podía ser de otra manera, tanto la adjudicación como los sobrecostes están siendo investigados por un juzgado en una de las muchas causas penales abiertas contra Rus o sus lugartenientes en la formación popular.

La decisión de someter a consulta el nivel de compromiso con la fe taurina de la población de Xàtiva fue del equipo de gobierno que sucedió a Alfonso Rus al frente de este municipio de casi 30.000 habitantes, en el interior de la provincia de Valencia. O, para ser más exactos, uno de los aros por los que ha tenido que pasar el joven alcalde socialista Roger Cerdà a cambio de apoyarse en Compromís y Esquerra Unida para disfrutar de una mayoría cómoda.

Díaz acusa a Podemos de usar "la misma estrategia que los ultraconservadores" con el Tramabús y advierte a Iglesias que defenderá a Felipe Gonzalez

Cerdà ha ejercido este viernes de anfitrión de Susana Díaz, que ha elegido cerrar en la ciudad del corazón de la operación Taula su primera jornada de precampaña de primarias socialistas y de recogida de avales en la Comunidad Valenciana. La presidenta andaluza, en todo momento acompañada por su colega valenciano Ximo Puig, aliado clave en su largo periplo para tomar el control de Ferraz, ha visitado Ontinyent y después ha protagonizado un mitin al estilo clásico en la Casa de la Cultura de Xàtiva. Mañana está previsto un reventón total en el polideportivo municipal de Elx (Elche), donde también tiene el respaldo del alcalde Carlos González.

Susana Díaz, con Ximo Puig y el alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez. (EFE)
Susana Díaz, con Ximo Puig y el alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez. (EFE)

La batalla valenciana en la pugna de Susana Díaz con Pedro Sánchez y Patxi López es importante. Lo es porque es la segunda federación en número de militantes y porque, pese a que su aliado Ximo Puig ejerce de presidente autonómico y secretario general del PSPV-PSOE sin oposición interna reseñable, el voto de los militantes está muy dividido. La aspirante andaluza no desata pasiones en una parte importante de las bases, que respalda a Sánchez o, en menor medida, a López. Sin embargo, el aparato regional se ha puesto las pilas y está convencido de que, al final, Díaz ganará la elección interna en tierras valencianas.

"Los fondos de capital riesgo están comprando las clínicas privadas. Quieren hacer negocio con la salud de las personas. Vamos a blindar la sanidad"

Los afines a la precandidata han montado una plataforma de apoyo (PSPV-PSOE amb Susana) aparentemente controlada por cargos intermedios pero en la que juegan un papel activo el secretario de organización, Alfred Boix, y miembros de la ejecutiva como Ana Barceló o Anaïs Menguzzato. Los embajadores susanistas en Valencia (hay muchos más, como María Such, Sandra Gómez, Antoni Such, Zulima Pérez, etc.) han organizado actos y encuentros con militantes por todas las comarcas con la intención de pelear voto a voto. Su portavoz, Pablo Seguí, explica el respaldo a Susana Díaz porque “el partido necesita un nuevo proyecto, un proyecto ganador, orgulloso de sus raíces pero con vocación de futuro, que de nuevo ponga las siglas del PSOE a la cabeza de los avances sociales y de la lucha por la igualdad”. “Queremos un proyecto de partido renovado, capaz de ganar, que sea coherente con las políticas de izquierdas que ya están aplicando los presidentes autonómicos socialistas, así como los centenares de alcaldes del PSPV que, tras años de rodillo popular, ahora ya pueden ejercer desde el Gobierno políticas que cambien las vida de las personas”, afirma Seguí.

Tras una primera parada de corte institucional en Ontinyent, Díaz ha protagonizado un acto electoral en Xátiva con unas 500 personas, rodeada de cuatro de los alcaldes jóvenes de poblaciones medianas del interior, nuevos valores en el partido, Cerdà, Jorge Rodríguez (Ontinyent), Marta Trenzano (Algemesí) y Diana Morant (Gandía), que no han dudado en inundar de halagos a la figura política de la dirigente socialista. “Susana, necesitamos un partido fuerte, unido, con un mensaje claro; y ese empueje y ese orgullo de ser socialistas sin esconder la siglas lo representas tú mejor que nadie”, ha señalado Roger Cerdà.

“Tengo el honor de estar aquí para pedir el voto para ser la primera mujer secretaria general del PSOE en 140 años rodeada de alcaldes dispuestos a comerse el futuro”, ha devuelto Díaz a sus anfitriones. “Voy a recorrer todos los rincones de España pidiendo a los compañeros y compañeras que me ayuden a levantar este partido y volver a ser lo que fuimos, la alternativa al Gobierno de España”.

Unas primarias en positivo

La aspirante ha lanzado un mensaje muy motivador en clave interna: “Tenemos la obligación de hacer unas primarias en positivo. De eso va este proceso. Puede que de más morbo que hablemos de cuestions internas, pero eso no le arregla a la gente la vida. Eso nos conducen de nuevo a una derrota electoral”, ha asestado. "Me apasiona romper otro techo de cristal, el de la presidencia de este país", ha afirmado en otro pasaje de su discurso. Díaz ha apelado constantemente a la gestión de los gobiernos socialistas y centrado muchos ataques en Podemos. “Cuando el PSOE se levanta y está fuerte es imparable. A partir del 21 de mayo van a aumentar los ataques de la derecha y de esa izquierda que dice ser más de izquierdas y es inútil y ofrece menos soluciones”. No ha dudado en arremeter contra el ‘Tramabus’ de Podemos, al que ha acusado de usar la “misma estrategia de los ultraconservadores para manchar la dignidad de los socialistas y de Felipe González”. Y ha advertido: “Señor (Pablo) Iglesias, a mí nadie me va a cambiar; voy a pedir que se respete a todos los socialistas”.

Los "dos ramales" del Corredor Mediterráneo

Ha criticada a Mariano Rajoy por el recorte en las inversiones en infraestructuras y ha defendido la ejecución del Corredor Mediterráneo, aunque se ha cuidado de matizar que apoya “los dos ramales (el central y el mediterráneo) que nos harán más competitivos con el resto de Europa”. Esta apuesta doble genera muchas suspicacias en las autonomías del este de España, porque la Unión Europea otorga respaldo financiero con cuentagotas y puede dispersar las prioridades.

Ha hablado de sanidad, de educación, de pensionistas y de igualdad de género. Ha lanzado que los grandes fondos de capital riesgo están comprando clínicas privadas españolas y lo ha ligado a un intento de obtener beneficio del sistema público de salud. "Hicieron todo el negocio posible con el ladrillo. Ahora quieren hacer negocio con la salud de las personas. Blindar la salud de las personas es nuestra responsabilidad, para eso estamos aquí".

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios