acto simbólico en el jardín botánico

Puig y Oltra blindan su pacto con Podemos y lo aíslan del pulso entre Iglesias y Errejón

Socialistas y Compromís firman la renovación del Acuerdo del Botánico con Montiel y se garantizan estabilidad hasta el final de la legislatura en 2019 al margen de la pugna podemista

Foto: Montiel, Puig y Oltra renuevan Pacto del Botánico. (Efe)
Montiel, Puig y Oltra renuevan Pacto del Botánico. (Efe)

Ximo Puig y Mónica Oltra se han garantizado este miércoles la estabilidad institucional hasta el final de la legislatura con la firma de la renovación del llamado Pacto del Botánico con Podemos. El 'president' socialista y la vicepresidenta de Compromís han escenificado con el líder podemista Antonio Montiel el blindaje de un nuevo acuerdo que en la práctica aislará el debate sobre la gobernabilidad en la Generalitat de las batallas internas que pablistas y errejonistas libran de cara al congreso de Vistalegre II, pero que tienen también su eco en organizaciones territoriales como la valenciana.

El nuevo documento incorpora nuevas medidas y compromisos de gestión, pese a que todavía están pendientes de ejecutar algunas de las iniciativas del primer texto que sirvió de base para el cambio de ciclo político tras las elecciones autonómicas de 2015 y derivó en el desalojo del Partido Popular del poder. Podemos decidió no entrar en el juego del reparto de poder y la gestión y asumir un papel de centinela desde las Cortes Valencianas. Tras las elecciones generales se produjo un debate interno en los podemistas sobre si entrar o no en el Consell, opción por ahora descartada, y se promovió la renovación y revisión del acuerto tripartito con la negociación de un nuevo texto que es el que se ha firmado este miércoles.

La renovación del acuerdo se ha escenificado en el mismo Jardín Botánico que en 2015. (Efe)
La renovación del acuerdo se ha escenificado en el mismo Jardín Botánico que en 2015. (Efe)

Montiel inició entonces un proceso interno de participación para recoger propuestas, muchas de las cuales se han incorporado al documento. Por esto sería muy difícil que, aún en el caso de que el actual secretario general fuese desbancado por sus críticos (que los tiene) del liderazgo de la organización valenciana, se produjera una ruptura del acuerdo que sostiene a Puig y Oltra antes de 2019. Montiel se ha significado claramente con las posiciones de los seguidores de Íñigo Errejón, aunque está por ver que los afines a Pablo Iglesias tengan capacidad para presentarle una alternativa viable en el proceso de renovación de estructuras territoriales que tiene que llevarse a cabo tras el congreso de Vistalegre II del 11 y 12 de febrero.

"Estos nos garantiza los presupuestos de 2018 y seguramente 2019, que es cuando termina la legislatura", dicen desde el PSPV-PSOE

"Ahora mismo no hay nadie en Podemos que tenga una posición distinta al Pacto del Botánico. Otra cosa es que se sea más o menos exigente en el cumplimiento de sus compromisos", señala una responsable de la formación morada. "Estos nos garantiza los presupuestos de 2018 y seguramente 2019, aunque ese año ya importa menos porque es cuando termina la legislatura", interpreta una alto cargo socialista de la Generalitat.

La anécdota del día ha sido la mesa plegable y las sillas playeras usadas para la firma del nuevo acuerdo.
Ampliar
La anécdota del día ha sido la mesa plegable y las sillas playeras usadas para la firma del nuevo acuerdo.

El nuevo Acuerdo del Botánico incorpora 200 propuestas entre las que figuran proyectos de ley como la de renta garantizada de ciudadanía o la de memoria democrática, que emanan de la propia acción gubernamental. Pero también introduce nuevos elementos que no estaban tan definidos como el rescate de las concesiones y servicios privatizados, enfocado claramente hacia los contratos de gestión sanitaria con Ribera Salud que la Generalitat quiere pero no puede rescindir. No en balde, el documento tiene de mucho de carta a los reyes magos, con exigencias y reivindicaciones que dependen mucho más de las decisiones del Gobierno central (financiación, eliminación de leyes privatizadores, ejecución de infraestructuras…) que de la gestión autonómica. Aún así se incluyen medidas que formaban parte de los programas de los tres partidos, como la de ampliación e impulso de la educación pública de 0 a 3 años, en las que apenas se ha avanzado en el año y medio largo de legislatura.

Pese a ello, tanto Puig como Oltra y Montiel han aprovechado el acto para sacar pecho y reivindicar el cambio político iniciado en mayo de 2015. Ximo Puig ha destacado que una vez desarrollados los cinco ejes del acuerdo inicial, se comprometen de nuevo con la ciudadanía con la actualización de este pacto que ha contribuido a lograr avances en las políticas sociales, pero también en las económicas. Los indicadores económicos demuestran, según Puig, que la izquierda "gestiona mejor" que la derecha, pero ha asegurado que "no es suficiente", y ha puesto como próximos retos la lucha contra el desempleo y la exclusión social.

Mónica Oltra ha asegurado que cuando llegaron al gobierno la prioridad era "reparar la catástrofe social" que encontraron, algo en lo que se seguirá trabajando, pero además, ahora se incidirá en "la nueva economía" que generan las políticas sociales y en el cambio del modelo productivo.

Antonio Montiel, por su parte, se ha mostrado satisfecho por el acuerdo, en el que, como en todos, ha habido que "ceder y transigir", y considera que en él se recogen una serie de proyectos que, a su juicio, "darán viabilidad a políticas concretas", y que podrán ser evaluables.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios