LA LUCHA DEL 39º CONGRESO FEDERAL

Sánchez irrita a los medios tras descalificar su trabajo y no responder preguntas

El candidato protagoniza uno de los poquísimos actos en Madrid y en el que aprovecha para culpar a los periodistas de no trasladar bien sus propuestas, pero al final rehúsa dirigirse a ellos

Foto: Pedro Sánchez, durante la presentación del documento definitivo 'Por una nueva socialdemocracia', este 11 de mayo en la Casa del Reloj de Madrid. (EFE)
Pedro Sánchez, durante la presentación del documento definitivo 'Por una nueva socialdemocracia', este 11 de mayo en la Casa del Reloj de Madrid. (EFE)

"Quería agradecer a los medios su trabajo por seguir este proceso de primarias y pedirles que intentemos romper la barrera de la comunicación. No solo tenemos que hablar de lo que dice un candidato o lo que dice otra candidata, sino de lo que proponemos cada uno de los candidatos, porque es importante", porque "no se dilucida un nombre, sino qué idea de PSOE se abre paso". Aplauso.

Era el primer minuto de la intervención de Pedro Sánchez en la presentación de su proyecto político definitivo [aquí en PDF], en la Casa del Reloj de la capital, y ante unas 200 personas. Uno de los poquísimos actos que ha hecho en su federación, en Madrid. Y arrancaba con una apelación directa a los periodistas. No fue la única interpelación directa. Hubo más. Pero al final se negó a responder preguntas, pese a que fue requerido insistentemente por los medios. Y eso que la última rueda de prensa la dio el 26 de septiembre de 2016, cuando aún era secretario general y compareció tras la reunión con su dirección después del batacazo de las elecciones gallegas y vascas. Hace casi ocho meses.

Sánchez demanda a los periodistas que "rompan la barrera de la comunicación, que no hablen solo de lo que dicen los candidatos, sino de propuestas

Este jueves presentaba el documento final de su proyecto, que había sufrido algunos cambios significativos respecto al borrador inicial, que él mismo vistió de largo el pasado 20 de febrero en el Círculo de Bellas Artes de la capital, rodeado de una enorme expectación. Sánchez se refirió a aquel día. Criticó que se dijera entonces que él abogaba por un "giro a la izquierda", cuando él lo que defiente es "el PSOE de siempre, el que nunca tuvo miedo al cambio", "coherente con sus principios y valores". Él quiere, añadió, y para que "le quede claro a los medios", "resituar al PSOE en el espacio natural que le corresponde".

Sánchez irrita a los medios tras descalificar su trabajo y no responder preguntas

Su proyecto es "reformista, no rupturista". El candidato, en sus siguientes mítines, ha seguido apuntalando la misma idea: que no desea que el PSOE "gire" a la izquierda, sino que vuelva a ser lo que siempre ha sido. Una afirmación que se compadece menos con el nuevo eslogan de campaña que estrenó este jueves, 'Aquí está la izquierda', desplazando a la gestora de Javier Fernández y a la "candidatura de la abstención" a la derecha del partido. También negó que el suyo sea un proyecto "personalista". Es "plural, diverso, integrador, absolutamente participativo y democrático", y en él conviven distintas "sensibilidades" y "generaciones" que comparten la misma orientación estratégica para el PSOE.

Juanma RomeroJuanma Romero

Por la "plurinacionalidad" de España

El aspirante también ironizó con la acogida de su propuesta territorial, que ya con el borrador inicial fue polémica porque apostaba por la concepción de una España "plurinacional", una definición que no figura en la 'Declaración de Granada' que consensuaron los socialistas en 2013. De hecho, él mismo tuvo que reconocer, cuando comenzó de nuevo a hacer entrevistas —después de Semana Santa—, que había "evolucionado" y que ahora defendía algo que no defendía cuando era secretario general. Hoy recalcó que lo que pretende su proyecto es el "perfeccionamiento" del "carácter plurinacional" que tiene España. Pero en el documento definitivo se vio obligado a precisar que el concepto de "nación" con el que cree que hay que etiquetar a Cataluña es restringido: "Nación cultural", haciendo hincapié en que 'nación' no equivale a soberanía.

El aspirante no da ninguna rueda de prensa desde el 26 de septiembre de 2016, cuando aún era líder del PSOE, y tras el batacazo de gallegas y vascas

Sánchez incluso aludió al plasma de Mariano Rajoy, a la comparecencia que se transmitió a los periodistas por circuito de televisión cuando arreciaba el caso de los papeles del extesorero Luis Bárcenas, sin admitir preguntas. Lo hizo al cargar contra el presidente del Gobierno por querer testificar en el juicio de la Gürtel por videoconferencia. Las responsabilidades políticas "se asumen en primera persona y no a través de un plasma". "Y si lo hace a través del plasma, que lo haga, pero que dimita". Aplausos de nuevo al reivindicar su propuesta, con la que ha rivalizado con la gestora.

Tras casi 20 minutos de intervención y arengar a los suyos a afrontar con esperanza la recta final de la campaña de primarias, Sánchez dio por concluido el acto, en el que habían intervenido antes los coordinadores del documento, Manu Escudero y José Félix Tezanos, la exministra Cristina Narbona y la diputada Margarita Robles. Cuando ya sonaban los aplausos al candidato, varios periodistas levantaron la mano para preguntarle. Robles, que estaba sentada justo a su derecha, se dio cuenta de la voluntad de los periodistas y le señaló con su mano a las últimas filas, donde estaba situada la prensa. Él respondió con un "no, no, no".

Pero las cámaras y los micrófonos le seguían esperando después de las fotos de rigor. "No me volváis a hacer las mismas preguntas", se escudó primero. "Tenemos la sensación de que Podemos queda un poco más lejos de sus alianzas", le inquirió un informador, refiriéndose a la marcha atrás operada en su programa definitivo, en el que ya no apuesta por la "unidad de acción" con la formación morada. "Por favor, veeeenga, gracias", se limitó a responder. Entonces una periodista le trasladó que los medios querían "romper la barrera de la comunicación" a la que él mismo había apelado al comienzo de su intervención. "Hacéis muy bien, venga, gracias", señaló, siguiendo hacia delante y esquivando a las cámaras. "Una sola pregunta, por favor", "¿Va a hacer alguna rueda de prensa?". Preguntas que cayeron en el aire porque Sánchez había logrado salir sin responder a nada. Logrado su propósito, sí se paró con militantes y simpatizantes para charlar con ellos y hacerse fotos.

Es la estrategia

La apelación directa a los medios y el plante posterior indignó a los periodistas que habitualmente cubren la información relativa al PSOE, que expresaron a la salida su irritación a los dirigentes que arropaban al exsecretario y que manifestaron su enfado vía Twitter. Miembros de su equipo daban la razón a los informadores y no se explicaban por qué mantenía esa actitud con ellos. No había podido aclarar cuál es su posición respecto a la política de alianzas. Durante, el acto, simplemente abogó por el "diálogo con otras formaciones políticas y con aquellas fuerzas sociales y sindicales, sobre todo UGT y CCOO, para hacer posible y compartir el cambio".

No es inhabitual la conducta esquiva del exlíder con la prensa. En las horas inmediatamente anteriores y posteriores a su dimisión, en el comité federal del 1 de octubre, se limitó a comparecer ante las cámaras, pero sin responder preguntas. Lo mismo hizo cuando renunció a su escaño en el Congreso. Al día siguiente, concedió una entrevista a Jordi Évole, a 'Salvados'. Ya no volvió a contestar a un medio hasta principios de febrero, en '20 minutos', justo después de anunciar su candidatura a las primarias.

Susana Díaz, atendiendo a los medios en León el pasado 4 de mayo. Es el típico 'canutazo' al que ella es tan aficionada. (EFE)
Susana Díaz, atendiendo a los medios en León el pasado 4 de mayo. Es el típico 'canutazo' al que ella es tan aficionada. (EFE)


De ahí esperó a que pasara la Semana Santa —era la estrategia de contención que le habían recomendado sus asesores de comunicación, para generar una ola de expectación creciente y con el pretexto de que a fin de cuentas era una batalla interna— y comenzara el proceso congresual, a finales de abril. Entonces enlazó entrevistas en Telecinco, la SER, 'La Vanguardia', 'El Mundo', eldiario.es, 'Espejo público' (Antena 3) y 'La Sexta noche', el sábado pasado. En esta larga campaña, Sánchez no ha mantenido ningún encuentro largo informal con los periodistas, aunque sí lo ha hecho su equipo (este jueves, el último, para presentar su proyecto definitivo). El pasado lunes les atendió poco más de un minuto sin micrófonos por delante, y fue cuando adelantó que veía a su principal oponente "nerviosa" y cuando anticipó que haría un debate "de guante blanco". Antes, el 20 de abril, había respondido brevemente a las cámaras cuando fue abordado tras su café con la alcaldesa de París, Anne Hidalgo. Pero su intención inicial era no contestar a nada.

Han sido contadas las entrevistas concedidas por Sánchez en campaña. Igual que Díaz, que no es dada a las ruedas de prensa, sí a los 'canutazos'

Susana Díaz tampoco es dada a las ruedas de prensa. La última fue en Madrid, el 17 de enero, tras la Conferencia de Presidentes, pero entonces se negó a responder a preguntas sobre el PSOE —en aquel momento no había anunciado su candidatura—, alegando a que allí, en el Senado, estaba como jefa de la Junta de Andalucía. La anterior comparecencia institucional en San Telmo, sede del Gobierno andaluz, data de septiembre de 2015, informa Isabel Morillo.

Sánchez irrita a los medios tras descalificar su trabajo y no responder preguntas

La baronesa andaluza prefiere atender a los medios en otro formato, el llamado 'canutazo': unas breves declaraciones allá donde vaya, en respuesta a un puñado de preguntas. Un formato al que recurre muy habitualmente y que repite en esta campaña prácticamente a diario desde distintos puntos de España. Desde que es aspirante al liderazgo del PSOE, ha dado entrevistas en 'Informativos Telecinco', la SER, RNE y 'El programa de Ana Rosa'. Este viernes, responderá a Susanna Griso en 'Espejo público' y mantendrá su primer encuentro distendido con los informadores y el sábado, irá a 'La Sexta noche'.

Patxi López es el contrapunto de sus rivales. Ha atendido a la prensa en numerosos formatos y ocasiones. Ya ha dado su entrevista número 100

Patxi López es el contraejemplo de ambos. Se postuló oficialmente como candidato en enero pasado a través de una rueda de prensa en Madrid en la que no hubo limitación alguna de preguntas. Al día siguiente, salía su primera entrevista, publicada en el diario 'El País'. Desde entonces, tanto él como su equipo han mantenido numerosos encuentros con los medios de comunicación en distintos formatos. Este miércoles, por ejemplo, hizo una pequeña rueda de prensa en la capital, a la que siguió una charla informal. Y ya ha hecho su entrevista número 100 —también al diario de Prisa—, como él mismo confirmaba en Twitter. En febrero se la concedió a El Confidencial.

Con poco más de una semana por delante hasta las primarias, los candidatos intensifican su agenda, redoblan sus esfuerzos... pero no siempre significa atender más a los medios. O no todos entienden que deban exponerse más.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios