pagará 80 millones por el regalo de su tío

Gimeno, presidente de El Corte Inglés, aplaza 10 años los impuestos de su megaherencia

La Comunidad de Madrid le concede el plazo máximo para abonar los 35 millones de euros correspondientes al 2,2% del grupo de distribución que heredó de Isidoro Álvarez

Foto:  Fotografía facilitada por El Corte Inglés de su presidente, Dimas Gimeno. (EFE)
Fotografía facilitada por El Corte Inglés de su presidente, Dimas Gimeno. (EFE)

Tras varios meses de arduas conversaciones, Dimas Gimeno, el presidente de El Corte Inglés, ha llegado a un acuerdo con la Comunidad de Madrid para aplazar el pago de los cerca de 35 millones de euros en impuestos por la millonaria herencia en acciones que recibió por el fallecimiento de su tío, Isidoro Álvarez. Según fuentes próximas a las negociaciones, Gimeno ha logrado que el Gobierno de Cristina Cifuentes le dé 10 años, con cinco de carencia, para abonar el impuesto de sucesiones por el 2,2% del capital que le dejó el anterior presidente de El Corte Inglés.

[El Corte Inglés lanza un plan de outlets como tabla de salvación para sus centros inviables​]

Un periodo de tiempo muy superior a los 12 meses habituales que suele conceder el Ejecutivo regional, que el joven directivo ha conseguido gracias a los informes de Uría y Menéndez y Garrigues. El acuerdo, que está previsto se firme antes de fin de año, también incluye a su madre y a su hermano, que debían haber pagado cerca de 45 millones adicionales.

Ambos bufetes de abogados han negociado con los técnicos del Gobierno madrileño dos asuntos clave. El primero ha sido el importe de la liquidación, para la que debería tomarse como referencia la última valoración de El Corte Inglés con motivo de la compra del 12% por parte del jeque catarí Hamad bin Jassim (10% con bonos convertibles más un 2,25% por los intereses de esos bonos). En esa operación, realizada en el verano de 2015, la tasación del grupo de distribución ascendió a entre 8.000 y 10.000 millones de euros. En consecuencia, el 2,2% de Dimas Gimeno oscilaría entre los 176 y los 220 millones de euros.

Fotografía de archivo del difunto Isidoro Álvarez. (EFE)
Fotografía de archivo del difunto Isidoro Álvarez. (EFE)

Si se le aplicase el 30% del Impuesto de Sucesiones de Madrid, la liquidación que debería haber pagado el actual presidente hubiera oscilado entre los 52 y los 66 millones. Pero los expertos fiscales de Gimeno han defendido que el paquete de acciones heredado vale menos, puesto que la entrada del jeque del Golfo Pérsico se hizo a través de un préstamo mediante una emisión de bonos convertibles, con un tipo de interés del 5,25%. Por tanto, a esa valoración había que restarle el rendimiento de los citados bonos a tres años, lo que reduce la tasación de El Corte Inglés.

Además, los asesores de Uría y Menéndez y los de Garrigues han puesto de manifiesto que, para calcular el valor real de El Corte Inglés, había que analizar los resultados de los últimos años y no solo los del último ejercicio, al tratarse de una herencia sobre un activo histórico. Curiosamente, los beneficios del grupo se han visto afectados por la crisis del consumo y la depreciación de varios centros comerciales, hasta el punto de que en el curso fiscal 2015-2016, el 'holding' ganó una quinta parte —158 millones— de lo que obtuvo en 2007 (747 millones).

El segundo punto clave es la calificación de la herencia, para que en lugar de tener derecho a una prórroga de un año pudiera disponer hasta de 12. Las mismas fuentes explican que el 2,2% de Gimeno se ha considerado una inversión indirecta, ya que las acciones las tiene a través de Cartera IASA. Esta empresa es dueña del 24% de El Corte Inglés y está controlada en dos terceras partes por Cristina y Marta Álvarez Guil, las hijas adoptivas de Isidoro Álvarez. El 30% restante les corresponde a Dimas, su hermano y su madre.

Carencia para toda la familia

Los dos argumentos han sido aceptados por parte de los inspectores de la Comunidad de Madrid, que han concedido la prórroga al presidente de El Corte Inglés. El ejecutivo solicitó este aplazamiento al no disponer del dinero en efectivo suficiente para abonar los impuestos correspondientes. A partir de ahora, y como se ha mencionado anteriormente, Gimeno tendrá que pagar unos 35 millones de euros —la mitad de lo estimado en un principio— durante los próximos 10 años, hasta finales de 2026. El acuerdo incluye una carencia durante los primeros cinco años, por lo que hasta finales de 2021 no tendrá que desembolsar ni un euro. A partir de ese año, los pagos serán semestrales.

Cristina y Marta, hijas de Isidoro Álvarez, durante el funeral.
Cristina y Marta, hijas de Isidoro Álvarez, durante el funeral.

El pacto también abarca al 6% de Cartera IASA que recibieron el hermano de Dimas y su madre, que tampoco contaban con liquidez para hacer frente a sus deberes tributarios de forma inmediata. Cada uno de ellos tiene cerca del 1,5% de El Corte Inglés, por lo que han conseguido también aplazar sus tributos por cerca de 45 millones de euros adicionales.

Para poder hacer frente a estas cantidades, el presidente y su familia necesitan que El Corte Inglés pague de forma continuada dividendos, dinero en efectivo que recibiría por sus acciones de Cartera IASA. Una decisión que, pese a ser el primer ejecutivo, depende prácticamente de sus dos primas, Marta y Cristina Álvarez Guil, las cuales tienen tanto el control del consejo de administración del 'holding', a través de la Fundación Ramón Areces, como de la sociedad instrumental.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios