VÍCTOR DEL POZO SERÁ EL NUEVO HOMBRE FUERTE

El Corte Inglés jubilará a Leopoldo del Nogal, otro de los baluartes de Dimas Gimeno

La reciente salida de Juan Hermoso de El Corte Inglés abrirá la espita de nuevos cambios que reforzarán el poder de Marta Álvarez en el gigante español de la distribución

Foto: El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno, las hijas de Isidoro Álvarez, Marta (2i) y Cristina, y Florencio Lasaga. (Fundación Ramón Areces)
El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno, las hijas de Isidoro Álvarez, Marta (2i) y Cristina, y Florencio Lasaga. (Fundación Ramón Areces)

Las hijas de Isidoro Álvarez, y más en concreto la mayor, Marta Álvarez, casada con Juan Claudio Abelló, se han convertido en una figura emergente dentro del equilibrio de fuerzas que preside los movimientos dentro de El Corte Inglés desde que falleció el anterior presidente de la compañía. Tras la reciente salida de Juan Hermoso, el grupo tiene previsto dar otra vuelta de tuerca a su organigrama de dirección, que supondrá la designación de Víctor del Pozo como sustituto de Leopoldo del Nogal al frente de la dirección de Compras. Un cambio relevante y que tiene una significación especial para comprender lo que está sucediendo —y lo que está por suceder— en el seno de El Corte Inglés.

[El Corte Inglés lanza un plan de outlets como tabla de salvación para sus centros inviables​]

La situación puede explicarse fácilmente si se tiene en cuenta que Leopoldo del Nogal es el verdadero baluarte en el que se apoya ahora Dimas Gimeno. Ambos fueron compañeros de fatigas en el desarrollo de la compañía en Portugal, cuando el actual presidente del grupo era director general de la empresa en el país vecino y su amigo llevaba las riendas del centro comercial de Oporto. Como dicen en El Corte Inglés, “ambos han hecho la mili juntos” en la empresa, ascendiendo al mismo tiempo en la estructura de dirección y saltando en comandita al consejo de administración, como vocales nombrados simultáneamente por la junta general de accionistas en 2010.

La estrella de Leopoldo del Nogal se ha ido apagando en los últimos meses a medida que iba resplandeciendo la figura de Víctor del Pozo como director adjunto, colocado a su vera por decisión expresa de Marta Álvarez. El eclipse se consumará en febrero, fecha tradicional de cierre en los ejercicios económicos de El Corte Inglés. La empresa pondrá sordina al relevo apelando a la socorrida jubilación del directivo más cercano a Dimas Gimeno, que además dejará un hueco también en el máximo órgano de gobierno de la compañía, reforzando de manera implícita, y a la espera de eventuales nombramientos, los poderes crecientes de las dos herederas de Isidoro Álvarez.

Curiosamente, la salida de Del Nogal, que fuentes oficiales niegan a día de hoy, se produciría en un momento dulce para la economía de El Corte Inglés, que avala los números de Dimas Gimeno en sus dos años al frente de la compañía. Gracias al plan de choque, la facturación subió hasta los 15.220 millones de euros en 2015, un 4,3% más que en el ejercicio pasado, y el beneficio neto se disparó un 33% hasta los 158 millones.

El papel de la vieja guardia, que encarna Florencio Lasaga, es ahora más que fundamental para asegurar el equilibrio de poder en el seno de la compañía

El relevo en una de las principales direcciones ejecutivas de la empresa está previsto desde hace meses, pero no se ha querido materializar hasta dejar resuelta la salida definitiva de la compañía de Juan Hermoso, el antiguo director general de El Corte Inglés, promovido en su día por Isidoro Álvarez. El enfrentamiento entre Hermoso y la vieja guardia de la empresa, encabezada por Florencio Lasaga y Carlos Martínez Echevarría, se saldó hace 10 días escasos, cuando el gigante de la distribución en España hizo oficial la dimisión del histórico dirigente de El Corte Inglés como miembro del consejo de administración y patrono que también era de la Fundación Ramón Areces.

Juan Hermoso había abandonado hace dos años sus funciones ejecutivas al frente de la compañía, momento en el que reclamó la ejecución plena de su contrato, incluyendo la recompra del grueso de sus acciones en El Corte Inglés. Esta es una práctica tradicional en las relaciones laborales del grupo con sus trabajadores, pero el hecho de que el antiguo director general se acogiera a este derecho no terminó de ser bien aceptado por la plana mayor de la empresa. Hermoso siguió en los órganos de control de El Corte Inglés, pero su plan de carrera se frenó en seco y era cuestión de tiempo que la empresa terminara por ofrecerle un acuerdo completo de liquidación.

El enfrentamiento entre Hermoso y la vieja guardia de la empresa se saldó hace escasos días con el anuncio de la dimisión del histórico dirigente

La marcha de Hermoso constituye un punto de inflexión en la definición de una estructura de poder donde Marta Álvarez gana enteros día a día con el respaldo de Florencio Lasaga, en su calidad de presidente de la Fundación Areces. Ambos son ahora los máximos representantes de la sindicatura que controla aproximadamente un 60% del capital de El Corte Inglés. El jeque Al Thani, de Qatar, dispone de un 12,25% y tiene garantías sobre otro 3% restante. Frente a estas posiciones accionariales, Dimas Gimeno solo puede hacer frente con una participación indirecta del 7,5%. En definitiva, el presidente de El Corte Inglés es ahora un empleado distinguido al servicio de lo que dictaminen los otros grandes accionistas de referencia, tanto los actuales como los potenciales.

Dimas Gimeno tendrá que adaptarse, por tanto, a una organización en proceso de cambio, en la que sus primas van disponiendo poco a poco de nuevos y más relevantes peones para llevar la voz cantante. El papel de la vieja guardia es fundamental, de momento, para asegurar una transición ordenada de poder, pero la compañía necesita adoptar además otras decisiones determinantes que garanticen la estabilidad empresarial a medio y largo plazo. En el horizonte de los problemas sucesorios se mezclan serias dificultades de carácter operativo, incluyendo por encima de todo la reconversión de una estructura de negocio en la que un tercio de los centros comerciales han dejado de ser rentables.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios