Es noticia
Menú
Todos los episodios de la tercera temporada de 'Love, Death + Robots', de peor a mejor
  1. Televisión
  2. Series TV
MÁS ANIMACIÓN PARA ADULTOS

Todos los episodios de la tercera temporada de 'Love, Death + Robots', de peor a mejor

La antología animada de terror y ciencia ficción de Netflix regresa con la consagración de sus muchos vicios y un nuevo trabajo del español Alberto Mielgo, ganador del Oscar

Foto: Imagen de la tercera temporada de 'Love, Death + Robots'. (Netflix)
Imagen de la tercera temporada de 'Love, Death + Robots'. (Netflix)

'Love, Death + Robots', con una tercera temporada recién estrenada, es una de las series más interesantes de Netflix. Como marca, la antología de cortometrajes de animación proyecta al mundo el compromiso de la plataforma con el talento. En cada temporada, reúne a grandes escritores de ciencia ficción y terror con estudios de animación de todo el mundo —incluida España— para ofrecer un buen puñado de imágenes espectaculares.

Sin embargo, como producto en sí, 'Love, Death + Robots' no es tan eficiente. Los apabullantes despliegues tecnológicos de la colección, creada por los cineastas Tim Miller y David Fincher, suelen enmascarar una proporción preocupante de historias insulsas, huecas e inmaduras por cada una que sí merece la pena. La nueva entrega no es una excepción.

placeholder
'Jíbaro', el cortometraje de Alberto Mielgo para esta temporada de 'Love, Death + Robots'. (Netflix)

Esta temporada se compone de nueve episodios, cuyas duraciones fluctúan entre los siete y los 22 minutos. Entre ellos encontramos un nuevo trabajo del español Alberto Mielgo, ganador del Oscar, que repite en la serie; el regreso de tres queridos personajes de la primera entrega, el debut de David Fincher en la animación y, por desgracia, también la consagración de los muchos vicios de 'Love, Death + Robots'. Ordenamos todos los episodios de esta tercera temporada de peor a mejor:

9- 'El enjambre'

Sorprende que precisamente el episodio que dirige uno de los creadores sea el peor de la temporada. Basándose en un relato del escritor ciberpunk Bruce Sterling, Miller se pone a los mandos de una historia sobre el solipsismo y la arrogancia de la raza humana. En ella, un hombre se integra en un enjambre de insectos espaciales milenarios para aprender de ellos, pero no tardan en ocurrírsele formas de someterlos a los caprichos humanos. Con la voz de Rosario Dawson como único elemento reseñable, el episodio confirma que no hay nada bajo el hiperrealismo extremo de algunas animaciones 3D. Fetichismo de cascarones vacíos.

placeholder Imagen de 'El enjambre', de la temporada 3 de 'Love, Death + Robots'. (Netflix)
Imagen de 'El enjambre', de la temporada 3 de 'Love, Death + Robots'. (Netflix)

8- 'Equipo mortal'

La primera mujer en dirigir en solitario una película de un gran estudio de animación estadounidense firma el segundo peor capítulo de esta temporada. Jennifer Yuh Nelson, apoyada en el estudio Titmouse —que se encarga de la serie animada 'Big Mouth', también de Netflix—, realiza este enfrentamiento entre unos militares estadounidenses destacados en Oriente Medio y un experimento armamentístico de la CIA con forma de oso que se ha descontrolado. El episodio se pierde en una lluvia de balas, sangre y tacos que no compensa un guion holgazán como pocos.

placeholder Imagen de 'Equipo mortal', en la temporada 3 de 'Love, Death + Robots'. (Netflix)
Imagen de 'Equipo mortal', en la temporada 3 de 'Love, Death + Robots'. (Netflix)

7- 'Sepultados en salas abovedadas'

'Love, Death + Robots' tiene dos caras. Una es la del vivero de artistas, que acuden a la serie a contar historias. La otra es más bien un campo de pruebas donde se testean tecnologías y herramientas, con resultados que casi nunca tienen que ver con el deseo de narrar. Este episodio, aun con sus virtudes, es la muestra perfecta de lo segundo. Las patentes de captura de movimiento que acumula su director, Jerome Chen, explican por qué su capítulo acerca encomiablemente el horizonte de las simulaciones imposibles, pero no empuja ni un poco los límites del lenguaje audiovisual.

placeholder Fotograma de 'Sepultados en salas abovedadas', de la temporada 3 de 'Love, Death + Robots'. (Netflix)
Fotograma de 'Sepultados en salas abovedadas', de la temporada 3 de 'Love, Death + Robots'. (Netflix)

6- 'El propio pulso de la máquina'

Dos astronautas tienen un accidente mientras exploran una luna de Júpiter y la única superviviente, cargando con el cadáver de su compañera, debe emprender un viaje físico y sensorial por la superficie del satélite para ponerse a salvo. La premisa del episodio que dirige Emily Dean, con animación de los japoneses Polygon Pictures, se prestaba a grandes cosas; sin embargo, el resultado es una intentona de psicodelia visual que no alcanza la atmósfera sugerente de capítulos anteriores. Al menos, recupera aquella deriva intelectual de las grandes preguntas filosóficas de la ciencia ficción que la serie parecía haber abandonado.

placeholder Imagen de 'El propio pulso de la máquina', de la temporada 3 de 'Love, Death + Robots'. (Netflix)
Imagen de 'El propio pulso de la máquina', de la temporada 3 de 'Love, Death + Robots'. (Netflix)

5- 'Tres robots: estrategias de escape'

Si alguno de los episodios de 'Love, Death + Robots' —normalmente autoconclusivos— debía tener continuación, ese era 'Tres robots'. Los simpáticos autómatas que ya nos conquistaron en la primera temporada regresan este año para regalarnos otro paseo por una Tierra posapocalíptica. De la mano del estudio de animación sevillano Blow, los robots repasan con sorna cómo los humanos trataron de esquivar la extinción sin éxito. El capítulo es repetitivo y de moraleja algo machacona, pero ratifica que los descacharrantes protagonistas merecen su propia serie.

placeholder Imagen de 'Tres robots: estrategias de escape', en la temporada 3 de 'Love, Death + Robots'. (Netflix)
Imagen de 'Tres robots: estrategias de escape', en la temporada 3 de 'Love, Death + Robots'. (Netflix)

4- 'Las ratas de Mason'

Pocas cosas le sientan a esta serie como un poco de rusticidad. Lo asevera este episodio, a cargo del estudio Axis, que ya había colaborado en la segunda temporada con una fantástica versión de 'En la hierba alta', la novela corta de Stephen King y Joe Hill. En esta ocasión, el relato se centra en un granjero del norte de Gran Bretaña que tiene una plaga de ratas y contrata un puntero servicio de exterminación, pero los roedores organizan su propia resistencia armada. Divertidísimo futurismo de campo para una serie que no lo explota lo suficiente.

placeholder Fotograma de 'Las ratas de Mason', de la temporada 3 de 'Love, Death + Robots'. (Netflix)
Fotograma de 'Las ratas de Mason', de la temporada 3 de 'Love, Death + Robots'. (Netflix)

3- 'La noche de los minimuertos'

Robert Bisi y Andy Lyon dirigen uno de los episodios más llamativos y extravagantes de toda la antología y, además, les basta con siete minutos para hacerlo. Los directores consiguen la quimera de contar una historia manida hasta la exasperación —un holocausto zombi desencadenado por un desafortunado revolcón en un cementerio— desde una perspectiva fresca. Una aplicación inesperada del concepto de distancia narrativa trae consigo efectos todavía más inesperados y, sobre todo, el lustre exclusivo de quienes se atreven a imaginar otras formas de hacer las cosas.

placeholder Imagen de 'La noche de los minimuertos', de la temporada 3 de 'Love, Death + Robots'. (Netflix)
Imagen de 'La noche de los minimuertos', de la temporada 3 de 'Love, Death + Robots'. (Netflix)

2- 'Mal viaje'

Por fin, David Fincher se baja al barro. El primer trabajo del cineasta dentro de la serie, más allá de su labor como productor, es también su debut en el campo de la animación. El director de 'Seven' entrega un episodio redondo sobre un navío de pesca en el que se cuela un terrorífico y hambriento polizón. Todo en el capítulo está al servicio de una leyenda espeluznante, contada con precisión académica y que aguanta el tipo sin problemas a un metraje extenso que pasa volando.

placeholder Fotograma de 'Mal viaje', en la temporada 3 de 'Love, Death + Robots'. (Netflix)
Fotograma de 'Mal viaje', en la temporada 3 de 'Love, Death + Robots'. (Netflix)

1- 'Jíbaro'

Después de ganar tres Emmy por 'La testigo', su episodio para la primera temporada de la serie, y un Oscar por el cortometraje independiente 'El limpiaparabrisas', el español Alberto Mielgo regresa a 'Love, Death + Robots' permitiéndose el gustazo de firmar, además, el mejor episodio de la tercera entrega con diferencia. En su posición de hombre orquesta habitual, Mielgo escribe, dirige, monta y diseña el sonido de la historia de un caballero sordo que se topa con una mortífera sirena en un río.

placeholder Imagen de 'Jíbaro', en la temporada 3 de 'Love, Death + Robots'. (Netflix)
Imagen de 'Jíbaro', en la temporada 3 de 'Love, Death + Robots'. (Netflix)

Destruyendo los esquemas de la épica y el romance, la producción del estudio del madrileño, Pinkman.TV, juega con las perspectivas visual y sonora para hacer colisionar pintura bidimensional y animación 3D con resultados de una modernidad asfixiante. 'Jíbaro' es un cuento de atracción y violencia extremas que lleva contándose siglos; al menos, Mielgo tiene el estilo suficiente para que así lo parezca. Si cada temporada trae como mínimo un nuevo relato suyo, valdrá la pena seguir viendo 'Love, Death + Robots'.

'Love, Death + Robots', con una tercera temporada recién estrenada, es una de las series más interesantes de Netflix. Como marca, la antología de cortometrajes de animación proyecta al mundo el compromiso de la plataforma con el talento. En cada temporada, reúne a grandes escritores de ciencia ficción y terror con estudios de animación de todo el mundo —incluida España— para ofrecer un buen puñado de imágenes espectaculares.

Series de Netflix
El redactor recomienda