Es noticia
Menú
Por qué ahora hay más posibilidades de encontrar vida en una luna de Júpiter
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Es hora de una nueva misión a Jupiter

Por qué ahora hay más posibilidades de encontrar vida en una luna de Júpiter

Hay evidencia que apunta a bolsas de agua en el hielo similares a las de Groenlandia, lugares que aumentan la posibilidad de vida extraterrestre en Europa

Foto: La luna de Jupiter es una de las grandes candidatas a albergar vida en nuestros sistema solar (NASA)
La luna de Jupiter es una de las grandes candidatas a albergar vida en nuestros sistema solar (NASA)

Científicos de la Universidad de Stanford afirman que hay más posibilidades de que haya vida extraterrestre en Europa de lo que se pensaba. Los investigadores aseguran que esta luna de Júpiter está llena de bolsas de agua poco profundas muy cerca de la superficie y que estas bolsas están expuestas a elementos que favorecen la presencia y el desarrollo de la vida.

Foto: El dispositivo de besos virtuales en acción. (Carnegie Mellon)

El autor senior de la investigación — el profesor asociado de geofísica del Colegio de Ciencias de la Tierra, la Energía y el Medioambiente Dustin Schroeder — afirma que, "debido a que están más cerca de la superficie, donde se obtienen productos químicos interesantes del espacio, otras lunas y los volcanes de [la luna joviana] Io, existe la posibilidad de que la vida tenga una oportunidad si hay bolsas de agua [incrustadas en el hielo]".

Qué han descubierto

La luna del sistema joviano siempre ha sido uno de los grandes candidatos a albergar organismos extraterrestres gracias a su gran océano de agua salada. Esta masa de agua — con una profundidad de 60 a 150 kilómetros — cubre el manto rocoso que rodea a un núcleo de hierro en una configuración similar a la de nuestro planeta. Sin embargo, al contrario que la Tierra, todo ese océano se encuentra bajo una capa de hielo con un grosor estimado de 15 a 25 kilómetros.

Pero el estudio — publicado el pasado 19 de abril en el diario científico Nature Communications — dice ahora que las formaciones de doble cresta que recorren la superficie de Europa son muy similares a las que se encuentran en algunos lugares de la Tierra, como en Groenlandia. "Si el mecanismo que vemos en Groenlandia es cómo suceden estas cosas en Europa, sugiere que hay agua en todas partes", apunta Schroeder.

placeholder Diagrama explicativo de la formación de la doble cresta
Diagrama explicativo de la formación de la doble cresta

Las formaciones de doble cresta en el hielo de Europa han sido un misterio desde que se descubrieron durante la misión Galileo en los años 90. Hasta ahora no había habido una explicación tan plausible y lógica como la presentada en este estudio. Según los investigadores, estas bolsas de agua cerca de la superficie se congelan y descongelan con los cambios de temperatura, introduciendo fracturas en el hielo que, poco a poco, forman las dobles crestas de unos 300 metros de altura separadas por valles de hasta 800 metros de anchura.

Necesitamos ir a Europa

Tardaremos décadas o siglos en poder explorar las profundidades del océano de esta luna joviana pero este descubrimiento hará mucho más fácil una misión para detectar vida extraterrestre desde la superficie. Este objeto del sist es uno de los objetivos principales de muchos de los científicos en la NASA, como Adam Steltzner, el jefe del proyecto que llevó el rover Curiosity a Marte e inventó la ya icónica ‘grúa en el cielo’ que lo posó delicadamente sobre la superficie marciana.

placeholder Prueba de un posible drones subacuático bajo el hielo terrestre (CalTech)
Prueba de un posible drones subacuático bajo el hielo terrestre (CalTech)

Como me confesó el propio Steltzner en una entrevista en el Jet Propulsion Laboratory de Pasadena, California, justo al día siguiente del amartizaje del Curiosity, Europa es el gran destino del sistema solar. “El lugar del sistema solar que creemos que contiene vida hoy es Europa. Yo quiero liderar el equipo para ir bajo el hielo”, me contaba. Una misión a la caza no de fósiles ni rastros de vida, como Curiosity o Perseverance, sino de vida real y compleja.

Según Steltzner, esta misión costaría unos dos mil millones de dólares, como el rover marciano. Él y otros de sus colegas ya tienen varios planes en la cabeza. “Hay muchas ideas. Será un gran reto. El tipo justo de desafío, duro, como nos gusta, como nuestra nación necesita... necesitamos algo a lo que aspirar. Y eso es Europa”, me confesaba entusiasmado hace ya casi una década. Yo sigo diciendo lo mismo que le respondí entonces: Estados Unidos y el mundo, Adam.

Científicos de la Universidad de Stanford afirman que hay más posibilidades de que haya vida extraterrestre en Europa de lo que se pensaba. Los investigadores aseguran que esta luna de Júpiter está llena de bolsas de agua poco profundas muy cerca de la superficie y que estas bolsas están expuestas a elementos que favorecen la presencia y el desarrollo de la vida.

Espacio Biología Microbiología
El redactor recomienda