El volcán se ramifica: el parón en su camino hacia el mar reactiva una segunda colada
  1. Tecnología
  2. Ciencia
A pocos kilómetros de la colada de 1949

El volcán se ramifica: el parón en su camino hacia el mar reactiva una segunda colada

El encontronazo con la cima Montaña Rajada provocó la bifurcación de las lenguas, ahora las autoridades apuntan a una reactivación de esa lengua que puede agrandar aún más la colada

placeholder Foto: Routes
Routes

La erupción del volcán en Cabeza de Vaca hizo que una lengua de lava se lanzase imparable ladera abajo hacia el mar. Pero en su camino, el magma salido de las cerca de ocho bocas de esta cumbre que ya se han detectado se encontró con una orografía peculiar. Su caída chocó con montes como el de Montaña Rajada que provocaron que lo que era una sola lengua se bifurcara y abriese un nuevo camino en su caída. Esa otra lengua, la que quedó al sur en el mapa, apareció como un apéndice menor, dejado atrás por la colada principal. Pero el parón de la lava en Todoque ha alertado de nuevo a las autoridades. Tanto le está costando al volcán bajar por el camino principal que la opción sur crece a mayor ritmo y ya hablan de "reactivación".

En los datos ofrecidos a diario por el sistema Copernicus, se ve claramente la evolución que ha confirmado el presidente del Cabildo de La Palma este jueves hablando de "ligera reactivación". El brazo sur de la lava corre, y más rápido que su brazo norte. ¿Y hacia dónde se dirige? Esa es la gran pregunta que preocupa a vecinos e investigadores. Siguiendo la orografía a su paso, todo apunta a que la lava se unirá con la colada principal cruzando por el norte el conocido como monte Cogote, pero ni siquiera así se destapan todas las incógnitas. ¿Qué pasará si se une con la principal? ¿Cuánto se agrandará la colada? Todas esas dudas quedan pendientes.

Foto: El volcán de La Palma, conocido por el momento por el nombre de Cumbre Vieja (EFE)

La curiosidad de este brazo sur se acrecienta al saber que su paso queda a solo unos pocos metros de otro punto clave de la zona, la erupción del volcán de San Juan. En el año 1949, un volcán que los vecinos de la región consideran bastante menos potente y dañino, entre otras cosas porque la zona estaba menos poblada que la que se ha visto afectada en este nuevo rugido de la tierra, dejaba correr su magma por esta la ladera de Las Manchas y ahora sus restos miran de reojo a su nuevo vecino, que puede dejar una imagen similar. Sus hectáreas de lava se han convertido en un atractivo turístico protegido y en 2016 pasaron a denominarse Malpaís de Las Manchas, recibiendo una especial protección por su gran atractivo natural.

Varios investigadores temían que esta nueva erupción se llevase por delante toda esta zona una vez más aprovechando el cauce creado por el otro volcán, pero finalmente parece que la lava volverá a su cauce primigenio y dejará esta vez Las Manchas en una mejor situación, aunque aislados como los vecinos de Jedey. Eso apunta, claro. Los vecinos de toda la zona siguen desplazados y a la espera de que su montaña no decida abrir una nueva boca que cambie las tornas. Y el parón de la lava en la zona de Todoque también preocupa.

Cronología de las zonas arrasadas por la erupción en Cumbre Vieja

Con el volcán a pleno rendimiento, pero la lava frenada por la poca pendiente, la situación se vuelve mucho más imprevisible y peligrosa. Según muestran las imágenes de la colada, los muros son cada vez más altos y la anchura sigue creciendo metro a metro. La salida de estas nuevas ramas solo abre más incógnitas en un fenómeno que ya lleva cinco días sin cesar.

El parón se prolonga

Desde el satélite Copernicus, se ve que poco a poco la lava llega al pueblo de Todoque, pero con mucha más lentitud de lo que se imaginaba en un principio. Tanto, que los vecinos siguen pudiendo pasar a recoger más enseres y cada vez está menos claro que pueda llegar al mar. Los lugareños apuntan a que sobrepasado el pueblo será muy difícil que no salte hasta la costa, pero vista su evolución, nadie se atreve a decir cuándo o cómo podría ocurrir esto. ¿Mañana? ¿El domingo? Los planes se retrasan cada vez más después de un inicio fulgurante. Incluso ahora hay quien piensa en poder frenar o encauzar de alguna forma la mole hambrienta del volcán.

La propia María José Blanco, directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, ha enfriado todas las expectativas de que esto ocurra en un corto periodo de tiempo esta misma tarde. Blanco ha detallado que la colada principal está detenida y que la otra, la sur, avanza de forma muy lenta, a unos cuatro metros por hora. “Ni hoy ni mañana va a llegar al mar”, ha asegurado. Lo que sí crece de forma llamativa es el perímetro de la lengua: de anchura, llega a los 500 metros, y por arriba, a los 12.

Eso sí, hay una pequeña explicación para esto: "Tiene que ir incorporando todo lo que está emitido ya. Aparte de que se va enfriando por un recorrido mucho más largo desde el centro emisor hasta el frente de la colada. Y al ir asimilando todo el material sobre el que transcurre, cada vez le cuesta más. Las coladas de lava, salvo las que son muy fluidas, en general se van ralentizando a medida que se alejan del centro emisor", detalla Blanco en la conferencia de prensa realizada este jueves.

Volcán
El redactor recomienda