"Un extranjero no diferencia La Palma y Las Palmas": el volcán pone en vilo al turismo canario
  1. Empresas
a las puertas de su temporada alta

"Un extranjero no diferencia La Palma y Las Palmas": el volcán pone en vilo al turismo canario

La erupción del volcán de Cumbre Vieja se produce justo a las puertas de la temporada alta canaria. El sector pide concienciar bien al turista extranjero de la seguridad del archipiélago

Foto: Vista de la columna de humo del volcán de Cumbre Vieja en La Palma. (EFE)
Vista de la columna de humo del volcán de Cumbre Vieja en La Palma. (EFE)

La erupción del volcán de Cumbre Vieja, en la isla de La Palma, ha puesto en alerta a todo el sector turístico canario en un momento crítico para el archipiélago que, a diferencia del resto de España, tiene su temporada alta en invierno, entre los meses de octubre y marzo.

Hasta el pasado domingo, cuando una lengua de lava salió de las entrañas de la Isla Bonita, el sector turístico canario vivía un optimista momento, gracias a las elevadas tasas de vacunación y a la retirada de las restricciones del Gobierno británico, dos elementos que permitían confiar en una sólida recuperación del motor económico de las Canarias, ya que el turismo representa un tercio de la riqueza (PIB) de esta comunidad autónoma y un 40% del empleo.

Foto: la-palma-canarias-punto-caliente-volcan-diferente

Pero, tras el estallido del volcán, toda la industria está en vilo, pendiente de ver si la ola de cancelaciones que está viviendo La Palma tiene réplicas en el resto del archipiélago. Una amenaza que grandes cadenas como Meliá o RIU niegan estar viviendo en estas primeras 48 horas, pero que nadie se atreve a descartar en el corto y medio plazo.

"Cuando Estados Unidos invadió la isla de Granada (Caribe), se empezaron a recibir numerosas llamadas de turistas preguntando si era seguro venir a Andalucía, a Granada", seña un alto ejecutivo del sector, que pide guardar el anonimato. "Ahora, corremos el riesgo de que un extranjero no diferencie La Palma de Las Palmas, para él, hay un volcán en erupción en Canarias, y por eso es crucial doblar esfuerzos en comunicación y dejar clara la seguridad del archipiélago", añade.

placeholder Columna de humo del volcán de Cumbre Vieja. (Reuters / Nacho Doce)
Columna de humo del volcán de Cumbre Vieja. (Reuters / Nacho Doce)

Como recuerdan desde Ashotel, patronal hotelera de Canarias, la isla puede presumir del perfecto funcionamiento del plan de evacuación de 500 turistas, cuyo hotel estaba dentro del área que ha tenido que ser abandonada, y que el lunes ya estaban realojados en otros complejos turísticos de las islas e, incluso, 354 personas fueron trasladadas a Tenerife para continuar ahí sus vacaciones.

La erupción volcánica emite entre 8.000 y 10.500 toneladas de dióxido de azufre al día

Pero todos estos esfuerzos no pueden impedir la lluvia de cancelaciones y caída de reservas que está sufriendo la isla y que amenaza con tener consecuencias en el resto del archipiélago. Un momento crítico será la llegada de la lengua de lava al mar, ya que el choque térmico se espera que produzca grandes nubes de vapor de agua y gases tóxicos, imagen que trae al imaginario popular la explosión del volcán Eyjafjalla, en Islanda, cuya nube de cenizas provocó el mayor caos aéreo jamás visto en Europa.

Se teme la imagen de la nube de gases que se producirá cuando la lava llegue al mar

A esta incertidumbre se une el hecho de que la actividad del volcán, y con ella su amenaza para los turistas, puede durar entre cuatro semanas y tres meses, plazos que llegan hasta el ecuador de la temporada alta canaria y que tienen en vilo a toda la industria.

Desde Ashotel, han pedido al Gobierno aplicar la cláusula del Real Decreto 24/2020, del pasado 26 junio, que en su disposición adicional undécima reconoce la condición ultraperiférica de Canarias, para que se prorroguen los ERTE hasta el 31 de enero de 2022 y en las mismas condiciones que los actuales, frente a los recortes que quiere aplicar el Ejecutivo.

Foto: Joan Martí Molist, director del Instituto de Geociencias Barcelona del CSIC.

El turismo y la agricultura, especialmente la producción de plátano, son los dos grandes motores económicos de La Palma, que se han visto arrasados por la lengua de lava. Consciente de la devastadora situación a la que se enfrentan los ciudadanos de la isla, tanto los que han perdido sus casas y negocios como el resto del territorio por el golpe a sus dos grandes industrias, el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, mantuvo ayer reuniones para conseguir 400 millones del fondo de solidaridad de la UE. Apenas una primera ayuda de toda la que necesitará la isla.

La lava se come las casas de Todoque una a una en su camino hacia el mar

Con una población de 85.000 habitantes y un parque oficial de 17.000 camas (hay mucho negocio pequeño y familiar que queda fuera de las cifras que maneja el Cabildo), La Palma recibió antes de la pandemia, en el año 2019, 728.000 visitantes, de los cuales, 82.000 procedían de la Península, 176.000 de destinos europeos (sobre todo alemanes, británicos y holandeses) y 470.000 de otras islas.

La erupción del volcán de Cumbre Vieja, en la isla de La Palma, ha puesto en alerta a todo el sector turístico canario en un momento crítico para el archipiélago que, a diferencia del resto de España, tiene su temporada alta en invierno, entre los meses de octubre y marzo.

Volcán Las Palmas de Gran Canaria Tenerife Canarias Temporada Alta
El redactor recomienda