La erupción del volcán de La Palma, vista desde el espacio: estos son los puntos calientes
  1. Tecnología
  2. Ciencia
focos activos y zona quemada

La erupción del volcán de La Palma, vista desde el espacio: estos son los puntos calientes

La Unión Europea ha activado su programa de observación satelital Copernicus para dar seguimiento a la situación provocada por la lava que emerge del Cumbre Vieja

Foto: La erupción del volcán Cumbre Vieja de La Palma, fotografiada por el satélite Sentinel 2 (REUTERS)
La erupción del volcán Cumbre Vieja de La Palma, fotografiada por el satélite Sentinel 2 (REUTERS)

Desde que el volcán Cumbre Vieja 'despertara' de su letargo y entrase en erupción en la isla de La Palma a primera hora de la tarde del domingo, 19 de septiembre, hay una incertidumbre constante relacionada con el hecho de que no se pueda pronosticar con exactitud hasta cuándo permanecerá en activo el volcán, por lo que ya no solo las islas Canarias o el Gobierno de España están a la espera de ver cuál será el balance total de daños que provoque el discurrir del magma por el territorio insular. Más allá de las fronteras españolas, el mundo está también atento a la erupción de este nuevo volcán por la emisión de gases tóxicos que libera la lava al salir despedida al exterior y por los riesgos añadidos, como los sísmicos entre otros fenómenos, que puede comportar el que las coladas de material incandescente lleguen a la zona costera de la isla e impacten contra el mar, pudiendo provocar incluso una lluvia ácida dado el choque térmico.

En esta delicada coyuntura, y después de que en la noche de este martes surgiera una nueva boca eruptiva a 200 metros de la principal y en el entorno cercano del pueblo de Tacande, imágenes satelitales de la isla de La Palma captadas desde el espacio se han sumado al operativo de vigilancia de la erupción del volcán como un esfuerzo extra para monitorizar el alcance que pueda tener la actividad eruptiva del Cumbre Vieja. Tal y como expresó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, a través de su perfil oficial en la red social Twitter, la Unión Europea ha activado el programa de observación satelital de la Tierra bautizado con el nombre de Copernicus para contribuir en el seguimiento de la situación en una isla que el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, describió este lunes como "una zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil".

El programa Copernicus de la Agencia Europea Espacial (ESA), responsable también de las imágenes históricas que se tomaron de España durante la nevada que provocó Filomena, trabaja con el objetivo de monitorizar y anticiparse a los cambios que sufra el medioambiente por tierra, mar y atmósfera para poner en marcha estrategias de mitigación y adaptación con las que combatir el cambio climático. Este lunes 20 de septiembre, cuando el volcán llevaba media jornada en activo, la misión Sentinel 2, compuesta por dos satélites que monitorizan cómo cambia la superficie terrestre, captó un vistazo del flujo de lava emergiendo del Cumbre Vieja entre el manto nuboso que cubría parte de la isla de La Palma.

A petición de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, se activó asimismo una herramienta para mapear la zona que el Copernicus ha puesto en marcha a través de su Servicio de Gestión de Emergencias (EMS, por sus siglas en inglés). Estos servicios cartográficos financiados por la Comisión Europea pueden enviar información de cualquier emergencia, sea provocada por el hombre o un desastre natural, gracias a su cobertura mundial que es capaz de seguir el curso, en imágenes, de erupciones volcánicas, fuertes tormentas, terremotos o inundaciones, entre otros fenómenos.

Sirviéndose de la misión del Sentinel 1, Copernicus ha lanzado en la mañana de este martes el primer mapa de situación de La Palma que da cuenta de cuál es la superficie terrestre afectada en la isla por la erupción del volcán. Así, con esta imagen tomada por satélite, se calcula que la superficie cubierta por la lava ascendía a 103 hectáreas, con 166 edificios destruidos entre los que se encuentra un colegio, a fecha del lunes, 20 de septiembre, a las 19:50 horas. Un intervalo de tiempo en el que, a pesar de que disminuía el movimiento de la lava y el tremor de la erupción, la actividad eruptiva seguía en pleno apogeo dado que esto es tan solo el inicio del episodio.

La herramienta del Copernicus también permite hacerse una idea de la situación actual en la zona cercana al volcán, donde se acumulan los fuegos activos y se ve reflejado un perímetro de zona quemada bastante amplio. De esta forma gráfica se puede ver que son numerosos los puntos calientes que han trastocado la normalidad de la población que reside en La Palma en la zona centro y sur del territorio, pues tal y como se puede ver recogido en el mapa del Servicio de Gestión de Emergencias de Copernicus son varias las carreteras que la lava ha invadido a su paso. Además, según han advertido los expertos, el magma procedente de esta erupción también podría destruir a su paso infraestructuras de comunicaciones.

A las 16:07 horas de este lunes, otra misión del Copernicus conocida por el nombre de Sentinel-5P y encargada de monitorizar la atmósfera mapeando los gases que pueden alterar el aire que respiran los seres vivos, captó una imagen satelital en la que se puede ver hasta dónde llegaba la columna de dióxido de azufre que expulsaba consigo el magma: alcanzaba incluso la costa africana.

El ritmo al que el volcán emite este gas es vital para determinar cuánto podría durar la actividad del Cumbre Vieja, ya que se dará por finalizada la erupción cuando pasen varios días sin que se emita dióxido de azufre en la zona. Según los datos obtenidos por el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), en el segundo día de erupción la tasa de emisión de este gas se encuentra entre las 7.797 toneladas diarias y las 10.665, valores "similares e incluso ligeramente superiores a los registrados el primer día de la erupción" y que para el instituto son "coherentes" con las primeras 48 horas de evolución de este proceso eruptivo dada la aparición de un nuevo punto de emisión de material magmático en Tacande.

Volcán Canarias
El redactor recomienda