La España nevada nunca antes vista desde el espacio en una imagen a todo color
  1. Tecnología
  2. Ciencia
una imagen para el recuerdo

La España nevada nunca antes vista desde el espacio en una imagen a todo color

Después de compartir una instantánea que parecía en 'blanco y negro' de la Comunidad de Madrid tras la nevada, la Agencia Europea Espacial ha mostrado una segunda fotografía histórica de España bajo un persistente manto blanco por la nieve

placeholder Foto: España bajo un manto blanco en una imagen tomada desde el espacio (ESA)
España bajo un manto blanco en una imagen tomada desde el espacio (ESA)

Todavía queda mucho que ver de la histórica nevada que convirtió, en autonomías como la Comunidad de Madrid o Castilla-La Mancha, las carreteras en pistas verdes improvisadas para esquiadores principiantes, aficionados y profesionales. La primera mitad de este fin de semana fue un auténtico sueño para aquellos que habían visto en contadas ocasiones la nieve. Sin embargo, desde el domingo, la vuelta a la normalidad se está convirtiendo en una pesadilla. En Madrid, el aeropuerto de Barajas sigue a marchas forzadas su recuperación y no recibirá llegadas con normalidad hasta el jueves. Mientras que muchos madrileños permanecen todavía atentos al mapa que ha proporcionado el Ayuntamiento de la capital para comprobar cuáles son las calles limpias de nieve por las que se puede circular con mayor garantía, este martes 12 de enero, después de que la Agencia Espacial Europea (ESA) publicase una foto de la Comunidad de Madrid en 'blanco y negro' tras la nevada, "la misión más completa de la familia Sentinel", en palabras de la ESA, ha captado otra espectacular instantánea: la de una España en la que todavía reina un manto blanco persistente.

El mosaico de fotografías, inmortalizado por la misión Sentinel 3 del programa Copernicus a las 11:40 de este martes, muestra desde las alturas cómo ha 'sepultado' la nieve a distintas provincias y zonas de autonomías como la Comunidad Valenciana o Cataluña, así como también se pueden distinguir cómo se han teñido de un blanco intenso los sistemas montañosos de la península ibérica. Dentro del programa Copernicus de la ESA, que tiene por objetivo tareas de vigilancia medioambiental que son útiles para "las prácticas agrícolas y forestales o la gestión de la seguridad alimentaria", tal y como especifica la propia entidad en su página web acerca de esta flota de satélites, esta misión se ocupa de transportar un conjunto de instrumentos de última tecnología diseñados para tomar medidas sistemáticas de "los océanos, la tierra, el hielo y la atmósfera de nuestro planeta", lo que permite monitorizar y comprender mejor las dinámicas globales a gran escala y mejorar los modelos de pronóstico, según se explica también en su sitio web.

Equipada con dos satélites, al igual que la misión Sentinel 2, esta constelación presta especial atención a los océanos del planeta, midiendo la altura, temperatura y color de su superficie, así como el espesor de las banquisas de hielo, con el objetivo de poder monitorizar cambios en el nivel del mar, la contaminación o la producción biológica de los océanos. Para ello, cuenta con el Instrumento para el Color de la Tierra y los Océanos (OLCI), que es capaz de inmortalizar escenas como estas cubriendo 21 bandas espectrales con una anchura de barrido de 1.270 kilómetros, de acuerdo con lo que indica la ESA. Ese instrumento ha sido el encargado de inmortalizar las dos imágenes de este mosaico, ya que es capaz de hacer una cobertura global en dos días, al igual que ya tomó a las 15:09, hora peninsular, del 29 de febrero de 2016 una primera imagen de la península ibérica con presencia de la nieve en las zonas montañosas. Bajo estas líneas, se puede ver un montaje fotográfico en el que se comparan ambas instantáneas tomadas por la ESA.

A las 12:14 horas de este lunes, cuando casi se cumplían en la región las primeras 48 horas de calma que sucedieron a los copos de nieve que caían sin parar sobre la capital, la misión Sentinel 2 captó desde el espacio otra imagen para la posteridad, que complementa también aquellas con las que se hicieron los profesionales de la fotografía de madrileños esquiando por el paseo de la Castellana. Tras un sábado en el que la nieve no arreció hasta las 17:00 horas de la tarde, aproximadamente, Madrid se enfrentaba a un reto nunca antes visto: recuperar la movilidad de la gran capital con capas de 25 a 50 centímetros de nieve, las cifras que destacaba el portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, en distintos barrios de la capital. Una carrera a contrarreloj para combatir las placas de hielo que se podían formar en calzadas y aceras ante los récords de temperatura registrados. A pesar de que el domingo, 10 de enero, las principales arterias de la ciudad se habían liberado de nieve con maquinaria para garantizar el suministro de bienes de primera necesidad con el inicio de la semana laboral y la vuelta a la rutina en Mercamadrid, la imagen de Madrid era este lunes todavía insólita desde el espacio.

Cuando la borrasca Filomena empezó a mitigar dando paso a la primera ola de frío del 2021, la "innovadora" cámara multiespectral de alta resolución, con 13 bandas, con la que están dotados cada uno de los dos satilétes de la misión Sentinel 2 recogió el alcance de la mayor nevada que ha caído en la autonomía desde, al menos, 1971, de acuerdo con la AEMET. En la imagen tomada por satélite, se puede ver cómo este lunes todavía había mucha nieve acumulada, especialmente a las afueras de Madrid capital. En la parte superior derecha de la instantánea, tal y como indican desde la ESA, se pueden apreciar algunas de las pistas del aeropuerto, impracticables por el temporal que ha causado la borrasca.

De acuerdo con lo que también concretan desde la Agencia Espacial Europea, aunque la imagen parece estar tomada en blanco y negro, esta apariencia se debe al manto blanco que persiste en la comunidad tras la copiosa nevada, pues la instantánea fue tomada a color desde el Sentinel 2, una misión que está conformada por dos satélites idénticos ubicados en la misma órbita que, al estar separados por 180 grados, logran "una cobertura y una descarga de datos óptimos". Cada cinco días, los satélites cubren todas las superficies terrestres, incluidas grandes islas y aguas costeras, proporcionando "vistas de la Tierra sin precedentes" gracias a un campo de visión que abarca los 290 kilómetros de anchura, según lo que detallan en el sitio web de la ESA.

placeholder Bajo un manto de nieve, así se veía Madrid este sábado tras la nevada del siglo (ESA)
Bajo un manto de nieve, así se veía Madrid este sábado tras la nevada del siglo (ESA)

La imagen histórica de Madrid cubierta de blanco por la intensa nevada que colapsó la ciudad se puede disfrutar sobre estas líneas y, además, se puede descargar a través de este enlace que pone a disposición la ESA en su página web, donde también se pueden conseguir otras fotografías tomadas desde el espacio por la misión Sentinel 2 del programa Copernicus. Asimismo, también se puede descargar en óptima calidad la fotografía de España bajo el manto blanco que ha dejado a su paso la borrasca Filomena. Este proyecto de vigilancia medioambiental está cambiando drásticamente, en palabras de la ESA, la forma en la que se gestiona el entorno y se abordan los efectos del cambio climático en el planeta, sirviendo por ejemplo de ayuda para predecir la producción de las cosechas.

Madrid Nieve
El redactor recomienda