Los volcanes no ayudan al calentamiento global: enfrían el planeta
  1. Tecnología
  2. Ciencia
toneladas de gases en la atmósfera

Los volcanes no ayudan al calentamiento global: enfrían el planeta

La erupción de Monte Viejo, en la isla de La Palma, ha vuelto a poner una pregunta sobre la mesa: ¿cuál es la relación entre volcanes y cambio climático?

Foto: Erupción y liberación de gases y cenizas en Cumbre Vieja. (Reuters)
Erupción y liberación de gases y cenizas en Cumbre Vieja. (Reuters)

Después de los miles de seísmos que se han dado esta última semana en la isla de La Palma, finalmente cinco bocas escupiendo lava han anunciado la activación del volcán. Esto no solo va a iniciar un gran debate respecto a las medidas que se toman para mantener la seguridad, tanto de la población como de los trabajadores de emergencias de la isla, sino que se valorará su trascendencia en el clima de todo el mundo. La gran pregunta es: ¿contribuyen los volcanes al cambio climático?

La lógica puede decirnos que, dado que se expulsan al exterior de la corteza terrestre materiales incandescentes que en situaciones normales estarían en su interior, la temperatura de la Tierra aumentará. Pero como se recoge en diversos estudios científicos, como el publicado por el vulcanólogo Alan Robock de la Universidad de Maryland, algunas de las sustancias emitidas por los volcanes podrían tener el efecto diametralmente opuesto: enfriar nuestro planeta.

Cuando un volcán entra en erupción, no solo lanza roca fundida, sino que una gran cantidad de gases a presión también son liberados a nuestra atmósfera, normalmente a alturas kilométricas. Cómo explican desde el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), “la erupción volcánica que tuvo lugar en el Monte Pinatubo en 1991 [una de las más grandes del siglo XX] inyectó 20 millones de toneladas de dióxido de azufre a una altura que superó los 32 km”.

Esa nube química, junto con las cenizas que la acompañaban, explican desde la institución estadounidense, tuvo un impacto climático, pero opuesto al que creemos: enfrió la Tierra. Esto se debe, como explica en su estudio Alan Robock, a que estos productos del azufre forman aerosoles en la estratosfera, los cuales generan un ‘velo’ capaz de reflejar de vuelta al espacio una parte considerable de las radiaciones que provienen del sol (incluida la luz). Además, como explica el científico, permanecen a gran altitud durante años.

placeholder Erupción del Monte Pinatubo en 1991. (U.S. National Archives)
Erupción del Monte Pinatubo en 1991. (U.S. National Archives)

Como explican desde el Servicio Geológico de Estados Unidos, se calcula que "la erupción del Pinatubo en 1991 redujo la temperatura de la Tierra 0,6 °C".

Pero no todo son buenas noticias. Los millones de toneladas de dióxido de azufre y otros compuestos liberados por los volcanes reaccionan con el oxígeno y otros gases a gran altura. Dos de los principales compuestos generados son el ácido clorhídrico y el ácido sulfúrico. El primero es uno de los principales responsables de la lluvia ácida, mientras que el segundo, aunque también juega un papel en este fenómeno, es capaz de reaccionar con el ozono, destruyéndolo.

¿Y el CO₂?

El dióxido de carbono es el gas de efecto invernadero (GEI) más común y se considera el mayor culpable del actual cambio climático. En efecto, al mismo tiempo que los volcanes emiten a la atmósfera dióxido de azufre, también liberan CO₂. Pero por masivos que sean los volcanes, las cifras difieren mucho de las que generamos los seres humanos.

Foto: Documental de la BBC basado en el tsunami de La Palma.

A día de hoy, se calcula que las actividades del ser humano en el planeta liberan alrededor de 35.000 millones de toneladas de dióxido de carbono al año, mientras que los volcanes activos en el mundo (alrededor de 50) emiten menos del 1% de esa cantidad.

A pesar de que la erupción que está teniendo lugar en La Palma va a tener una gran repercusión en la vida de los habitantes de la isla, de momento la crisis climática no será una de las afectadas.

Volcán
El redactor recomienda