LOS CIENTÍFICOS CREEN QUE ES INMINENTE

Un volcán en Islandia podría estar a punto de entrar en erupción

Los datos recogidos por los geólogos demuestran que el Grímsvötn se encuentra en las mismas circunstancias que en sus dos últimas erupciones, en 2004 y 2011

Foto: El volcán Grimsvotn, en Islandia, podría estar a punto de una nueva erupción (EFE/Egill Adalsteinsson)
El volcán Grimsvotn, en Islandia, podría estar a punto de una nueva erupción (EFE/Egill Adalsteinsson)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Vatnajökull es el mayor glaciar de Islandia y el más grande en volumen de toda Europa. Cubre muchos volcanes activos, entre ellos el Grímsvötn, un volcán que entró en erupción por última vez en 2011 y que ahora podría estar preparándose para una nueva erupción, tal y como ha explicado la Oficina Meteorológica de Islandia (IMO, por sus siglas en inglés).

Las erupciones del Grímsvötn son habituales, ya que se repiten cada 5 ó 10 años, y son seguidas por geólogos de todo el mundo. Ronni Grapenthin, geofísico de la Universidad de Alaska, ha explicado a Phys cómo es el proceso que se repite en cada erupción y posterior explosión: "La lava derrite el hielo, se convierte en vapor. Se libera una tremenda cantidad de energía en una fracción de segundo".

Los científicos están convencidos de que una erupción es inminente, pero no pueden pronosticar cuándo se producirá. Según el especialista en volcanología Sigrun Hreinsdottir, "cada volcán es diferente y se comportan de manera diferente, y puede tener un comportamiento diferente de una erupción a otra". En lo que sí coinciden es que las condiciones son casi idénticas a las que había antes de las últimas erupciones, que tuvieron lugar en 2004 y 2011.

Estudiado al milímetro

Científicos de varios países siguen de cerca la evolución del Grímsvötn gracias a un GPS de alta precisión colocado a los pies del volcán y que mide el movimiento del suelo en tiempo real. Cuando el magma fluye desde el interior del volcán hacia la superficie, el suelo se expande como si fuera un globo. Benedikt Ofeigsson, geocientífico de la OMI, confirma que el Grímsvötn está "tan inflado como antes de la erupción de 2011, por lo que muestra todos los signos de una erupción dentro del próximo mes o de este año".

La última erupción del Grímsvötn provocó el cierre del espacio aéreo islandés

Hay otro dato que llevan a los científicos a creer que la erupción es inminente: las mediciones de gases. Terry Plank, vulcanólogo del Observatorio Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia, explica que cuando el magma se acerca a la superficie, los gases que originalmente están disueltos en el magma, se escapan: "Es muy parecido a abrir una botella de refresco. Cuando liberas la presión, los gases salen".

La OMI ha confirmado que las mediciones de gases en Grímsvötn a principios de junio mostraron "concentraciones muy altas de SO2, CO2 y H2". Según Benedikt Ofeiggson, son datos poco habituales para Islandia, por lo que significa que el magma está justo debajo de la superficie y, por tanto, la erupción parece inminente.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios