¿Por qué el volcán de La Palma se considera estromboliano? Estos son los tipos de erupciones
  1. Tecnología
  2. Ciencia
pequeñas explosiones rítmicas

¿Por qué el volcán de La Palma se considera estromboliano? Estos son los tipos de erupciones

Los cinco tipos de erupciones más destacables son: la estromboliana, la hawaiana, la vulcaniana, la pliniana y la peleana

Foto: El volcán de La Palma cumple su cuarto día de erupción. (EFE)
El volcán de La Palma cumple su cuarto día de erupción. (EFE)

El volcán situado en la zona sur de la isla de La Palma entró en erupción el pasado domingo, 19 de septiembre, y la lava sigue su curso hasta llegar al mar. Aunque el movimiento lávico comenzó un curso veloz, con el paso de los días ha ido ralentizando, a unos 200 metros por hora con espesores máximos de entre 10 y 12 metros arrasando cerca de 300 casas y obligando la evacuación de más de 6.000 vecinos.

Desde la noche del pasado martes, el rugido del volcán de La Palma ha comenzado a sonar con mucha más fuerza y en efecto ha entrado en una nueva fase, caracterizada por más y mayores explosiones de lava. Esto no supone mayor peligro y es el comportamiento es habitual en un volcán estromboliano como Cumbre Vieja, ya que cabe resaltar que no todos los volcanes se comportan de la misma forma cuando hablamos de tipos de erupciones. En este sentido, existen cinco tipos de erupciones diferentes: la estromboliana, la hawaiana, la vulcaniana, la pliniana y la peleana.

Erupción tipo estromboliana

Este tipo de erupciones corresponden a pequeñas explosiones y su nombre proviene del volcán Estrómbolí situado en Italia, ya que sigue el patrón de su comportamiento eruptivo. En este tipo de erupción, las columnas eruptivas de las explosiones pueden alcanzar hasta 15 m de altura. Además, suelen presentar explosiones rítmicas, separadas por periodos que pueden durar entre un segundo y varias horas.

Las lavas de este tipo de erupciones suelen ser fluidas y los materiales que emiten están conformados por escoria (fragmentos volcánicos), bombas y pocas cantidades de ceniza. Durante las erupciones se forman conos de escoria, plumas (nube de poca altura formada por las partículas sólidas más pequeñas) y ceniza de poca altura normalmente entre 100 y 200 metros de alto.

placeholder Técnicos del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) toman muestras de las coladas de lava del volcán de La Palma.
Técnicos del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) toman muestras de las coladas de lava del volcán de La Palma.

Erupción tipo hawaiana

Este tipo de erupción se caracteriza por la emisión de lavas de composición basáltica, las cuales poseen bajo contenido de gases. La lava de este tipo de erupciones se caracteriza por ser poco viscosa y moverse a gran velocidad alcanzando hasta decenas de kilómetros por hora. La actividad explosiva en este tipo no suele ser muy habitual, pero existe la posibilidad de que se formen montículos de escoria alrededor de los centros de emisión. La lava se derrama por el cráter, pero también puede ser emitida a través de las fisuras ubicadas en los flancos del volcán. Tal y como indica su nombre, son erupciones propias de los volcanes Mauna Loa y Kilauea en las islas de Hawái.

Erupción tipo vulcaniana

La columna eruptiva en este caso puede alcanzar entre los tres y 20 km de altura. Son erupciones explosivas que emiten ceniza y lava muy viscosa que se solidifica rápidamente. Se podría decir que son erupciones más violentas que las erupciones estrombolianas, ya que el magma es de composición intermedia y posee mayor cantidad de gases. Además, las explosiones ocurren con intervalos de minutos y horas y son tan peligrosas que a veces pueden destruir una parte del volcán. Las erupciones de los volcanes Sabancaya y Ubinas entre los años 1988-1998 y 2006-2009, respectivamente, son ejemplos de este tipo de erupciones.

Foto: Imagen del volcán en La Palma. (Reuters)

Erupción tipo pliniana

Estas erupciones son las más violentas, ya que magma es de composición ácida y posee un alto contenido de gases. Las columnas eruptivas alcanzan alturas mayores a los 30 km y los materiales emitidos pueden afectar extensas áreas, incluso generar cambios en la temperatura del planeta. Durante estas erupciones se generan grandes volúmenes de gas, fragmentos volcánicos y cenizas. El ejemplo más representativo de esta explosión es la del volcán Vesubio en el año 79 d. C. que arrasó la ciudad de Pompeya.

Erupción tipo peleana

Este tipo se caracteriza por ser violenta e intermitente. Además, suele generar colapsos de domos que generan flujos de piroclásticos, conformado por fragmentos de lava, cenizas y gases. En este sentido, los flujos pueden alcanzar los 500 °C y con velocidades de hasta 100 a 200 m/h. La erupción del Monte Pelée, en la isla francesa de Martinica, en 1902, podría considerarse como el primer evento que presentó este tipo de características.

Hawai Volcán
El redactor recomienda