Se hallan daños similares a los del Alzheimer en jóvenes por la contaminación del aire
  1. Tecnología
  2. Ciencia
PROTEÍNAS DAÑADAS EN EL CEREBRO

Se hallan daños similares a los del Alzheimer en jóvenes por la contaminación del aire

Las pruebas acumuladas en China sugieren que los niveles de contaminación del aire están relacionados de alguna manera con el deterioro cognitivo, la demencia y el Alzheimer

Foto: Se hallan daños similares a los del Alzheimer en jóvenes por la contaminación del aire
Se hallan daños similares a los del Alzheimer en jóvenes por la contaminación del aire

La contaminación del aire está afectando a toda nuestra salud en conjunto, Nuestros pulmones, nuestros corazones e, incluso, nuestros cerebros se pueden ver a afectados por la polución atmosférica.

Un reciente estudio sugiere que niños y jóvenes que crecen en Ciudad de México, un centro urbano con un gran problema de contaminación atmosférica, pueden ya mostrar marcadores de daño asociados con el Alzheimer, el Parkinson y la enfermedad de la neurona motora (MND).

Foto: Escándalo científico en el centro español clave contra el alzhéimer: "Han perdido años"

Todavía no está claro si estos marcadores de daño causan realmente una enfermedad neurológica más adelante en la vida. No obstante, los ovillos neurofibrilares y las placas amiloideas se suelen acumular en los cerebros de quienes padecen Alzheimer y otras enfermedades neurológicas.

Necesidad de saber

Con el 90 por ciento de los niños del mundo respirando aire inseguro, los investigadores dicen que es fundamental que averigüemos más: si las partículas finas de la contaminación del aire son un desencadenante de enfermedades neurológicas, hay que saberlo ya.

"Nuestros nuevos hallazgos indican que los contaminantes del aire a los que uno se expone, lo que inhala y lo que traga, son realmente significativos en el desarrollo del daño neurológico"

"Diferentes personas tendrán diferentes niveles de vulnerabilidad a dicha exposición a las partículas", explica Barbara Maher, científica medioambiental de la Universidad de Lancaster (Reino Unido), "pero nuestros nuevos hallazgos indican que los contaminantes del aire a los que uno se expone, lo que inhala y lo que traga, son realmente significativos en el desarrollo del daño neurológico".

Según publica Science Alert, a principios de este año, los científicos advirtieron que la contaminación atmosférica estaba causando una "pandemia silenciosa" en todo el mundo, que provocaba hipertensión, diabetes, ictus, ataques cardíacos e insuficiencia cardíaca a un ritmo incluso más mortal que la guerra, la violencia y muchas enfermedades.

 Una niña usa una mascarilla para protegerse de la contaminación ambiental en Pekín. Foto: EFE/HOW HWEE YOUNG
Una niña usa una mascarilla para protegerse de la contaminación ambiental en Pekín. Foto: EFE/HOW HWEE YOUNG

Ahora, también existe la posibilidad de una pandemia de enfermedades neurológicas. Las pruebas acumuladas en China, el Reino Unido y los Estados Unidos sugieren que los niveles de contaminación del aire están relacionados de alguna manera con el deterioro cognitivo, la demencia y la enfermedad de Alzheimer.

Este nuevo estudio, publicado en la revista científica 'Environmental Research', apoya esos descubrimientos. Los investigadores examinaron los troncos cerebrales de 186 jóvenes residentes de la Ciudad de México, que murieron entre los 11 meses y los 40 años de edad, los investigadores encontraron pruebas no sólo de crecimientos de células nerviosas, placas y ovillos que están vinculados a enfermedades neurológicas, sino también de minúsculas nanopartículas ricas en metales.

Nanopartículas ricas en metales

"Las nanopartículas ricas en hierro y aluminio que se encuentran en el tronco cerebral son sorprendentemente similares a las que se producen como partículas derivadas de la combustión (motores) y la fricción (sistemas de frenado) en la contaminación atmosférica", señala Maher.

"Es aterrador. ¿Cómo se puede esperar que estas nanopartículas que contienen esas especies metálicas se queden inertes e inofensivas dentro de las células críticas del cerebro?"

"Las partículas ricas en titanio en el cerebro eran diferentes, distintivamente con forma de aguja; se observaron partículas similares en las células nerviosas de la pared intestinal, lo que sugiere que estas partículas llegan al cerebro después de ser ingeridas y pasan del intestino a las células nerviosas que conectan el tronco cerebral con el sistema digestivo".

Incluso el tronco cerebral más joven examinado, de apenas 11 meses de edad, mostró crecimientos de células nerviosas, placas y ovillos, que se forman cuando las proteínas se pliegan mal en el cerebro.

Foto: Una de cada ocho muertes en Europa está relacionada con la contaminación

Esta es una característica común de algunas formas de enfermedad de la neurona motora y del Parkinson, que a menudo se relaciona con el daño neuronal en el tronco cerebral.

Considerando que las partículas ricas en metales en el cerebro podrían causar inflamación y estrés oxidativo, lo que llevaría a la muerte de las neuronas, algunos investigadores piensan que la contaminación del aire representa un posible desencadenante del declive cognitivo.

"Es aterrador porque, incluso en los niños, hay una neuropatología en el tronco cerebral", añade Maher. "No podemos probar la causalidad hasta ahora, pero ¿cómo se puede esperar que estas nanopartículas que contienen esas especies metálicas se queden inertes e inofensivas dentro de las células críticas del cerebro? Esa es la prueba de que esas nanopartículas están disparando las balas que están causando el daño neurodegenerativo observado".

Contaminación Alzheimer Medio ambiente Pandemia Enfermedades cardiovasculares Cerebro Demencia
El redactor recomienda