SEGÚN UN NUEVO ESTUDIO

Las partículas de contaminación del aire pueden llegar a los fetos en el útero

Los científicos han descubierto una acumulación de partículas de carbono en la placenta, demostrando que pueden desplazarse desde los pulmones y alcanzar el feto

Foto: Las partículas dañinas que alcanzan la placenta pueden provocar problemas de salud en el futuro (EFE/Wu Hong)
Las partículas dañinas que alcanzan la placenta pueden provocar problemas de salud en el futuro (EFE/Wu Hong)

Una investigación de la Universidad de Hasselt, en Bélgica, y publicada en la revista Nature Communications ha revelado que la contaminación del aire puede atravesar la placenta de la madre y llegar hasta el feto que descansa en el útero, una situación que aumentaría ampliamente la probabilidad de que el recién nacido sufra problemas de salud en el futuro.

Los científicos examinaron a 25 mujeres embarazadas y no fumadoras de la ciudad belga de Hasselt. Nada más dar a luz a sus bebés, los investigadores recogieron sus placentas para estudiar el lado que mira hacia el feto. Ahí se descubrió que se había acumulado una importante cantidad de partículas de carbono negro.

Esas partículas contaminantes pueden proceder de fuentes muy diversas, desde la estufa de carbón de una casa a la contaminación que expulsan los vehículos al circular. Y los investigadores detectaron que cuanto más estuvieron expuestas las mujeres al carbono negro durante su embarazo, más partículas de carbono se encontraron en la placenta.

Necesitan más investigación

Lo que no ha podido revelar de forma determinante el estudio científico es si las partículas pueden alcanzar el feto, una vez que están dentro de la placenta. Los autores creen que el hecho de que la placenta permita el paso de partículas de carbono negro parece una “prueba convincente” para esta teoría, pero hacen falta nuevas investigaciones para confirmarlo.

Los investigadores han descubierto que la exposición directa de las futuras madres al carbono negro en su día a día, afecta directamente al feto

Hasta ahora, la contaminación se había asociado a varios problemas de salud como los partos prematuros, el aumento del número de abortos espontáneos o el bajo peso de los bebés al nacer. Sin embargo, los investigadores han descubierto que la exposición directa de las futuras madres al carbono negro en su día a día, afecta directamente al feto.

Anteriores investigaciones daban por sentado que la placenta era “una barrera impenetrable”, según se recoge en el estudio. Sin embargo, esta investigación demuestra que las partículas dañinas que se almacenan en los pulmones al respirar pueden llegar después a la placenta, alcanzando finalmente a los fetos. Es el segundo estudio científico que se posiciona en este sentido, según la CNN, después de otro que se llevó a cabo en 2018 en el Reino Unido.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios