HASTA UN 40% MENOS

Vacunarse de la gripe y la neumonía reduce el riesgo de Alzheimer

Las vacunas podrían tener un factor de protección contra el declive cognitivo

Foto: Una enfermera aplica a un hombre una vacuna contra la gripe. Foto: EFE Juan Ignacio Roncoroni
Una enfermera aplica a un hombre una vacuna contra la gripe. Foto: EFE Juan Ignacio Roncoroni

La vacunación contra la gripe y la neumonía podrían favorecer un menor riesgo de padecer Alzheimer, según una serie de investigaciones que se han presentado en la Conferencia Internacional 2020 de la Asociación de Alzheimer.

Según el análisis científico presentado en este simposio, vacunarse al menos una vez contra la gripe se asoció con una reducción del 17% en la incidencia de Alzheimer, mientras que hacerlo más de una vez se asoció con otro 13% de reducción.

La vacunación contra la neumonía entre los 65 y 75 años redujo el riesgo de Alzheimer hasta en un 40% dependiendo de los genes de cada paciente.

Protección a largo plazo

"Con la pandemia de Covid-19, las vacunas están los debates sobre salud pública. Es importante explorar sus beneficios no sólo en la protección contra las infecciones virales o bacterianas, sino también en la mejora de los resultados de salud a largo plazo", explica María C. Carrillo, directora científica de la Asociación de Alzheimer.

"Nuestro estudio sugiere que el uso regular de una intervención muy accesible y relativamente barata, como la vacuna contra la gripe, podría reducir significativamente el riesgo de Alzheimer"

Investigaciones anteriores han sugerido que las vacunas pueden tener un factor de protección contra el declive cognitivo, pero no ha habido estudios amplios y exhaustivos centrados en la relación entre la vacuna contra la gripe y el riesgo de Alzheimer.

Albert Amran, estudiante de medicina de la Facultad de Medicina McGovern del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en Houston (Estados Unidos), y su equipo, investigaron un gran conjunto de datos de registros de salud estadounidenses y encontraron que haberse vacunado contra la gripe se asociaba con una menor prevalencia de Alzheimer, tanto si había sido solo una vez como si era más frecuente.

Los investigadores encontraron que la asociación protectora entre la vacuna contra la gripe y el riesgo de Alzheimer era más fuerte para aquellos que recibieron su primera vacuna a una edad más temprana.

Por ejemplo, las personas que recibieron su primera vacuna documentada contra la gripe a los 60 años se beneficiaron más que aquellos que recibieron su primera vacuna contra la gripe a los 70 años.

La vacuna contra la neumonía, también efectiva

"Nuestro estudio sugiere que el uso regular de una intervención muy accesible y relativamente barata, como la vacuna contra la gripe, podría reducir significativamente el riesgo de Alzheimer", señala Amran en declaraciones citadas por Neuroscience News. "Se necesita más investigación para explorar el mecanismo biológico de este efecto (por qué y cómo funciona en el cuerpo), algo que es importante a medida que exploramos terapias preventivas efectivas para el Alzheimer".

"Las vacunas contra la neumonía antes de los 75 años pueden reducir el riesgo de Alzheimer más adelante en la vida, dependiendo del genotipo individual"

Pero la vacuna de la gripe no es la única que parece efectiva contra el Alzheimer. La vacuna contra la neumonía podría también reducir el riesgo de sufrir la enfermedad, hasta en un 40%.

"Las vacunas contra la neumonía antes de los 75 años pueden reducir el riesgo de Alzheimer más adelante en la vida, dependiendo del genotipo individual", explica Svetlana Ukraintseva, de la Universidad de Duke (Estados Unidos). "Estos datos sugieren que la vacuna neumocócica puede ser un candidato prometedor para la prevención personalizada del Alzheimer, particularmente en los no portadores de ciertos genes de riesgo".

Demencia como factor añadido de mortalidad

En otra investigación, además, se ha demostrado que la demencia incrementa la mortalidad de las personas que se ven aquejadas de determinadas infecciones, convirtiéndose, así, es un factor de riesgo más.

"Nuestro estudio respalda la necesidad de investigar estas relaciones aún más; de averiguar por qué las infecciones están vinculadas a una mayor mortalidad en las personas con demencia, específicamente qué factores de riesgo y mecanismos biológicos están involucrados. Esto ayudará a avanzar en nuestra comprensión del papel de las infecciones en la demencia", señala Janet Janbek, de la Universidad de Copenhague (Dinamarca)

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios