SALBUTAMOL

Encuentran un fármaco típico para el asma prometedor contra el Alzheimer

El salbutamol es eficaz para reducir la acumulación de fibras insolubles de la proteína tau, que se encuentra en los cerebros de las personas con Alzheime

Foto: Una nujer con un inhalador contra el asma (Corbis)
Una nujer con un inhalador contra el asma (Corbis)

El salbutamol, un fármaco común en los tratamientos contra el asma, y que suele estar presente en los inhaladores, podría funcionar también para retrasar la aparición del Alzheimer, según revela una investigación de la Universidad de Lancaster (Reino Unido).

Los investigadores de la Universidad de Lancaster han revelado que la readaptación de un medicamento existente, el salbutamol, ofrece un potencial significativo como opción de bajo costo y respuesta rápida contra este tipo de demencia.

Según los científicos, que describen sus hallazgos en la revista científica 'ACS Chemical Neuroscience', el salbutamol es eficaz para reducir la acumulación de fibras insolubles de la proteína tau, que se encuentra en los cerebros de las personas con Alzheimer.

Un enfoque nuevo de investigación

Estas fibras microscópicas se acumulan en los ovillos neurofibrilares y pueden causar la desestabilización de las neuronas, la muerte de las células cerebrales y son una característica clave de la progresión de la enfermedad.

El salbutamol, que ya ha sido sometido a extensas revisiones de seguridad en humanos, puede ser esperanzador para el tratamiento del Alzheimer

Gran parte de la investigación sobre el Alzheimer llevada a cabo hasta la fecha se ha centrado en la acumulación de placas amiloides, causadas por el mal plegado de la proteína beta amiloide. Sin embargo, como no se están logrando grandes resultados, se está prestando más atención a la proteína tau.

Tras analizar casi un centenar de compuestos y fármacos existentes para determinar su eficacia en la prevención de la formación de fibrillas de tau, cuatro medicamentos actuales quedaron como posibles candidatos: etamiván, fenoterol, dobutamina y salbutamol.

Paciente que sufre Alzheimer. Foto: Pixabay
Paciente que sufre Alzheimer. Foto: Pixabay

Se comprobó que el etaminvan y el fenoterol tenían poco efecto en el ensamblaje de los ovillos de tau. La dobutamina, que se utiliza para el tratamiento rápido de los ataques cardíacos y la insuficiencia cardíaca, resultó tener algún beneficio. Sin embargo, debido a que sus efectos son muy efímeros y a que es necesario administrarla por vía intravenosa, no es ideal como base para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer.

Barato y accesible

Las pruebas con el salbutamol revelaron que podría inhibir la agregación de proteínas tau in vitro, con una reducción drástica de la densidad de las estructuras fibrosas de tau. Además, al ingerirse fácilmente, absorberse en el cerebro y permanecer en el cuerpo durante varias horas, el salbutamol tiene propiedades atractivas como vía de investigación para un posible nuevo tratamiento del Alzheimer.

"Nuestro trabajo pone de relieve el impacto potencial de la reutilización de medicamentos para usos médicos secundarios"

"Nuestro trabajo pone de relieve el impacto potencial de la reutilización de medicamentos para usos médicos secundarios, al descubrir una nueva estrategia terapéutica que impide la patología molecular de la enfermedad de Alzheimer, y que de otra manera podría haber quedado sin estudiar", explica David Townsend, de la Universidad de Lancaster y autor principal de la investigación en declaraciones recogidas por Neuroscience News.

"El salbutamol ya ha sido sometido a extensas revisiones de seguridad en humanos, y si las investigaciones de seguimiento revelan una capacidad para impedir la progresión de la enfermedad de Alzheimer en modelos celulares y animales, este fármaco podría ofrecer un paso adelante, al tiempo que reduciría drásticamente el coste y el tiempo asociados al desarrollo típico de un medicamento", añade

El Alzheimer es el tipo más común de demencia. Esta enfermedad afecta a cerca de 47 millones de personas en todo el mundo y se espera que su prevalencia se triplique hasta superar los 130 millones de casos en 2050.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios