SE HA PROBADO EN MÁS DE 700 PACIENTES

Tomar aspirina y omega 3 reduce las posibilidades de padecer cáncer intestinal

Un estudio revela que combinar ambas sustancias ayuda a reducir los pólipos intestinales precancerosos presentes en el cuerpo

Foto: La aspirina puede tener un nuevo beneficio
La aspirina puede tener un nuevo beneficio

El EPA, o ácido eicosapentaenoico, es un ácido graso esencial que pertenece a la cadena de los omega 3. Sabemos que se trata de un ácido bueno para el organismo porque favorece la prevención de enfermedades cardiovasculares, pero ahora se ha descubierto que, junto a la aspirina, también ayuda a reducir los pólipos intestinales precancerosos.

Un estudio de la Universidad de Leeds, en el Reino Unido, que ha sido publicado en el diario médico The Lancet, demuestra que las personas que tomaron aspirina desarrollan menos pólipos tanto en el lado izquierdo como en el derecho del intestino grueso, mientras las que ingirieron EPA omega 3 purificado desarrollan menos pólipos, pero sólo en el lado izquierdo, el que mejor se puede observar.

El estudio se llevó a cabo con un grupo de 709 pacientes de entre 55 y 73 años con un alto riesgo de sufrir pólipos intestinales que pudiera evolucionar hasta el cáncer. Se les dividió en cuatro grupos: unos tomaron aspirina, otros EPA, un tercero sólo ingirió placebo y el cuarto las dos pastillas: aspirina y EPA. Los resultados fueron clarificadores.

Esperanza en el cáncer intestinal

En declaraciones que recoge el diario República, el autor principal, Mark Hull, reconoce que los resultados “han demostrado que tanto la aspirina como la EPA tienen efectos preventivos, lo cual es particularmente emocionante dado que son compuestos relativamente baratos y seguros para suministrar a los pacientes. Por tanto, los médicos deben considerar nuestros resultados en las personas con riesgo elevado de cáncer intestinal”.

Los pacientes que sólo tomaron aspirina redujeron sus pólipos un 22 por ciento en sólo un año, comparados con los que tomaron placebo. También funcionó entre las personas que tomaron EPA, aunque en su caso sólo un 9 por ciento comparados con el grupo del placebo.

Sin embargo, los mejores resultados se encontraron en el grupo de pacientes que tomó ambas sustancias, lo que supone que combinando aspirina con EPA las personas con riesgo de sufrir cáncer intestinal pueden presentar una batalla a la enfermedad por adelantado.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios