Es noticia
Menú
Del fracaso del Facebook español a ser la mano derecha de Zuckerberg: quién es Javier Oliván
  1. Tecnología
TRABAJA EN Facebook DESDE 2007

Del fracaso del Facebook español a ser la mano derecha de Zuckerberg: quién es Javier Oliván

El ingeniero, natural de Huesca, acaba de ser nombrado director de Operaciones de Meta, una empresa en la que ha tenido un papel crucial para su desarrollo en todo el mundo

Foto: Javier Oliván, brindando con Mark Zuckerberg. (Facebook)
Javier Oliván, brindando con Mark Zuckerberg. (Facebook)

18 de mayo de 2012. Facebook está a punto de volver a marcar un hito entre las tecnológicas, desbancando a Google y convirtiéndose en el mejor estreno en bolsa de la historia del sector, alcanzando una valoración de 104.00 millones de dólares. Toda la plana mayor de la firma se ha concentrado para brindar a las puertas del Nasdaq. Entre ellos, casi en primera fila, está el ingeniero español Javier Oliván, entonces vicepresidente de Internalización y Crecimiento. Ahora, en el décimo aniversario de aquella celebración, acaba de convertirse en el director de Operaciones de Meta o, mejor dicho, en la mano derecha de Mark Zuckerberg.

El nombramiento es fruto de la renuncia de Sheryl Sandberg, uno de los pesos pesados de Silicon Valley, tras 14 años en el cargo. Lo ha hecho a través de un 'post' en su perfil de la red social, donde ha explicado que se centrará en su fundación, "el trabajo filantrópico" y la crianza de sus hijos. "Cuando acepté este trabajo en 2008, esperaba estar en este puesto durante cinco años", ha enfatizado la que también fue vicepresidenta de Operaciones y Ventas en Google durante siete años.

Foto: Foto: Dado Ruvic/Reuters.

En realidad, no es lo único que ha podido motivar su salida. "Fue una de las artífices de que Facebook se convirtiera en un coloso de la publicidad digital, algo que disparó el negocio, pero también lo sumergió en el fango. Estaba demasiado ligada a los negocios desagradables de Facebook", han recordado en 'The Information', que enumera cuestiones como la manipulación de las elecciones estadounidenses de 2016 o los intentos de "contener las consecuencias del escándalo de Cambridge Analytica". "Su salida era cada vez más inevitable en los últimos años", destacan en este medio, donde recuerdan que no todo ha sido cosa suya. "La responsabilidad recae, en última instancia, en el CEO".

Sea como sea, Zuckerberg ha destacado que se trata del "final de una era". "Javi liderará nuestros anuncios integrados y productos comerciales, además de continuar liderando nuestros equipos de infraestructura, integridad, análisis, 'marketing', desarrollo corporativo y crecimiento. Pero este papel será diferente de lo que ha hecho Sheryl", ha explicado Zuckerberg, que ha destacado que su papel será "más tradicional" que el de su antecesora, que era una auténtica esponja a la hora de asumir funciones. Por ahora, no está claro qué hará, pero sí lo que ha hecho para llegar hasta aquí.

*Si no ves correctamente este formulario, haz clic aquí.

La beca que cambió una vida

Javier Oliván, hoy con 44 años y padre dos hijos, no cumple con el típico perfil de adolescente de familia adinerada que se marcha a estudiar a Estados Unidos y nunca vuelve. Eso sí, quien lo conoce dice que apuntaba maneras desde niño. Natural de Sabiñánigo (9.000 habitantes, Huesca) e hijo de un empresario y una maestra, estudió Ingeniería Electrónica Industrial en la Universidad de Navarra, donde obtuvo la distinción 'cum laude', además de recibir el Premio Nacional de Fin de Carrera, otorgado por el Ministerio de Educación, en el año 2000.

Su vida laboral comenzó trabajando para Siemens en Múnich (Alemania) y luego pasó un par de años en Tokio, contratado por la japonesa NTT Data. Tras aquello, volvió una temporada a la compañía alemana. Fue en 2005 cuando decidió saltar el charco y, beca mediante, se marchó a hacer un MBA a la Universidad de Stanford (California), la cuna de Silicon Valley. Aquello le cambió la vida. Cuando estaba acabando aquel máster, hizo un intento de crear una especie de Facebook a la española, llamado Nosuni, con otros dos compatriotas que estaban estudiando allí. El problema es que Tuenti, también producto nacional, arrasó con ellos.

El drama duró poco. "Conocí a Mark [Zuckerberg] en una de las clases y le dije que no entendía por qué no internacionalizaba la plataforma", explicó hace años durante una charla en la Fundación Rafael del Pino, institución que le concedió la ayuda para estudiar en la universidad californiana. Cuando acabó el posgrado, allá por octubre de 2007, fue nombrado jefe de Crecimiento Internacional de Facebook en un momento crucial para la expansión de la compañía, que por aquel entonces atravesaba su gran metamorfosis, pasando de red social de universitarios a conquistar a todo el mundo.

Su papel fue clave para que la plataforma estuviera disponible en otros 23 idiomas (incluido el castellano), lo que fue el detonante de su explosión mundial. "Mucha gente mira hacia atrás y atribuye más éxito del que se merece a su propia inteligencia", dijo en el evento mencionado. Allí dejó claro cuáles eran, para él, los dos factores clave para llegar a la cima: "La suerte de estar en el sitio apropiado y la gente que te ayuda con un empujón y te ayuda a conocer a alguien".

placeholder Javier Oliván, en una imagen de archivo. (Fundación Rafael del Pino)
Javier Oliván, en una imagen de archivo. (Fundación Rafael del Pino)

Desde entonces, ha ido subiendo peldaños hasta llegar a lo más alto. Entre 2011 y 2018, fue el vicepresidente de Internalización y Crecimiento. Fue ahí cuando se produjo la salida a bolsa de la compañía, donde Oliván obtuvo un paquete de acciones y, aunque se desconoce el tamaño, se sabe que aquellos títulos valen hoy cuatro veces más. Entre sus proyectos más destacados durante esta etapa está Internet.org, el caballo de Troya de Facebook para expandirse por países pobres: ellos ofrecían una conexión barata a cambio de aumentar sus usuarios. Mientras tanto, Oliván también fue miembro de la junta directiva de MercadoLibre, una plataforma de comercio electrónico con una fuerte implementación en América Latina.

Lo ocurrido con Cambridge Analytica provocó un nuevo ascenso del ingeniero español. Entonces, Zuckerberg quiso reorganizar la estructura interna para tener al frente solo a personas de confianza. Oliván era uno de ellos y lo colocó en la vicepresidencia de Producto; es decir, dirigiendo y gestionando las funcionalidades de Facebook, Instagram, WhatsApp y Messenger. Una vez la empresa cambió de nombre a Meta y puso el foco en el metaverso, ascendió a director de Crecimiento y vicepresidente de Productos e Infraestructura. "Además de sus equipos de producto, también ha dirigido otros, como los de ciencia de datos, internacionalización, investigación de experiencia de usuario y estrategia de contenido", han comentado fuentes de la compañía a EFE.

El pasado marzo, Oliván, residente en Palo Alto, viajó a Madrid para reunirse con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. "Celebramos las inversiones de la compañía en nuestro país que generarán 2.000 empleos. España es 'hub' de talento y emprendimiento y seguirá a la vanguardia de la digitalización apoyando tecnologías como el metaverso", dijo el jefe del Ejecutivo al término del encuentro.

Pese a trabajar para un gigante de las redes sociales, Javier Oliván pasa bastante desapercibido dentro y fuera de ellas. Él ha mantenido un perfil relativamente bajo —todo lo contrario que Sandberg—, algo que hace que en España no sea especialmente conocido fuera del sector. Es más, ni siquiera hay muchas fotografías de él y apenas tiene 17 seguidores en Instagram. "Es educado, amable, ponderado y poco dado a la sobreactuación", han explicado a EFE varios vecinos de su pueblo. No parece que tenga intención de ser como su antecesora. "Con algunas excepciones, no preveo que mi papel tenga el mismo aspecto de cara al público", avisó al dar a conocer su ascenso.

18 de mayo de 2012. Facebook está a punto de volver a marcar un hito entre las tecnológicas, desbancando a Google y convirtiéndose en el mejor estreno en bolsa de la historia del sector, alcanzando una valoración de 104.00 millones de dólares. Toda la plana mayor de la firma se ha concentrado para brindar a las puertas del Nasdaq. Entre ellos, casi en primera fila, está el ingeniero español Javier Oliván, entonces vicepresidente de Internalización y Crecimiento. Ahora, en el décimo aniversario de aquella celebración, acaba de convertirse en el director de Operaciones de Meta o, mejor dicho, en la mano derecha de Mark Zuckerberg.

Javier Oliván Mark Zuckerberg Perfil Silicon Valley Internet
El redactor recomienda