Es noticia
Menú
La gran promesa de los NFT se desmorona: por qué las 'big tech' se lanzan a por ellos
  1. Tecnología
¿ADIÓS A LA DESCENTRALIZACIÓN?

La gran promesa de los NFT se desmorona: por qué las 'big tech' se lanzan a por ellos

Meta y Twitter ya han anunciado proyectos relacionados con estos criptoactivos, que ya mueven 30.000M de euros al año, pero dejan una cuestión en el aire: ¿qué fue de la promesa de descentralización?

Foto: El CEO de Meta, Mark Zuckerberg. (EFE)
El CEO de Meta, Mark Zuckerberg. (EFE)

Las grandes tecnológicas han puesto esta semana una nueva pica en territorio 'cripto'. Tanto Meta como Twitter han anunciado proyectos relacionados con los tokens no fungibles (conocidos por las siglas NFT), un entorno que el pasado año movió cerca de 35.000 millones de euros en todo el mundo. Si bien no es la primera vez que estas compañías se acercan a este nicho, sí que refleja un movimiento de calado para el sector: las grandes tecnológicas son el antónimo de la descentralización, una de las ideas fundacionales de los criptoactivos.

Si usted no está familiarizado con los NFT, piense en ellos como una acreditación para identificar y autentificar la propiedad de un determinado elemento digital, sea un artículo periodístico, un vídeo o un dibujo. Estos se acuñan —es decir, se registran— mediante tecnologías 'blockchain', que en teoría no están dominadas por un actor central. Después, adquieren un valor de mercado que fluctúa según oferta y demanda, similar a lo que podría ser un mercado bursátil, por lo que es habitual que se usen con afán especulativo.

Foto: Nuevo nombre y logo de Facebook: 'Meta' en Menlo Park, California, (EEUU). (EFE/EPA/ John G.Mabanglo)

El plan de la compañía de Mark Zuckerberg pasaría por la creación de un 'marketplace' de estos tokens en Facebook e Instagram, según ha adelantado ‘Financial Times’. En él, se podrían crear NFT de forma sencilla y accesible para el público general. Es decir, buscan montar algo muy parecido a OpenSea, que hoy está considerado el Amazon de estos criptoactivos y cuya valoración está disparada. Ya roza los 12.000 millones de euros, casi diez veces más que hace medio año.

El negocio está en que la plataforma se lleva un 2,5% de cada transacción, una cantidad nada desdeñable si se tiene en cuenta que, en el último mes, las ventas en la plataforma han superado los 3.000 millones de euros. No es de extrañar que Coinbase, el segundo ‘exchange’ de criptomonedas más grande por volumen de transacciones, vaya a lanzar otra plataforma similar.

No obstante, se trata de una filtración y los planes podrían sufrir vaivenes, tal y como ocurrió ya con Libra, la que iba a ser la moneda digital de Facebook y que hoy tiene un futuro incierto. Eso no ha quitado que la compañía quite el ojo del sector. Por ejemplo, ya ha probado pagos con divisas virtuales en Whatsapp mediante la tecnología de Novi –otra 'startup' de Meta– y parece algo más cercano y tangible que lo que pueda ser el hipotético metaverso.

placeholder Mark Zuckerberg durante el anuncio del cambio de nombre de Facebook. (Meta)
Mark Zuckerberg durante el anuncio del cambio de nombre de Facebook. (Meta)

"Facebook ha querido acercarse a los jóvenes con cuestiones como el cambio de marca y los metaversos", apunta Sergio Reyes, profesor de ESIC y experto en redes sociales, que señala una diferencia sustancial respecto a plataformas como OpenSea: aunque muevan mucho dinero, solo las conoce el gran público. "Lo acercan a un usuario que no tiene por qué conocer cómo funcionan las criptomonedas, pero también puede atraer a gente que no usa esta red social y prefiere plataformas como TikTok".

Apenas unas horas después de que se conocieran las intenciones de la compañía de Mark Zuckerberg, Twitter anunciaba una función que permite utilizar un NFT como imagen de perfil. Ahora mismo, esta opción solo está disponible para los usuarios que tengan un iPhone y estén suscritos al servicio 'premium' Twitter Blue, que tiene un precio de 2,99 dólares al mes y está en modo beta para los usuarios de Estados Unidos, Canadá y Australia.

Eso no quita que el resto puedan ver los hexágonos con los que se identifica a quienes han colocado un NFT para ilustrar su cuenta, tal y como han hecho muchos usuarios. Entre ellos, la jefa de producto de Twitter, Esther Crawford, que ha explicado que "las criptomonedas son un pilar fundamental del futuro" de la plataforma, según ha contado a ‘The Wall Street Journal’.

"Es una manera de distinguir al usuario de otros usuarios, es la 'gamificación' de la experiencia, mostrando quién está un escalón por encima del resto", subraya Reyes sobre este punto. En este caso, no solo se trata de rejuvenecer la audiencia y estar a la última, sino también de "convertirlos en usuarios de pago". "Las plataformas necesitan usuarios de pago recurrentes en servicios tecnológicos en estado primario, de modo que se están haciendo pruebas para dar con la tecla correcta".

Cabe destacar que Twitter no vive su mejor momento desde hace años. Tal y como explicó este periódico tras la dimisión del CEO Jack Dorsey, Facebook ingresa casi 30 veces más que Twitter cada trimestre y genera un beneficio casi 25 veces superior.

¿Qué fue de la descentralización?

La entrada de las grandes tecnológicas también afecta a otro pilar clave del sector: los creadores de contenidos. "Como persona que vende NFT, me beneficia la entrada de este tipo de actores", reconoce el criptoartista Javier Arrés, que indica que el poder económico de estos actores "hará que copen mucho mercado y sean protagonistas". En su opinión, considera que los entornos descentralizados "siempre van a subsistir" y los compara con las comunidades de código abierto, que fueron desplazadas a los márgenes por la irrupción del mundo corporativo, pero han mantenido su cometido con mayor o menor relevancia.

"Estos movimientos tienen mucho que ver con no quedarse atrás y perder notoriedad. No pueden controlarlo, pero tienen los recursos para posicionarse por encima de nuevas empresas puramente ‘cripto’", apunta por su parte Alessio Garcai, director de arte 3D y criptoartista, que señala que "Instagram era la joya de la corona en el mundo 2.0 y en esta nueva vertiente es más bien un lastre, por lo que o se renuevan ya o pierden la oportunidad a medio plazo".

Foto: Kathryn Haun durante una charla Ted. (Ted)

En este sentido, considera que la entrada de estos actores es positivo, porque atraerá más gente y hará que no se vea como "un lugar tan ajeno", aunque indica que "luego están por ver las intenciones reales": "De Facebook no me fío, pero de Twitter sí. Llevan estrategias diferentes. Zuckerberg quiere que todo gire en torno a ellos usando su poder, y Twitter simplemente forma parte apuntándose dándonos facilidades a la comunidad".

También ha habido perspectivas críticas con el movimiento de estas compañías hacia los criptoactivos. Ha sido el caso de Jane Manchun Wong, una investigadora que se dio a conocer por buscar las cosquillas de las grandes plataformas. En su caso, ha ironizado sobre esta primera incursión de Twitter en el mundo NFT. Justo este jueves, un problema técnico en la base de datos de OpenSea provocó que esta nueva función de la red social –que está ligada a la API del 'marketplace'– no estuviera operativa, por lo que bromeó sobre lo sucedido incluyendo el 'hashtag' con la palabra 'descentralización'.

Covadonga Fernández, directora del Observatorio Blockchain, apunta que "la descentralización absoluta no existe" y es "un modelo organizativo en desarrollo", aunque enfatiza que "de momento, el modelo más cercano es el del bitcoin". "Siempre hay una plataforma que hace de intermediario, aunque es justo decir que blockchain ha eliminado muchos intermediarios", explica esta especialista.

Así, apunta que "los viejos acusan a los nuevos de que el nuevo internet que se está construyendo está controlado por las firmas de capital riesgo, y no les falta razón". "Andreessen Horowitz ha creado una tupida red de compañías de todo tipo, medios de comunicación incluidos, para construir la próxima generación de gigantes tecnológicos. Estamos en un momento de confrontación entre los amos del viejo capital y los amos del nuevo capital".

Foto: Los visitantes de la feria 'Metaverso, más allá de los contenidos' en Gwangju (Corea del Sur) prueban unas gafas de realidad virtual. (EFE / EPA YONHAP)

También hay quien ha criticado la operativa de la nueva función de Twitter, como el empresario, inversor y coleccionista de NFT Adam Hollander, que ha señalado que solo se comprueba si el usuario tiene conectada una NFT a la cartera digital del usuario, pero no verifica si ese NFT es el real. Es decir, que si usted quisiera poner uno de los monos de Bored Ape Yacht Club –una de las colecciones más cotizadas– con un hexágono en su perfil, sería tan sencillo como copiar la imagen, acuñarla como un nuevo token y colocarla en la red social.

A simple vista, no habrá diferencia, aunque si se clica en la información sí que se verá que es una copia. Justin Taylor, jefe de marketing de Twitter, ha respondido a este coleccionista para explicar que es algo hecho adrede, pues no quieren "limitar esta función a las colecciones verificadas, eso sería un error, y no lo apoyaría la amplia mayoría del movimiento NFT. Cualquiera debería poder acuñar cualquier cosa y convertirla en NFT". Eso sí, unos cuantos usuarios han 'trolleado' al propio Hollander y copiado su simio digital.

El 'déjà vu' de las puntocom

¿Cómo afectará la entrada de Meta y Twitter al mundo NFT? Reyes, el profesor de ESIC, prefiere ser cauto a la hora de hablar del futuro de este modelo –"es pronto para hablar de esto"–, pero indica que una opción podría ser un mercado de compra de bienes digitales más centralizado (el caso de los videojuegos convencionales), mientras que se sigue manteniendo otro alejado de estas plataformas y sin intermediarios.

Foto: Portada del libro 'La filosofía de bitcoin'. (Imagen cedida)

"Todo depende de la praxis de estos actores y la reacción de la comunidad, porque la gente que lleva desde el principio se puede sentir afrentada porque grandes corporaciones entren en entornos descentralizados", apunta al respecto. "No se sabe si lo demandará y usará el usuario, pero marcará una guía para mantener el usuario cautivo dentro de sus plataformas".

Para muchos, la música que hay alrededor de los NFT suena cada vez más a la de la burbuja de las puntocom del principio de siglo, donde cayeron miles de tecnológicas que se habían aupado al calor de la especulación. “La sobresaturación de productos NFT puede estar generando una gran burbuja con 'tokens' que no son muy válidos, pero tienen una valoración alta. Hay demasiada oferta y, si explota, bajará el entusiasmo para que sea un entorno más estable”, indica el criptoartista Arrés. Otras, en cambio, resistieron el envite. “Las puntocom no desaparecieron en la burbuja, pero sí provocaron que se reorganizara el mercado”.

Las grandes tecnológicas han puesto esta semana una nueva pica en territorio 'cripto'. Tanto Meta como Twitter han anunciado proyectos relacionados con los tokens no fungibles (conocidos por las siglas NFT), un entorno que el pasado año movió cerca de 35.000 millones de euros en todo el mundo. Si bien no es la primera vez que estas compañías se acercan a este nicho, sí que refleja un movimiento de calado para el sector: las grandes tecnológicas son el antónimo de la descentralización, una de las ideas fundacionales de los criptoactivos.

Mark Zuckerberg Tecnología
El redactor recomienda