Es noticia
Menú
El millonario al que se rifan en el deporte de élite: "Solo este año les haremos ganar 150M"
  1. Tecnología
Ahora abre su nueva sede central en Madrid

El millonario al que se rifan en el deporte de élite: "Solo este año les haremos ganar 150M"

Alexandre Dreyfus es el creador de Chiliz y Socios.com, la plataforma de 'fan tokens' a la que se han sumado casi todos los clubes de la élite futbolística, la Formula 1 y ya llega a la NBA

Foto: Alexandre Dreyfus posa durante la entrevista. (Patricia J. Garcinuño)
Alexandre Dreyfus posa durante la entrevista. (Patricia J. Garcinuño)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Alexandre Dreyfus espera atento fuera del hotel hasta que aparece el periodista. En el puro centro de Madrid, este empresario de origen francés, nacido en Lyon, pero con residencia en Malta, aguarda con un look 'sport', vaqueros y sudadera con capucha, junto a la entrada de uno de los alojamientos más lujosos y nuevos de la capital: el Four Seasons del Centro Canalejas. Allí se hospeda en este corto viaje que hace a España y, sea aposta o no, lanza un mensaje de lo que hay tras su aspecto relajado. Aunque su nombre puede que no te suene, incluso si estás al día del mundo deportivo, este emprendedor 'tech' es el último rey del deporte mundial. Una especie de salvador del sector (aunque él niega que lo sea) que en el año de mayor crisis de estos espectáculos ha catapultado su negocio y ahora los grandes se lo rifan, uniendo su firma incluso a nombres y contratos como el de Leo Messi.

Dreyfus es el hombre tras Chiliz y Socios.com, las empresas que dominan el cada vez más conocido mundo de los 'fan tokens' con mano de hierro. Aun siendo un mercado nuevo abierto y que otras compañías intentan hacerles sombra, su 'startup', nacida en 2018 (tras levantar una ronda de inversión de 66 millones de dólares) en la pequeña isla mediterránea donde vive, marca el paso del sector sin dejarse casi ningún nombre atrás. Su ambiciosa apuesta empezó a dar alegrías en 2020 cuando, mientras los clubes se desangraban por el 'covid', su firma terminaba el año con 200 millones de euros de ingresos. Ahora, decenas de equipos se suman a este invento basado en crear activos digitales de los clubs que se pueden comprar a través de su plataforma 'Socios.com' o de 'exchanges' como Binance y que sirven para votar decisiones del equipo, tener descuentos o, también y aunque no sea la idea principal, 'traderar'. "Hay que confesar que hemos tenido suerte", señala el francés.

Foto: Foto: Reuters.

Llegado del mundo del póker, en el cual triunfó creando marcas como Winamax, el veterano emprendedor de internet sabe que lleva una mano fuerte y ya ha marcado varios hitos deportivos con Chiliz en los últimos meses. Ha conseguido, por ejemplo, que el Inter de Milán, tras pagar unos 20 millones de euros, cambie la serigrafía de su 'sponsor' principal desde hace 26 años, Pirelli, por su nombre, o más concretamente por un logo con las letras del 'fan token' del Inter y un pequeño detalle de Socios.com. Además, ya han hecho sus primeros pinitos entre futbolistas, metiendo sus monedas dentro del monto que ha dado el PSG a Messi (no se ha desvelado la cantidad final) o ayudando al Corinthians brasileño a fichar del Arsenal al veterano William, pagando parte de su sueldo con criptoactivos.

Mientras abre su nueva sede central en Madrid para ampliar más su plantilla, superando los 150 trabajadores en todo el mundo, Dreyfus cuenta ya en su cartera con más de 60 clientes entre clubes, equipos nacionales, ligas y otras entidades. Monta monedas para la UFC, para la federación portuguesa de fútbol e incluso para equipos de Formula 1 o NBA, y tiene intención de llegar pronto a las 100 firmas. Y no solo habla de simples patrocinios, sino que su sueño es que su invento genere una relación con beneficios para ambas partes con los clubes llevándose buena parte de los beneficios, o eso asegura. "A nuestros clubs, con los beneficios de la compraventa de 'tokens', y quitando los patrocinios y demás, les haremos ganar más de 150 millones de euros solo este año", señala al terminar la entrevista. ¿Cómo lo hace? Una mezcla de tecnología Blockchain, 'gamificación' y relación entre clubes y aficionados que, dice, es el futuro.

placeholder Alexandre Dreyfus, durante una entrevista con EC en Madrid. (Patricia J. Garcinuño)
Alexandre Dreyfus, durante una entrevista con EC en Madrid. (Patricia J. Garcinuño)

PREGUNTA. En los últimos meses no habéis parado de sumar equipos a vuestra cartera, y no solo de fútbol, que tenéis a muchos de los grandes, también NBA, Formula 1... ¿Cómo los habéis convencido a todos?

RESPUESTA. Es el resultado de un trabajo que llevamos 3 años haciendo. Un trabajo de educar, enseñar, mostrar a equipos, a dueños, a ejecutivos, lo que hacemos. Y lo que es más importante, hemos insistido mucho en mostrar que esto no es 'hype' o una moda, sino que está aquí para quedarse. Y muchos clubes lo han entendido. Que puedes llegar pronto o tarde, pero vas a tener que llegar, y en ese caso nadie quiere ser el primero, pero tampoco quiere ser el último.

P. Pero ¿cuál es vuestro secreto para que muchos de los grandes equipos os elijan? ¿Por qué no cogen a otra compañía si lo ven claro?

R. Hay que entender que nosotros no ofrecemos una solución única, un negocio especial. En lo que se basa esto es en que creemos que el futuro de la industria del deporte si quiere seguir creciendo y sobreviviendo, pasa por convertir al fan pasivo en un fan activo y nuestro valor está en ser el puente para conseguir el cambio. Es decir, ahora mismo los clubes ganan dinero por un 'merchandising' limitado, por unas entradas que no pueden seguir encareciendo si no quieren que sus aficionados se enfaden y más con el covid y por unos derechos televisivos que son todo un reto con muchos problemas en todos los países. Por lo tanto, necesitan buscar nuevas formas de ganar dinero y esas pasan por los fans que tienen a nivel global y en el mundo digital.

Foto:

¿Cómo se monetiza esto? Los clubes saben que los fans no van a pagar por contenido, lo siento por vosotros los medios, pero en el deporte no se paga por contenido cuando lo tienes gratis en Instagram cada día y tampoco te pueden dar algo muy diferente a lo que muestran ahí. Por eso, tienes que ver qué le interesa a ese fan que encima es muy posible que viva fuera de tu país y no tenga opción de ir a los partidos, seguir de cerca al equipo o comprar tu 'merchandising'. Y nosotros vemos que puede querer dos cosas: estar más en contacto con el club y tener influencia, voz y voto en las decisiones de la entidad al que apoya desde la distancia. Nosotros ayudamos en esto y al final es un nuevo negocio para los clubes. Un negocio que además no compite con lo que ya tienen, sino que completa su oferta atrayendo a más audiencia.

P. O sea, que la idea es monetizar a los aficionados que no pueden acudir a los partidos o viven lejos.

R. No solo eso. El punto es pensar qué puedes dar a un fan que vive en Japón, que nunca va a venir a España, que la camiseta que tiene del equipo es falsa porque no hay forma de comprarla verdadera... Date cuenta de que esa conexión, ese 'fan engadgement', está casi siempre relacionado con dinero tradicionalmente, compras entradas para el partido, gastas dinero en las prendas del equipo y bueno, quizá las redes sociales son de lo poco que es gratis aquí. Por lo que estos nuevos fans en la distancia abren un hueco para pensar en construir una relación que también tenga en medio algo de dinero. Con los 'fan tokens' y la plataforma Socios.com ofrecemos una forma diferente de ser parte del club y que este tenga ingresos por ello.

"Yo lo comparo con los videojuegos. Hace 30 años era algo para 'frikis' y se veían como algo raro, ahora mismo todo el mundo juega"

P. Y ahora, ¿cómo metes el Blockchain en todo esto y se lo explicas a los dueños de los clubes y a sus aficionados?

R. Es dificilísimo, pero es todo cuestión de educación. Yo lo comparo con los videojuegos. Hace 30 años era algo para 'frikis' y se veían como algo raro, ahora mismo todo el mundo juega y están por todas partes. Lo que tenemos que enseñar es que esto es una cuestión de tiempo, nosotros tenemos ahora mismo un millón de usuarios y puede que tardemos 10 años en llegar a los 10 millones, no importa, pero llegará, y lo esencial es ver cuándo te quieres sumar, porque lo vas a tener que hacer. Es normal que haya gente que no entienda de momento cómo funciona todo esto, es lógico, pero está aquí.

P. ¿Cómo ganan el dinero los clubes?

R. Fuera de posibles patrocinios más tradicionales como lo del Inter, vamos al 50-50. Cada club gana un 50% del dinero generado con cada compraventa de su 'token'. Y nosotros hemos reinvertido todo nuestro 50% en la empresa para crecer, traer más clubs y más gente. Ya somos 150 en todo el mundo, la mitad están en Malta y el resto en otras oficinas de Turquía, Buenos Aires, Brasil, Lyon, Madrid, que aquí abriremos la nueva oficina en 3 semanas... Queremos ser 250 a principios del año que viene y Madrid será nuestro nuevo centro global porque tenemos muy buenas relaciones con el deporte español, es un punto clave para Latinoamérica y un buen lugar para trabajar en remoto.

P. También dedicáis parte del dinero a pagar promociones como la camiseta del Inter, ¿no?

R. Sí, claro, pero hay una cosa muy interesante aquí. Tanto en la camiseta del Valencia como en la del Inter no pone Socios.com, pone el nombre de su 'fan token', y un pequeño logo de Socios que la gente casi no ve. Nosotros queremos mostrar al mundo que estos 'tokens' son el futuro del deporte, y nos da igual que aparezca nuestra marca. Hemos pagado porque no aparezca, y eso creo que es importante destacarlo porque nunca se había hecho.

placeholder Alexandre Dreyfus, durante la entrevista. (Patricia J. Garcinuño)
Alexandre Dreyfus, durante la entrevista. (Patricia J. Garcinuño)

P. Hablemos de vuestra tecnología, ¿cómo funciona la plataforma? Es un 'sidechain' centralizado de la cadena de bloques de Ethereum.

R. Chilizchain es una cadena de bloques que funciona con 'prueba de autoridad', solo los 'partners' autorizados pueden formar parte de la misma y deciden sobre lo que se mueve en esa red. Creamos esta cadena con la idea de proteger a los equipos, porque si estuvieran en la red principal de Ethereum como otros muchos proyectos, alguien podría hacer una copia, un 'scam' de la moneda de uno u otro club y estafar a la gente. El nombre de los equipos es demasiado valioso y había que protegerlo.

Gracias a esta cadena alternativa, sus nombres quedan seguros, ya que nadie que no esté autorizado por el resto de las partes puede sumarse a la cadena de Chiliz. Y sí, de momento es centralizado, pero el objetivo es que en unos años deje de serlo y sean los clubes, y otros 'partners' como Rakuten, que forman parte de la cadena, los que la sostengan. Así, por ejemplo, aunque mi compañía quebrará se evitaría que se perdiese toda la red, los 'tokens' y demás. Y entre ellos también pueden decidir si entra alguien más al sistema.

P. Pero, por ejemplo, ¿alguien podría comprar todos los 'tokens' de un equipo y revenderlos como pasa con los 'bots' o pasaba con las entradas?

R. Esto es lo que da más valor a nuestro sistema, sabemos cuál es nuestro negocio, lo hemos inventado. La parte de 'trading' solo la trabajamos con grandes 'exchanges' de 'cripto' como Binance, donde están listados los 'tokens' de Barcelona o Atlético, entre otros, y negociamos con ellos los términos para proteger a fans y clubes. De nuevo, si esto lo hiciéramos en una cadena grande, cualquier 'exchange' podría listarnos y usaría a su gusto el nombre de los clubes y sus 'tokens' generando diferentes problemas pues nadie podría bloquear nada. Y en unos años, cuando sea descentralizada pasará lo mismo, tendrán que decidir entre todos los nodos si quieren ser listados en uno u otro 'exchange' y con qué condiciones.

Foto: Foto: Bit2Me.

P. ¿Los 'fan tokens' son criptomonedas?

R. No, es un criptoactivo, un activo digital. Es diferente, porque una criptomoneda es una moneda, que se gasta cuando se usa. Esto no es así. Si yo compro un 'token' del Atlético, yo puedo votar para siempre en las decisiones a las que pueda acceder todo el que tenga un 'token', nunca lo pierdo. Como cualquier otro activo físico, ya sean zapatillas, entradas, jugadores... se puede comerciar con ellos. Todo en la industria del deporte es limitado, también los 'fan tokens', hay una cantidad de jugadores limitada, una cantidad de entradas limitada, una cantidad de camisetas limitada... Y como hay una cantidad limitada tiene un valor y como tiene un valor hay un mercado y tú puedes comerciar con ello.

"Hay fanáticos detrás, gente que quiere poner su dinero, 10 euros, 20 euros, 100 euros, quizá más, para apoyar a su equipo o a un jugador"

P. ¿Y qué pasa con la especulación?

R. No sé si conoces Stockx, el mercado secundario de zapatillas que te muestra el valor que tiene un modelo u otro. La zapatilla sigue teniendo como valor principal el ponértela en los pies, pues esto es lo mismo, aunque luego haya gente que comercie con ello y se mueva en un mercado de sube y baja. El objetivo del 'fan token' es que votes, es su valor principal, que participes en las decisiones del club, y en algunos casos hemos visto que el 60% de las personas que tienen estos 'tokens' participan ya de esas votaciones. Luego existe la posibilidad de comprar y vender esos 'tokens', y está bien, pero los medios han creado otra narrativa hablando de que por ejemplo cuando Messi llegó al PSG se disparó el precio por especulación, pero hay algo más detrás.

Realmente hay fanáticos detrás, gente que quiere poner su dinero, 10 euros, 20 euros, 100 euros, quizá más, para apoyar a su equipo o al jugador que le apasiona en el caso de Messi. Obviamente también tenemos 'traders' que se aprovechan, y hace falta muchísima educación y seguir mejorando, pero de verdad que no está hecho para especular.

P. ¿Y qué pasa cuando les dan esos 'tokens' a jugadores como Messi o William?

R. Eso va por otro lado. Jugadores como el propio Messi o William, que han recibido 'fan tokens' incluidos en sus contratos o acuerdos. Cada vez habrá más casos, te lo aseguro, aunque no puedo decir más. En esta situación, los 'tokens' funcionan algo así como las acciones que reciben algunos empleados cuando entran a trabajar en 'startups' o tecnológicas, pero con ciertas diferencias pues esto no es una acción al uso o un 'security token', es una activo de utilidad. También le ayuda al club a generar más afinidad entre jugadores y fans, a que todos entiendan mejor la importancia de los 'tokens' y a animar a ambas partes a participar.

P. Y entonces, ¿cómo decidís la cantidad de 'tokens' que se ponen en circulación? Porque de eso depende en buena parte su valor.

R. Se acuerda en las negociaciones con los 'partners', pero hacemos un cálculo. Básicamente calculamos cuántos aficionados que quieran tener un 'token' de su club podemos llegar a encontrar en 10 años. El Barcelona lo dejamos en 40 millones, PSG está en 20, Valencia está en 5 o 10, creo... La idea es que llegar al máximo de fans posible.

placeholder Alexandre Dreyfus, en el Four Seasons de Madrid. (Patricia J. Garcinuño)
Alexandre Dreyfus, en el Four Seasons de Madrid. (Patricia J. Garcinuño)

P. Bueno, no todos los clubes han optado por estar con vosotros. Habéis tenido malas experiencias con West Ham o Real Madrid.

R. Fueron dos situaciones diferentes. El caso del West Ham es que no entendieron lo que era nuestro negocio, hubo una mala comunicación entre club, aficionados, fue algo difícil y decidimos no hacerlo. En el caso del Real Madrid fue uno de los clubes con los que hemos hablado, incluso hicimos una campaña pidiendo a los aficionados que nos ayudasen, pero no se dio. Eso sí, confío bastante en que acabará pasando por lo que te decía antes, nadie quiere ser el primero y luego nadie quiere ser el último.

P. Siguiendo con las dificultades, ¿tenéis miedo a los reguladores? En España se ha sido bastante duros con casas de apuestas, aplicaciones de inversión y casos similares.

R. No, todo lo contrario. Nosotros seguimos a rajatabla las normativas. En España no hay norma para empresas 'cripto', pero en Europa se está creando un reglamento europeo que estará listo en unos meses y que estamos muy contentos de seguir. Para nosotros la regulación es necesaria y es la mejor forma de protegernos a nosotros y a nuestros clientes y usuarios. Queremos tener buena relación con los reguladores, también con los españoles y mostrar lo que hacemos.

Una cosa importante es que nosotros somos algo diferente a los proyectos de la industria criptográfica que se suelen ver. No estamos aquí para cambiar el mercado financiero, no queremos vender bitcoin, no queremos que compres y vendas continuamente con lo que adquieras en nuestra plataforma... Queremos que un aficionado de un equipo esté más cerca de su equipo y gaste 20 o 25 euros en comprar un token de su equipo. Para eso no se necesitan controles especiales porque, bueno, es una pequeña compra online como el que compra cualquier cosa en Amazon. Obviamente si tenemos usuarios que quieren poner 500 euros para comprar y vender continuamente claro que hacemos KYC y controles similares y estrictos.

Foto: El Barça presenta su NFTs. (FC Barcelona)

P. O sea, que esto no es inversión, según vosotros.

R. Somos un caso de uso diferente, especial, que utiliza los 'activos digitales' porque es la mejor forma de montar nuestra plataforma y conseguir el objetivo buscado. Queremos que gastes algo de tu dinero en algo con valor en sí mismo para tener participación en las decisiones de tu club, para que seas parte del equipo, como si compras una camiseta o unas zapatillas, no que te conviertas en un 'trader'. En Socios.com, por ejemplo, si quieres gastar más de 250 euros tienes que pasar una serie de requerimientos duros y claros por si vas a querer comerciar de forma más clara y constante con ellos. Y eso está bien.

Si te das cuenta, en ningún anuncio ni nada similar que hacemos invitamos a la gente a invertir o hacer 'trading', ese no es nuestro objetivo. Eso sí, tenemos que mostrar más esto a la gente y los medios porque sé que hay una idea diferente.

También sabemos que tenemos que seguir implementando más opciones para participar. Por eso hemos lanzado una especie de copa o torneo entre los usuarios de Socios y tenemos más ideas. Pero también creo que se equivocan los que dicen que las actuales votaciones no tienen importancia porque son para decidir cosas como la música del estadio. Nadie les había preguntado antes y los fans lo agradecen muchísimo.

P. Para terminar, ¿venís aquí para salvar el deporte? Justo estáis creciendo cuando todo el mundo habla de crisis del sector.

R. No, no venimos a salvar nada. Somos una de sus soluciones, eso sí puede ser. Básicamente porque todos los clubes tienen millones de seguidores en todas partes, pero no puedes tratar igual a todas tus audiencias, con los mismos productos. Necesitas nuevos proyectos pensados para diferentes audiencias. Nosotros atraemos a entusiastas, frikis, gente que se anima a probar cosas nuevas... Y eso puede ayudar a los clubes en su búsqueda de nuevos negocios que les ayuden a sobrevivir.

También hay que decir que somos afortunados, que en 2021 estamos muy por encima de lo que creíamos que íbamos a estar, y somos conscientes de ello. Pero no solo nos beneficiamos nosotros de este crecimiento, los clientes también lo hacen. A nuestros clubs, con los beneficios de la compraventa de 'tokens', y quitando los patrocinios y demás, les haremos ganar más de 150 millones de euros solo este año. No lo puedo comparar con el dinero que da otro tipo de negocio, pero es muchísimo dinero.

Alexandre Dreyfus espera atento fuera del hotel hasta que aparece el periodista. En el puro centro de Madrid, este empresario de origen francés, nacido en Lyon, pero con residencia en Malta, aguarda con un look 'sport', vaqueros y sudadera con capucha, junto a la entrada de uno de los alojamientos más lujosos y nuevos de la capital: el Four Seasons del Centro Canalejas. Allí se hospeda en este corto viaje que hace a España y, sea aposta o no, lanza un mensaje de lo que hay tras su aspecto relajado. Aunque su nombre puede que no te suene, incluso si estás al día del mundo deportivo, este emprendedor 'tech' es el último rey del deporte mundial. Una especie de salvador del sector (aunque él niega que lo sea) que en el año de mayor crisis de estos espectáculos ha catapultado su negocio y ahora los grandes se lo rifan, uniendo su firma incluso a nombres y contratos como el de Leo Messi.

El redactor recomienda