'Fan tokens' en el fútbol español: por qué hasta la selección se une al fenómeno 'cripto'
  1. Tecnología
¿Algo más que puro 'marketing'?

'Fan tokens' en el fútbol español: por qué hasta la selección se une al fenómeno 'cripto'

La RFEF acaba de anunciar un acuerdo con la compañía Bitci para lanzar su propia criptomoneda. No es el único ente deportivo en hacerlo, pero sí será la primera selección

placeholder Foto: Foto: Bitci.
Foto: Bitci.

"¡La Selección Española de Futbol tendrá su propio 'Fan Token'! Gracias al acuerdo de la RFEF con la empresa de tecnología Bitci, los aficionados de la selección española podrán acceder a estos novedosos activos digitales". Con ese breve mensaje en la cuenta de Twitter de la selección y un enlace a un sencillo 'post' en el que se daban algunos detalles sobre el acuerdo, la Real Federación Española de Fútbol anunciaba este lunes su llegada al mundo de las criptomonedas. Un llamamiento sin demasiada parafernalia, ni ruido, pero que ha convertido al combinado de nuestro país en el primero del mundo, a nivel de naciones, en lanzar algo así. Clubes como el FC Barcelona o el Atlético de Madrid llevan meses jugando en este nuevo entorno, con sus propias fichas, pero ¿por qué ahora hasta las selecciones se suman? Nadie quiere perderse la ola 'crypto', pero no es, ni mucho menos, la única razón.

La noticia de la RFEF, que ha aparecido en algunos de los principales medios especializados en 'blockchain' a nivel global, como Cointelegraph, pero que apenas ha tenido recorrido en el terreno patrio, tiene como protagonista a la selección, pero no solo, y esto ayuda a entender, en parte, el auge del nuevo fenómeno 'crypto'. El otro lado de la ecuación lo ocupa Bitci.com, un pequeño 'exchange' centralizado de origen turco con una web traducida solo al inglés y que solo es compatible con la lira turca para intercambios con dinero FIAT. Pero eso no ha sido impedimento para desembarcar en nuestro país de la mano de otro equipo de fútbol, el Real Betis, y dar un gran salto convirtiéndose en patrocinador oficial de la escudería McLaren de Fórmula 1 y ahora del combinado nacional. La tecnología 'blockchain', y el 'marketing' no tienen fronteras.

Foto: Imágenes de la 'app' de Iqoniq. (Foto: Iqoniq)

Según explica a Teknautas Rubén Rivera, director de Marketing de la RFEF, el acuerdo (de tres años y dos más ampliables) viene de un primer acercamiento impulsado por Bitci que quería formar parte de los patrocinadores oficiales de la selección (tendrá su hueco en la camiseta de entrenamiento) y, además, ofrecieron la posibilidad de explotar la marca a través de su tecnología. "Según nos explicaron habían hecho un estudio y descubrieron que una de las selecciones más buscadas y seguidas a nivel global era la española, por eso estaban tan interesados por un lado en patrocinarnos y por otro en lanzar algún producto con nosotros. Así, para la RFEF puede ser un acuerdo que ingrese dinero por dos vías, una el patrocinio directo y otra a través del 'fan token' y todo lo que podamos crear a raíz de su lanzamiento a nivel global", explica Rivera.

En principio, según cuentan desde la RFEF, el 'token' será solo una parte de una 'app', esta sí en castellano, que aparecerá en las próximas semanas (quieren llegar con todo listo a la Eurocopa de este verano) y se montará en la Bitcichain, la 'blockchain' de la compañía turca comandada por Çağdaş Çağlar. Ellos se encargarán de todo el asunto tecnológico y será revisado por la federación. "Antes de firmar nada, lo vimos con nuestros especialistas y nos cercioramos que la empresa era de confianza y que se podía llevar a cabo el acuerdo. De todos modos, hemos añadido algunas cláusulas para que pueda estar listo el desarrollo de cara a la Eurocopa, e incluso se ha hablado con otros proveedores por si se necesitara ayuda para terminar el proyecto a tiempo", señala Rivera.

Lo cierto es que a día de hoy Bitci solo ha anunciado que prepara varios 'fan tokens', pero nada más. No se puede comerciar con ellos ni tienen ningún tipo de programa listo en el que utilizarlos, pero sí hay otros casos que pueden mostrar el camino a seguir. Básicamente estos 'fan tokens' son monedas virtuales que se adquieren o se dan por parte de plataformas o clubes con la idea de que el aficionado que los almacene tenga cierto poder sobre las decisiones de clubes y equipos, como una especie de inversor. La diferencia con una moneda virtual clásica es que están acuñadas en una cadena de bloques, es decir, cuentan con una escasez real, tienen un número limitado y concreto y se puede comerciar y especular con ellas como si fueran bitcoins.

Hasta ahora lo más típico es que se usen con una 'app' concreta para que el usuario que las adquiera pueda votar en ese 'site' en decisiones como los rótulos de los estadios o incluso tener preferencias en sorteos, eventos, entradas o encuentros. Convertir al seguidor de todo el mundo en algo más que un fan y recompensarle por ello, aunque la idea es que esas opciones sigan creciendo. Una vuelta de tuerca de la tecnología 'blockchain' que ya tiene monedas como las del Milan AC (cotiza a 7,82 euros la ficha), la Juventus (13,54 €) o el Atlético de Madrid (9,39 €) cotizando y generando dinero para los desarrolladores y los propios clubes que se llevan parte del pastel. Tal es el tirón que tiene todo este nuevo entorno que incluso marcas como Bitci, que aún no tienen el desarrollo listo, ya pelean en primera línea por los acuerdos con clubes y equipos.

Millones, dudas y guerra total

En pleno auge de la tecnología 'blockchain', las criptomonedas en máximos y los NFT triunfando en sectores artísticos y de coleccionismo, este mundo de los 'fan token' empieza a tener cada vez más agentes interesados. Si sumamos que los clubes y las instituciones deportivas sufren graves problemas económicos por la pandemia, el cóctel es perfecto para el florecimiento de estas soluciones. ¿El problema? Que, como sector que acaba de nacer y en la mayoría de los casos con muchas lagunas legislativas y fronteras por explorar, el terreno es algo pantanoso y las dudas y las guerras son continuas.

El dinero para un sector de capa caída como el deporte, y en concreto para el fútbol, suena como agua de mayo para los equipos. Socios, la plataforma líder en el terreno de los 'fan tokens', liderada por el francés Alexandre Dreyfus, creador del ecosistema de 'blockchain' Chiliz, declara haber generado 30 millones de dólares en ingresos para su 'app' y los clubes asociados en su año de vida y las cifras siguen creciendo.

Según Cointelegraph, la primera venta de 'tokens' del FC Barcelona (BAR) se zanjó con un valor total de 1,2 millones de dólares en solo dos horas, mientras que el volumen de ventas de los 'tokens' del Juventus (JUV) y del Paris Saint-Germain (PSG) superaron los 300 millones a los pocos días de aparecer enlistados en Binance, el mayor 'exchange' del mundo. Ahora la empresa acaba de firmar con el Manchester City y el Levante, aunque se le escapó a última hora el Real Madrid.

Al igual que estos números llaman a los clubes, también está haciendo que otras plataformas se animen a probar suerte y meter dinero para hacer saltar la banca. Es el caso de Bitci, un 'exchange' generalista que está ahora mismo está en el puesto 93 a nivel global por su volumen de mercado diario (unos 30 millones de euros) y cuya moneda principal roza los 0,05 céntimos de euro, pero que se ha lanzado a pelear en la primera línea del sector. También hay otros interesados como Iqoniq, una empresa que patrocina a LaLiga y que ha sufrido algunos problemas en los últimos meses, u Olyseum apoyada por Andrés Iniesta o Carles Puyol. Cada uno, con sus posibilidades, está tomando posiciones en ligas, competiciones o campeonatos.

Fuentes del sector explican a este periódico que la apuesta de Bitci es llamativa, pues se trata de un 'exchange' bastante desconocido a nivel internacional, pero no es el primer proyecto que intenta algo parecido. El pastel que se juega en el caso del 'blockchain' en el deporte es tan jugoso, o eso parece, que nadie se lo quiere perder y se invierte lo posible para ganar esta guerra. "No había oído hablar de ellos nunca, pero veo que patrocinan a McLaren en F1. Supongo que será un proyecto con mucho dinero detrás que cree que pueden comprar la atención a base de patrocinios", comenta una de estas fuentes. "FuturoCoin ya patrocinó a la escudería de Red Bull en 2019, y desaparecieron antes de que terminara su patrocinio", añade.

Ante la falta de regulación y el sector abierto a sugerencias, la lucha entre las diferentes empresas para hacerse con la atención de los posibles usuarios es encarnizada. Algunos clubes, como la AS Roma incluso llegan a tener colaboraciones con dos de ellas, mientras tienen el patrocinio de Iqoniq en una manga son 'partners' oficiales de Socios.com.

placeholder El anuncio de Bitci.com en la espalda de la camiseta del Real Betis. Foto: EFE.
El anuncio de Bitci.com en la espalda de la camiseta del Real Betis. Foto: EFE.
placeholder El anuncio de Iqoniq en la parte frontal de la camiseta de La Real Sociedad. Foto: EFE.
El anuncio de Iqoniq en la parte frontal de la camiseta de La Real Sociedad. Foto: EFE.

Dudas legales y el ejemplo de la NBA

Fuera de las dudas de los propios negocios, quedan también las reticencias legales. La Comisión Nacional del Mercado de Valores lleva tiempo presionando para que se controle la publicidad de instrumentos financieros en el deporte al igual que se ha empezado a hacer con las casas de apuestas, y hace poco más de un mes el Gobierno impulsó un cambio en la ley del mercado para que el regulador pudiese aprobar o prohibir la publicidad de criptoactivos.

Ante esto, implicados como la RFEF aseguran haber consultado con sus expertos y haberse asegurado que todo cumple las normas. "Estos 'fan tokens' no son instrumentos de especulación o financieros al uso, sino que buscan otro objetivo. Además, si algún fan quiere invertir o apostar por la selección está en todo su derecho, y si otro quiere venderle sus 'fichas' igual", comenta Rivera.

Lo cierto es que el término de las criptomonedas puede suponer un roce entre entidades e instituciones en los próximos meses, y por eso los mismos equipos no se cierran a otras soluciones innovadoras que pueden resultar menos conflictivas. Sí, un buen ejemplo son los NFT. La propia RFEF ha adelantado a este periódico que están a punto de cerrar un acuerdo con la compañía hispanocanadiense OARO (anteriormente conocida como Nodalblock) para lanzar su propia plataforma para dar una vuelta de tuerca a los 'tesoros' que tiene la RFEF. "Queremos lanzar una plataforma en la que puedas, no sé, comprar un NFT de la ficha de Alfredo Di Stéfano cuando empezó a jugar con la selección, o una réplica virtual de la Copa del Rey que se le cayó a Sergio Ramos. Y que OARO sea nuestro 'partner' tecnológico".

La idea, según detallan, es similar a la de la NBA que ha triunfado por todo lo alto con su solución NBA Top Shot, un 'site' en el que puedes comprar jugadas y momentos históricos de la liga norteamericana como si fueran cromos digitalizados, e incluso se adquieren a través de sobres emulando al máximo el parecido físico. En fútbol, lo más parecido es Sorare, y otros como Panini ya han anunciado que están estudiando soluciones parecidas para aprovechar el tirón de los criptoactivos. "La RFEF es mucho más que la selección, y llevamos ya tiempo trabajando con gente como OARO para control de entradas. Queremos estar a la última en todas estas innovaciones porque pueden darnos mucho", termina el directivo.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Fútbol Tecnología Marketing Real Federación Española de Fútbol Real Betis
El redactor recomienda