Rakuten investiga por sorpresa a su filial española por presuntas irregularidades
  1. Tecnología
Dudas sobre la gestión de Rakuten TV

Rakuten investiga por sorpresa a su filial española por presuntas irregularidades

La empresa japonesa investiga las cuentas de Rakuten TV, su filial en España de 'streaming' de cine que compite con Netflix, Amazon o HBO, y la gestión de su máximo directivo, Jacinto Roca

Foto: Jacinto Roca, CEO de Rakuten TV. (EFE)
Jacinto Roca, CEO de Rakuten TV. (EFE)

Algo no cuadra en los números de Rakuten TV. Y no solo en los oficiales, que llevan arrojando pérdidas millonarias ejercicio tras ejercicio desde que el gigante japonés, patrocinador del FC Barcelona, comprara la 'startup' española Wuaki TV en 2015 y cambiara su nombre a Rakuten TV en 2017. Las cifras internas han levantado también las sospechas de la alta dirección en Tokio, que ha decidido lanzar una auditoría sorpresa. Según ha podido confirmar este diario, ejecutivos de Rakuten Europa se trasladaron a Barcelona por sorpresa a comienzos de junio con el objetivo de aclarar supuestas irregularidades contables. La investigación interna, que continúa, añade presión a la dirección de la filial, que se ha convertido en un negocio incómodo y en un pozo de deudas para la matriz japonesa.

Fuentes consultadas con conocimiento de la investigación confirman a Teknautas cómo varios directivos de la matriz europea llegaron a comienzos de junio a Barcelona para reunirse, por separado, con el consejero delegado y fundador de Rakuten TV, Jacinto Roca, y el actual director financiero, Leandro Rosado. A las reuniones, de las que tiene conocimiento directo el consejero delegado mundial de Rakuten, Hiroshi Mikitani, asistieron también abogados, auditores y notarios seleccionados por la firma japonesa con el objetivo de aclarar supuestas irregularidades contables.

Foto: MGM es dueña de la franquicia de películas de 'James Bond'. (Imagen: MGM)

Se desconoce, de momento, el origen exacto de estas presuntas discrepancias y su impacto en el rumbo de la empresa. Contactado en repetidas ocasiones por este diario, Jacinto Roca, ejecutivo en el que se centran las investigaciones internas, ha rehusado ofrecer explicaciones. El asunto se mantiene de momento en el más alto secreto entre la cúpula de la filial, su matriz europea y la global en Tokio. [Horas después de la publicación de este artículo, un portavoz de Rakuten ha enviado a El Confidencial un comunicado en el que reconocen la existencia de esa auditoría interna, pero asegura que se enmarca dentro del procedimiento estándar de revisiones. "Se está llevando a cabo una auditoría interna como parte de nuestro procedimiento estándar y no hay impacto en las operaciones del día a día a día del negocio. El equipo gestor de Rakuten TV, incluido su CEO Jacinto Roca y su CFO Leandro Rosado, están colaborando plenamente con la auditoría y son miembros muy valiosos y de confianza de la plantilla que está creando un negocio fuerte en toda Europa para Rakuten"].

Las fuentes consultadas señalan que la actual investigación es producto de una serie de factores que se han venido gestando durante los últimos años y se resumen en tres frentes: la opacidad de la directiva en su gestión, la ausencia de una estrategia diferenciada frente a gigantes como Netflix, HBO, Disney o Amazon, y una situación financiera insostenible a largo plazo, agravada por la pandemia. Señalan también que estas presuntas irregularidades contables se han podido destapar en un posible proceso iniciado por Rakuten para decidir qué hacer con su filial española.

placeholder El consejero delegado de Rakuten, Hiroshi Mikitani. (Reuters)
El consejero delegado de Rakuten, Hiroshi Mikitani. (Reuters)

Varios directivos de Rakuten TV consultados bajo condición de anonimato apuntan a la opacidad de la dirección, tanto a nivel financiero como en gestión de personal, como uno de los mayores obstáculos dentro de la empresa. "Una cosa son los datos que se preparan cada mes de cara a Tokio, donde todo va fenomenal, pero otra los flujos reales de ingresos, que dependen mucho de los pagos por derechos que se negocian para cada película. Hay una desconexión entre la realidad del negocio y lo que al final se vende, pero solo Jacinto Roca y su núcleo conocen exactamente las cifras reales", explican. "Ha habido siempre un descontrol en la gestión financiera y de personal. Esto no ha dejado de ser una 'startup', pero dentro de un enorme conglomerado internacional", dice otra fuente.

Otros directivos conocedores de la situación interna señalan la alta rotación de personal como un síntoma del momento que vive la empresa. "Todo, absolutamente todo, tiene que pasar por Jacinto Roca. Solo confía en su núcleo directo cercano, solo él tiene vía directa con Japón. Al final, se ha creado una cultura del miedo en que nadie quiere preguntar de más. Así es muy difícil retener talento. Quien lleva aquí dos años es casi ya un veterano". La presión por cerrar acuerdos comerciales mes a mes para no perder comba con las grandes plataformas de 'streaming' pesa demasiado.

El problema es que hacer sombra a Netflix, HBO, Disney+ y Amazon, por mucho músculo global y financiero que tenga Rakuten, es casi misión imposible. Sobre todo por el posicionamiento tan "confuso", explican fuentes del sector, que tiene ahora mismo Rakuten TV. Netflix y HBO son sinónimo de grandes series y producciones propias. Ahí son imbatibles. Disney+, de entretenimiento infantil. Amazon es un añadido perfecto para los millones de personas que ya pagan mensualmente por Prime. Al otro lado, competidores hiperespecializados como Filmin se han hecho un hueco inamovible. ¿Qué ofrece diferente Rakuten TV?

placeholder El expresidente del FC Barcelona Josep Maria Bartomeu, junto al presidente y CEO de Rakuten, Hiroshi Mikitani, en el anuncio del nuevo patrocinio del Barça en 2016. (Reuters)
El expresidente del FC Barcelona Josep Maria Bartomeu, junto al presidente y CEO de Rakuten, Hiroshi Mikitani, en el anuncio del nuevo patrocinio del Barça en 2016. (Reuters)

"El mantra siempre ha sido llévate el cine a casa. Pero en el último año y medio apenas ha habido estrenos por el covid. Sin títulos para diferenciarte de la competencia, te quedas en tierra de nadie", explica una fuente del sector. La suscripción mensual a Rakuten TV sale por 6,99 euros. Pero los estrenos más interesantes se alquilan aparte. Por ejemplo, 'Expediente Warren', uno de los filmes más recientes, sale por 4,99 euros extra. 'Viuda negra', la última de Marvel/Disney, con Scarlett Johansson, por 21,99 adicionales. Exactamente lo mismo que en Amazon Prime Video, o incluido en la suscripción de Disney+ en último caso.

"¿Qué venden exactamente? ¿Estrenos de alquiler? ¿Suscripciones? ¿Ambos? ¿Qué tipo de cine? Ahora mismo, Rakuten TV mezcla todo, hay películas viejas, nuevas, de alquiler, de suscripción... El consumidor no sabe la oferta que tiene. Ni el propio socio del Barça acaba de entender bien qué es Rakuten", señala un directivo del sector. En un nuevo giro de estrategia, y ante la falta de estrenos, Rakuten TV ha lanzado recientemente 90 canales de televisión gratuitos (financiados con publicidad) en los 42 países en que opera.

La compañía asegura que cuenta con "nueve millones de usuarios activos anuales" en Europa, pero no desglosa cuántos son de pago por suscripción, cuántos de alquiler o cuántos consumen contenidos gratis. En los datos de cuota de mercado locales, como los publicados recientemente por el Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC), Rakuten no aparece ni en el 'top 5' de plataformas de 'streaming' contratadas en Cataluña, comunidad donde debería tener el mayor empuje por su patrocinio del Barça.

placeholder Jacinto Roca, CEO de Rakuten TV. (EFE)
Jacinto Roca, CEO de Rakuten TV. (EFE)

El resultado es una situación financiera al límite. La compañía acumula ya unas pérdidas de casi 150 millones de euros en los últimos años, según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil correspondientes al ejercicio de 2019 (aún no figuran las de 2020). Ese año, los ingresos de la empresa subieron un 33%, hasta casi 40 millones, pero las pérdidas se quedaron en casi 13 millones, apenas un 6% menos que el año anterior.

La auditora de Rakuten TV en 2019, la firma Audria, destaca estos números rojos continuados como uno de los factores de riesgo de la compañía. Y descarga la responsabilidad en los propios gestores. "A pesar de estas pérdidas significativas", explica, "los administradores han formulado las presentes cuentas bajo el principio de empresa en funcionamiento, al considerar que existen factores que eliminan la duda sobre la capacidad de la sociedad de continuar como empresa en funcionamiento".

Uno de esos 'factores' son los desembolsos continuados de los socios, sin los que Rakuten TV habría tenido que cerrar hace tiempo. En total, 197 millones a cierre de 2019. Estas operaciones se han ido realizando año a año tras ver que la firma seguía lejos de abandonar los números rojos. La última aportación oficial, de 32 millones, se hizo hace dos años con la esperanza de dejar atrás las pérdidas. Eso no solo no ha ocurrido sino que las cifras de la empresa, lejos de aclararse, generan más dudas que nunca.

Algo no cuadra en los números de Rakuten TV. Y no solo en los oficiales, que llevan arrojando pérdidas millonarias ejercicio tras ejercicio desde que el gigante japonés, patrocinador del FC Barcelona, comprara la 'startup' española Wuaki TV en 2015 y cambiara su nombre a Rakuten TV en 2017. Las cifras internas han levantado también las sospechas de la alta dirección en Tokio, que ha decidido lanzar una auditoría sorpresa. Según ha podido confirmar este diario, ejecutivos de Rakuten Europa se trasladaron a Barcelona por sorpresa a comienzos de junio con el objetivo de aclarar supuestas irregularidades contables. La investigación interna, que continúa, añade presión a la dirección de la filial, que se ha convertido en un negocio incómodo y en un pozo de deudas para la matriz japonesa.

Japón
El redactor recomienda