A POR EL TRONO DE 2019

Así es el Huawei P30 Pro: este móvil (y su cámara) tienen casi todo para ser lo mejor

Una cámara triple que llega remozada, una batería de 4.200 mAh y un diseño coronado por colores icónicos. Esas son las grandes bazas del mejor Android que hemos visto este año

Foto: El Huawei P30 Pro vuelve a apostar casi todo a la fotografía. (M. Mcloughlin)
El Huawei P30 Pro vuelve a apostar casi todo a la fotografía. (M. Mcloughlin)

Si no está roto, no lo toques. Si funciona bien, tampoco. Esta norma, escrita a fuego en otros sectores, no sirve para el de la telefonía móvil, inmersa en un ciclo hiperactivo de renovación que obliga a uno o dos lanzamientos clave cada año con algún argumento de contundencia. Por tanto, el mantra viene a ser algo así como métele mano en la medida justa para que no sea lo mismo del año pasado pero sin desvirtuarlo. Esa es la filosofía que parece haber presidido el Huawei P30 Pro, la renovación del buque insignia de la factoría china. Sigue apostando y mucho a una renovada cámara triple, que promete subir el listón en un apartado clave para diferenciarse de esos terminales móviles que quieren igualar la experiencia de móviles de 900 o 1000 euros a precios más contenidos.

El P30 Pro, que ha sido presentado este martes en París, llega con otros alicientes como son unos colores muy icónicos o una batería que se sitúa en lo más alto del mercado, tanto por capacidad como por tiempos carga. Antes de su puesta de largo hemos podido compartir una pequeña sesión de una hora con este terminal, un digno sucesor del P20 Pro. Un claro aspirante a ser el mejor Android del año. Aquí van nuestras primeras impresiones de este terminal, con lo más prometedor y lo que más dudas nos genera.

Todo por la cámara: he aquí la diferencia

Huawei P30 Pro. Foto: Michael Mcloughlin.
Huawei P30 Pro. Foto: Michael Mcloughlin.

Lo hemos dicho al principio. La cámara de los móviles es probablemente donde más diferencias pueden marcar los que aspiran a vender un terminal de mil euros y competir con ese enjambre de terminales como OnePlus o Xiaomi que prometen una experiencia similar. Hay otros aspectos, pero en mi opinión creo que son secundarios como la pantalla o el sonido, donde las diferencias no son tan perceptibles a simple vista.

Huawei se posicionó en este terreno ya con su P9. Fue entonces cuando estrenó su matrimonio con Leica, una marca mítica de fotografía. Mantuvo durante dos generaciones ese doble sensor (RGB y monocromo) que también aplicó a la familia Mate, esa que suele llegar en otoño para competir en la liga del Note de Samsung. El P20 Pro supuso un gran paso gracias a su cámara triple (RGB, monocromo y telefoto), que no tenía apenas competidores ni en el zoom ni en el modo noche. Aunque es difícil de cuantificar, este modelo concreto vino a suponer una evolución: ya no se trataba de un buen teléfono, se trataba de un muy buen teléfono

El Mate 20 Pro introdujo un matiz: cambió el sensor monocromo por un gran angular. Se convirtió así en la cámara más versátil del año, una receta que ha posteriori han imitado tanto Samsung como LG así como Xiaomi o Sony. Parecía complicado que asistiésemos a una nueva zancada, fotográficamente hablando, pero el P30 Pro parece que lo ha logrado. Obviamente la cámara no es lo único y tenemos mejoras en el motor, que incorpora el Kirin 980 que vimos ya en el Mate 20 Pro.

Una letra: más importante de lo que parece

Huawei P30 Pro. Foto: Michael Mcloughlin.
Huawei P30 Pro. Foto: Michael Mcloughlin.

Hay tres cambios importantes en este terminal. El primero es que ya no se utiliza un sensor RGB (Red-Green-Blue) sino uno RYB (Red-Yellow-Blue). Es algo que ya se había visto en otros aparatos, pero nunca en móvil. Al sustuir el verde por el amarillo se consigue mayor sensibilidad a la luz y ayuda a recoger colores más fieles en ciertas situaciones. Aseguran que el ISO pasa de 102400 a 409600. Esto ayudará a captar situaciones más oscuras, aunque hay que ver cómo influye en el ruido de las imágenes.

El segundo cambio significativo es en el telefoto. Si el año pasado el P20 sorprendió por ofrecer tres aumentos ópticos, cinco híbridos (sin pérdida en la imagen) y diez con una calidad aceptable, su sucesor ha reventado esto. Gracias a un sistema estilo 'periscopio' consigue cinco aumentos de manera óptica, diez con un sistema híbridos y hasta 50 de manera digital. Las pruebas que pudimos ver fueron francamente prometedoras (justo arriba insertamos un tuit filtrado en los días anteriores). El último cambio notable es un sensor TOF que ayudará a medir mejor la profundidad así como ofrecer mayor precisión a la hora de utilizar aplicaciones de realidad aumentada.

Cambian el sensor RGB por uno RYB. Con el amarillo consiguen mayor sensibilidad a la luz

Hay que ver si esta pieza es suficiente como para llevar sus retratos (junto al sistema de IA, que promete mejor desempeño en cosas como el recorte del pelo) al nivel de los del Pixel 3, gran ganador en ese aspecto a pesar de tener una única lente. Además del modo noche, cabría destacar el modo 'macro', que permite captar objetos a 2,5 centímetros; o el 'AI HDR +', con el que aseguran poder hacer una mejor gestión de los contraluces y las zonas muy quemadas.

Configuración de la cámara del P30 Pro de Huawei:

Sensor RYB: 40 megapíxeles. 27mm OIS. F/1.6.

Sensor Ultrawide: 20. 16mm. f/2.2.

Sensor telefoto: 8 megapíxeles. 125 mm. OIS. f/3.4. 5 aumentos ópticos, 10 híbridos, 50 dígitales.

Foto: Michael Mcloughlin.
Foto: Michael Mcloughlin.

Otro de los aspectos en el que ponen el acento es en el vídeo, capaz de grabar hasta en 4K a 60fps así como cámara súper lenta (960fps) a 720p. Es lo que han llamado la 'videografía' móvil. Para ello han mejorado su estabilizador propio (AIS) que combinan con el tradicional sistema óptico OIS para reducir al mínimo las vibraciones de los clips. Incorpora un sistema de grabación dual, que permitirá grabar al mismo tiempo la cára delantera y la trasera. La delantera por su parte se queda con un único sensor, a diferencia del mencionado Pixel o del Galaxy S10 Plus (que optan por dos en la frontal). Cuenta con 32 megapíxeles y una apertura de f/2.0. También reconocimiento facial, pero menos seguro al estar basado solo en la cámara. A falta de las pruebas en profundidad esta cámara tiene muchas papeletas para convertirse en la mejor del momento.

Olvídate del negro

Los colores del P30 Pro son icónicos. (M. Mcloughlin)
Los colores del P30 Pro son icónicos. (M. Mcloughlin)

El año pasado el Huawei P20 Pro estrenó un color que rompía con lo que estábamos acostumbrados a ver en teléfonos móviles. Se trataba de un acabado degradado que cambiaba de tonalidad, alternando entre el morado, el turquesa y el azul oscuro dependiendo cómo le diese la luz. Aquella fórmula fue bautizada como 'Twilight'. Por mucho que en un primer momento pudiese parecer algo estridente, fue un éxito. Por una parte en ventas, ya que por primera vez el modelo llamativo acumulaba más ventas que la versión estándar, en este caso negra. Y por otro porque condicionó a sus rivales del universo Android. Samsung, Xiaomi, Oppo o la nueva BQ vietnamita -ahora llamada VSmart- han seguido este patrón en algunos de sus modelos.

Es un diseño continuísta, pero refinado, que se corona con unos colores icónicos

Pues bien, ahora Huawei regresa, como podéis ver en las fotos, con una paleta de colores que, personalmente, pueden ser tan icónicos como los del pasado curso. Incluso más. A España llegarán cuatro de los cinco modelos. Se queda fuera el blanco perla. Si lo que quieres es discreción han recubierto uno de sus modelos con una piel a caballo entre el gris y negro que con sus reflejos recuerdan al de algunos coches de alta gama. Elegante, pero no con el magnetismo del resto de la gama. No me enredaré con los nombres marquetinianos que les ponen, las imágenes hablan por sí solas. Tenemos por una, parte un tono casi blanco con destellos azules que llegan a teñirlo completamente. Luego tenemos uno que muta, según la luz, entre el azul marino y el verde. La guinda es ese terminal naranja o rojo teja. Llamativo sin resultar estridente. Francamente bonito. Punto.

Perfil del Huawei P30 Pro. (M. Mcloughlin)
Perfil del Huawei P30 Pro. (M. Mcloughlin)

Por lo demás, en el P30 Pro nos encontramos un diseño continuista. Completamente lógico teniendo en cuenta que el año pasado ya supuso un gran paso. Ahora nos encontramos con un cuerpo (con resistencia IP68) ligeramente curvado en ambas caras. Lo que hace que sea más fácil el agarre y los marcos metálicos laterales sean más estrechos.En la parte inferior tenemos un puerto USB tipo C, uno de los altavoces estéreo así como la ranura para SIM y NMcard (el estándar propietario que utilizan para ampliar memoria).

En el lado derecho tenemos el botón de bloqueo y los de volumen. Ningún cambio más de calado, más allá de la protuberancia, que ahora es más alargada debido a los nuevos componentes de la cámara. Por lo demás, espalda lisa.

Pantalla con gota y con lector

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Donde si hay cambios de calado en la frontal. Y el polémico 'notch' es el protagonista. Si uno recuerda la presentación del P20 Pro, es inevitable sacar a relucir como sacaban pecho en Huawei al incluir una ceja más pequeña que la del iPhone X, a pesar de no incluir la maquinaria para un sistema tan eficiente como Face ID. Un año después, este elemento de diseño parece cargar con un estigma enorme, como si fuese un lunar de esos que ha criado pelo, que los fabricantes deben disimular o extirpar de alguna manera. En este caso se ha optado por la gota, una fórmula que ya vimos en el OnePlus 6T y la propia Huawei en el Mate 20.

El otro gran cambio viene en la parte inferior de esta cara A. Ya no tenemos un lector de huellas físico, sino que se oculta bajo la pantalla. Esto le permite ganar más espacio de panel en esa zona. Sobre la fiabilidad del sensor y rapidez no podemos emitir un veredicto aún, ya que durante las pruebas no pudimos hacer uso del mismo en profundidad. Habrá que esperar a la prueba de varios días que publicaremos próximamente en Teknautas.

Huawei P30 Pro. (M. Mcloughlin)
Huawei P30 Pro. (M. Mcloughlin)

La pantalla es una panel OLED de 6,47 pulgadas. Nos ocurre lo mismo que con la huella. Este 'speed dating' no nos da margen para someterla a un buen juicio extenso. Las impresiones son buenas, aunque no se trata de una resolución de QuadHD+, sino que se queda en Full HD+ (1080 por 2340 píxeles), lo que significa que queda un escalón por debajo del Galaxy S10 y el Mate 20 Pro. La representación de colores y los ángulos de visión me han parecido correctos.

Batería para dar y regalar

Huawei P30 Pro. (M. Mcloughlin)
Huawei P30 Pro. (M. Mcloughlin)

Antes de entrar a hablar de las tripas, hablemos de la batería. El P30 Pro cuenta con 4.200 mAh de batería. Eso es llegar hasta donde llegó el Mate 20 Pro. Huawei ha querido ganar la guerra de cifras, situándose así por encima del Note 9 y el S10 Plus, con 4.000 mAh y 4.100 mAh, respectivamente. Lo cierto es que esto promete una gran autonomía. Sin embargo, incluye un nuevo sistema de carga rápido (con cargador incluido) de 40W que promete minimizar los tiempos de carga hasta el punto de tener energía para todo el día en apenas unos minutos. La carga inalámbrica soporta hasta 15W.

Por último, también disponemos del sistema de carga inversa que estrenó Huawei en otoño. Se trata de una tecnología que permite convertir el teléfono en un cargador inalámbrico que puede transferir energía a cualquier dispositivo compatible con el estándar Qi.

Parte inferior del Huawei P30 Pro. (M. Mcloughlin)
Parte inferior del Huawei P30 Pro. (M. Mcloughlin)

El motor de este P30 Pro como decimos es un Kirin 980. Es un procesador hecho por la propia Huawei, que decidió hace tiempo montar sus propios chips. En el Mate 20 dió un gran resultado y no hay nada que haga esperar lo contrario aquí. Viene jalonado con 8GB de RAM. Aquí la factoría china ha preferido no entrar en esa guerra que ha llevado a algún fabricante a meter 12GB en algunos modelos, a sabiendas de que es un porcentaje mínimo (un 0,1% como mucho) van a sacar provecho a estos guarismos.

Habrá versiones de 128 y 256 GB. Siempre ampliables como decíamos a través de NMCard. Es un estándar propietario que pretende sustituir a las microSD con la promesa de mayor velocidad de escritura y lectura. Suena bien pero te impide reutilizar la que ya tienes. Un apunte final sobre conectividad y sonido. Dispone de LTE Cat.21 1,4 Gbps, WiFi 802.11a,b,g,n,ac, Bluetooth 5.0 y NFC. En el campo del sonido, destacar que este P30 Pro cuenta con tecnología Dolby Atmos.

Su gran asignatura pendiente

Huawei P30 Pro. (M. Mcloughlin)
Huawei P30 Pro. (M. Mcloughlin)

El P30 Pro es un terminal de alta gama. Un candidato claro al trono de Android que apuesta a diseño, autonomía y una cámara que apunta a ser lo más 'top' del año. Renuncian a una pantalla de primer nivel como puede hacer Samsung en el S10, su principal rival. Y lo hacen a sabiendas que la gran mayoría de usuarios distinguen mejor las diferencias en la cámara que en las pantallas. Con Full HD+ muchos se sentirán más que satisfechos. Si no les parece así, recuerden el debate cuando apareció el iPhone Xr en escena y muchos criticaban las renuncias en este aspecto y en lo que ha quedado aquella discusión.

El mayor reto que afronta Huawei en su alta gama es hacer una profunda revisión de EMUI, su capa de personalización. Si la comparas con la de los coreanos o con la de compatriotas como OnePlus o Xiaomi, se siente menos limpia, menos ligera y menos intuitiva. Ese es su gran pero. En este caso llega con EMUI 9.1 sobre Android Pie. Aunque uno se puede acostumbrar, el aspecto deja algo que desear. Un regustillo que afea el plato, aunque no lo echa a perder en absoluto. Es como quien hace una caldereta con pescado y marisco de primera y acaba echando langostinos congelados para coronar el plato.

Precios en España del Huawei P30 Pro

Huawei P30 Pro. (M. Mcloughlin)
Huawei P30 Pro. (M. Mcloughlin)

El Huawei P30 Pro saldrá a la venta el próximo 5 de abril y lo hará a los siguientes precios:

  • Huawei P30 Pro con 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento: 949 euros
  • Huawei P30 Pro con 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento: 1049 euros.

P30: así es el hermano pequeño

Como decimos, el P30 Pro volverá a venir acompañado de un P30 a secas. Aquí podéis ver la ficha técnica. 

Pantalla: panel OLED plano de 6,1 pulgadas, 19,5:9  con resolución FHD+ (2.340 x 1.080 píxeles)
Procesador: Kirin 980 con doble NPU. 6GB de RAM / 128 GB de capacidad + NMCard
Batería: 3.650 mAh con carga rápida y carga inalámbrica
Cámara principal:
40 mp con gran angular y apertura f/1.8/ 16 mp con ultra gran angular y apertura f/2.2 / 8 megepíxeles teleobjetivo con 3X zoom, apertura f/2,4 y OIS
Cámara para selfies: 32 megapíxeles con apertura f/2.0
Sistema operativo: EMUI 9.1 sobre Android 9 Pie
Diseño: certificación IP 53
Sonido: Dolby Atmos, mini jack de 3,5 mm, BT aptx, aptx HD, LDAC y LHDC
Conectividad: wifi 802.11 a/b/g/n/ac, Cat. 16 hasta 1 Gbps, Bluetooth 5.0

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios