TERCERA GENERACIÓN

Probamos el nuevo Chromecast: por qué el mejor gadget de Google se queda estancado

La evolución de este aparato, mínima y lógica, sabe a poco. Mejor conectividad y 1080p a 60 fps. Cada vez cobra más sentido que el buscador apueste por un dispositivo al estilo Amazon Fire TV Stick

Foto: Foto: Carmén Castellón.
Foto: Carmén Castellón.

No seré yo quien afirme que un diploma olímpico no tiene mérito ("vaya a ganarlo usted majete", me dirán algunos) pero aquí realmente lo que nos pone es el podio. Cuando uno queda más allá del tercer cajón, por muy cerca que esté de tocar metal, su logro acaba sumido en el silencio más pronto que tarde. Es lo que ha pasado con el nuevo Chromecast. En la gran fiesta del 'hardware', el considerado por muchos como el mejor 'gadget' para tu tele quedó fuera de los primeros puestos, copados, en este orden, por el Pixel 3, el convertible Pixel Slate y el nuevo Home Hub. Es más, no tuvo espacio en la intervención central. Solo una mención furtiva con el precio y la disponibilidad. Lo dicho, un diploma y a prestar atención a los grandes ganadores de la cita.

He estado probando una semana este 'Chromecast'. Y la sensación que tengo es la de...estar en el mismo punto de antes. La experiencia me resulta muy similar al de la anterior generación. En definitiva, un puñado de mejoras menores que no son suficientes como para hablar, estrictamente, de un nuevo producto, sino más bien de un producto renovado. Y, por motivos propios y ajenos, parece que este 'gadget' está empezando a llegar todo lo lejos que puede llegar con su actual modelo. Aquí van mis aventuras y desventuras con este aparato.

¿Qué mejora y qué supone?

Foto: Carmen Castellón.
Foto: Carmen Castellón.

El mayor mérito de este nuevo Chromecast tiene que ver con la imagen: ahora puede reproductir a 1080p (Full HD) a 60 frames por segundo. La anterior generación sólo conseguía alcanzar estos guarismos de FPS en el caso del 720. Su otro gran logro: incorporar 'Wifi 5'. Es decir, capacidad para funcionar con la banda de 2,4 Ghz y 5 Ghz. Esto unido a los ajustes en la maquinaria, hacen que el rendimiento, según aseguran los padres del invento, vaya un 15% más rápido. Es harto complicado decir si esto es así o no. Yo personalmente no he notado diferencias. Es decir, la transmisión del contenido ya me parecía 'instantánea' en el dispositivo que tenía en casa y aquí la percepción no ha cambiado.

"Por lo menos podían haberle metido soporte 4K", decía un colega de profesión recientemente. Es cierto que hay dispositivos de Amazon o incluso de Google (el Chromecast Ultra) que soportan esta calidad de vídeo. Pero para disfrutarla hay que tener -¡sorpresa!- una pantalla 4K. Y hay muy pocas pantallas (por no decir casi ninguna) que pueda reproducir estas imágenes que no sea inteligente y, por tanto, ofrezca acceso a la mayoría de servicios de 'streaming'.

Personalmente no veo sentido ninguno en añadir soporte 4K al 'Chromecast' tal y como está pensado

Solo veo una situación en la que un dispositivo tuviese utilidad: que seas un loco de HBO y quieras verlo sí o sí en UHD. Su 'app' oficial, recordad, solo está disponible en las 'smart TV' de Samsung. Con 1080p es más que suficiente en todos los casos. Además, los algoritmos de 'reescalado' de contenido cada vez consiguen un trabajo más fino.

El último gran cambio de este 'péndulo' que cuelga del HDMI de tu televisor es su piel. Ha abandonado el acabado 'glossy' que tenía. Su superficie ha pasado de ser brillante a mate (y además está disponible también en blanco) y el enorme logo de Chrome que capitalizaba gran parte del diseño ha sido sustituída por un 'G' más sútil. Es agradable sí, pero es algo, digamos, menor. En la mayoría de casos permanecerá oculto a la vista.

Igual de fácil...

Foto: Carmen Castellón.
Foto: Carmen Castellón.

El Chromecast nuevo sigue siendo igual de fácil que el viejo Chromecast. Basta con enchufarlo al HDMI y a la corriente (la caja incluye una base de carga y cable de USB a microUSB). Puedes utilizarlo en una tele pero también en un proyector (es donde más utilidad le doy, dado que tengo una smart TV) o cualquier pantalla equipada con dicha conexión. Una vez hecho, el móvil Android detectará el dispositivo en caso de que tengas la app de Google Home instalada. En un par de minutos estará configurado -hay que conectarlo a la misma red Wifi que el móvil- y listo para usarse.

A partir de ese momento verás el recuadro en las apps compatibles para 'lanzar' el contenido a la televisión desde Youtube a Netflix o Spotify. Que, por cierto, cabe decir en estos momentos que si estás pensando en ver Prime Video con este dispositivo, olvídate: la plataforma de Amazon sigue con el 'catenaccio' al 'gadget' de Google. No le da juego. No hay compatibilidad, que para eso ya tienen ellos su 'Fire TV Stick Basic Edition'.

Si tienes Assistant (bien en tu móvil Android, bien en un Google Home) podrás pedir que lance vídeos en Netflix o en YouTube. En los próximos meses prometen una actualización que permitirá audio multiroom. Es decir, poder controlar y lanzar contenidos (de audio) a los altavoces que tengas conectados a la televisión.

Yo esto lo espero con cierta ansia. Más que nada por esas ocasiones que invito gente a casa y tengo que oír el dichoso 'me dejas tu móvil' para poner unas canciones. No hay que olvidar que cuenta con un modo para 'huéspedes', que genera una clave para que cualquiera pueda 'pinchar' su música o poner los vídeos que quieran desde sus propios 'smartphones'

...pero igual de básico

Foto: Carmen Castellón.
Foto: Carmen Castellón.

Un apéndice 'invisible' que sirve para que tu móvil para conectarse a tu tele. Porque eso es lo que sigue siendo. Efectivo. Pero básico. Quizás ha llegado la hora de pedirle más sustancia a un invento que marcó un antes y un después. Por sustancia me refiero a funcionalidades. En los mentideros especializados se rumoreó, vistas algunas patentes, que el Chromecast podía acabar siendo ser un 'dongle' con Android TV. Personalmente, me parecía una opción más adecuada para el futuro de este aparato. Para 'replicar' YouTube, Netflix o los contenidos de tu móvil en una pantalla te sirve, a excepción de que seas muy exquisito, la anterior generación. Obviamente, si tienes una 'smart TV' tienes pocos alicientes (prácticamente ninguno) para hacer uso de ello.

Esta evolución, la de convertirla en una especie de TV Box, podría abrir un poco más la horquilla. Algo así como una Apple TV, pero mas asequible para no perder el reclamo del bolsillo. Permitiría aprovechar más muchos de los contenidos de Google Play ('apps', juegos,...) y esto, a un precio atractivo, puede ser un reclamo para mucha gente a hacerse incluso con uno de ellos aunque tenga una televisión inteligente.

Con todo lo aprendido con el Chromecast, igual es momento de que Google haga una TV Box

Además, para gustos los colores. Está el asunto del mando. Actualmente no tiene mucho sentido. Solo serviría para controlar la reproducción. Con el actual esquema, solo puedes mostrar imágenes rotatorias. Nada más. Porque el 'Chromecast' si no es con el móvil, está completamente vacío.

Pero como hemos visto en la Xiaomi TV Box o en alguno de los aparatos de Amazon, incluso en TViso, un control remoto tiene mucha utilidad. Puedes incluir un pequeño teclado o un sistema para introducir texto más fácilmente.

Además, un aparato con este sistema operativo -que obviamente tendría que subir algo el precio- se podría prescindir del 'smartphone' si se quisiese. Otros posibles añadidos: puertos para cargar contenido directamente de un USB.

¿Merece la pena? ¿Y cómo lo compro?

Foto: Carmen Castellón.
Foto: Carmen Castellón.

La pregunta es clara. ¿Merece la pena? Si lo que buscas es un dispositivo para reproducir YouTube, Spotify, las apps tipo Atremedia o RTVE o HBO o Netflix, por supuesto. Y seguramente no encuentres nada más eficiente que este aparato. En relación calidad-precio es también de lo mejor que hay. Repite el precio, 35 dólares. Obviamente, como se explica antes, si lo que quieres es hacer 'mirroring' de las series de Prime Video, debes saber que no es compatible. Si eres un 'yonkie' de las series y de las 'pelis' (y tienes Movistar+, Flimin, Sky y demás) igual deberías pensar en un aparato como TViso, una caja que aúna todo esto y te lo empaqueta en una misma interfaz.

Debes tener en cuenta que, de momento, este aparato no está a la venta en España. Hay muchísimas formas de conseguirlo, pidiéndolo a tiendas de Reino Unido o EE UU. Aquí, de momento, sigue el Chromecast 2. Al final todo depende de lo que necesites, la calidad de imagen que quieras y el esfuerzo que estés dispuesto a hacer.

Si lo que quieres es no depender del móvil o incluso tienes uno con muy poca memoria y quieres liberar espacio echando 'balones' (aplicaciones) fuera pues igual es mejor que optes por otro tipo de dispositivo del tipo TV Box de Xiaomi.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios