Es noticia
Menú
Von der Leyen promete acelerar el examen sobre la candidatura de Ucrania a la UE
  1. Mundo
  2. Europa
1.500 millones de euros de apoyo

Von der Leyen promete acelerar el examen sobre la candidatura de Ucrania a la UE

En paralelo, Josep Borrell, jefe de la diplomacia comunitaria, ha anunciado un nuevo paquete de ayuda militar por valor de 500 millones de euros a Ucrania

Foto: Von der Leyen y Borrell durante su visita a Bucha. (Reuters/Valentyn Ogirenko)
Von der Leyen y Borrell durante su visita a Bucha. (Reuters/Valentyn Ogirenko)

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el Alto Representante de la Unión, Josep Borrell, han visitado este viernes Ucrania con varias promesas sobre la mesa, desde la propuesta de otros 500 millones de euros para el envío de ayuda militar a Ucrania, a la reapertura de la representación diplomática comunitaria en Kiev, pasando por el inicio simbólico de una nueva etapa del proceso hacia la adhesión de Ucrania a la Unión Europea. En rueda de prensa conjunta en Kiev, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha agradecido el apoyo de la UE, pero ha incidido en que el quinto paquete de sanciones, recién aprobado, "no es suficiente" para detener a Rusia, que "solo entiende este tipo de lenguaje".

"Me complace anunciar aquí, en Kiev, que la Unión Europea va a asignar otros 500 millones de euros del Fondo Europeo para la Paz para que el ejército ucraniano obtenga armas para defender a su país y a su pueblo", ha señalado Borrell, horas después de que Dymtro Kuleba, ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, pidiera ante los socios de la OTAN, en una sesión en la que también estaba presente el político catalán, el envío de más armamento a Ucrania. “Mi agenda es muy simple. Tiene solamente tres puntos: armas, armas y armas", señaló a su entrada en la reunión con sus homólogos de la Alianza Atlántica.

Foto: Kateryna, en su sótano para resguardarse de las bombas. (Alicia Alamillos)

Esta nueva asignación "se suma al paquete de mil millones de euros, sin precedentes, que liberamos desde el comienzo de la invasión. Nuestro apoyo asciende ahora a 1.500 millones de euros" para armas, ha precisado el jefe de la diplomacia europea. "Agradecimiento y apoyo a Borrell por su propuesta de recargar el Fondo Europeo para la Paz con otros 500 millones", escribió el jueves Michel, que subrayó que esperaba una aprobación rápida.

El político español anunció además que "la UE vuelve a Kiev". "Lo digo literalmente: nuestro Jefe de Delegación ha vuelto a Kiev, para que podamos trabajar juntos de forma aún más directa y estrecha". Para la Unión este movimiento es importante. A diferencia de Estados Unidos o Reino Unido, en Bruselas se apostó por mantener hasta el último momento a todas las delegaciones diplomáticas en la capital ucraniana como una muestra de apoyo y de confianza en el Gobierno ucraniano.

Visita al horror de Bucha y bombardeos en Kramatorsk

En la primera parada de su periplo en Ucrania, los representantes europeos han visitado la ciudad de Bucha (a 20 kilómetros de la capital), convertida en el símbolo de las atrocidades de la ocupación rusa sobre el país. Según las autoridades ucranianas, se han contabilizado más de 300 cadáveres de civiles sólo en Bucha, y otros tantos en el resto de "territorios liberados" de la región. En la vecina Bodoryanka, reducida a cimientos por el fuerte e indiscriminado fuego de artillería y bombardeos, se teme que más de 200 cuerpos permanezcan bajo los escombros.

La visita de Von der Leyen y Borrell coincide también con un último bombardeo ruso contra una estación de tren en Kramatorsk, actual capital administrativa del óblast de Donetsk, que se ha cobrado las vidas de al menos 39 personas y herido a casi un centenar, según ha informado el jefe de la Administración regional, Pavlo Kyrylenko. "En el momento de los ataques con misiles contra la estación de ferrocarril de Kramatorsk, los civiles estaban abordando los trenes. Los ocupantes [los rusos] eran conscientes de que estaban apuntando sus armas contra civiles", ha señalado Kyrylenko, en rueda de prensa en Kiev. El tipo de munición usada, de racimo, y la elección como objetivo de la estación de tren apenas dos días de que las autoridades de Donetsk y Lugansk recomendaran la evacuación total de ancianos, mujeres y niños, apunta que el ataque "tenía como objetivo matar civiles".

Foto: Vitaly, agente de policía militar, entra en una de las casas utilizadas por los rusos como cuartel en Borodyanka. (Alicia Alamillos)

De vuelta a Kiev, Borrell y Von der Leyen han mantenido un 'cara a cara' con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski. Las medidas de seguridad son absolutas; para poder acceder a la sede presidencial donde será la rueda de prensa conjunta, fuertemente protegido por militares y los servicios de seguridad ucranianos (SBU), a los periodistas se les pide que dejen sus teléfonos y otros dispositivos que puedan ser localizados.

Además de reiterar el apoyo -económico y político- de la Unión a Ucrania, Von der Leyen ha entregado a Zelenski simbólicamente un sobre con el cuestionario que Ucrania tendrá que rellenar, "un importante paso" hacia la adhesión a la Unión Europea, según la presidenta. Este nuevo procedimiento suele prolongarse varios años, pero en este caso, ha prometido Von der Leyen, será "cosa de varias semanas". Se espera que la Comisión presente su dictamen al Consejo, que tiene la última palabra, este verano. "Ucrania pertenece al sueño europeo", ha defendido la alemana. "Estamos mandando el mensaje de que la UE está de vuestro lado, [...] movilizaremos nuestro poder económico [...] para que Putin pague un alto precio".

Nueva tanda de sanciones

La reunión se produce horas después de que los embajadores permanentes de los Veintisiete ante la Unión hayan aprobado la quinta tanda de sanciones contra Rusia, que incluye un embargo a su carbón, entre otras muchas restricciones sectoriales e individuales.

"Seguimos endureciendo las sanciones contra los regímenes de Rusia y Bielorrusia para paralizar la capacidad del Kremlin de continuar con la agresión", señaló Borrell, quien se ha manifestado a favor de ampliar esas restricciones al petróleo ruso, al igual que Von der Leyen. En las últimas horas en Bruselas se ha empezado a aumentar la presión sobre la necesidad de ir más lejos en las sanciones y de hecho Borrell ha anticipado que el próximo lunes el Consejo de Exteriores tendrá "sobre la mesa" el estudio de eventuales sanciones sobre el petróleo ruso.

"Creo que un (embargo) de petróleo tiene que hacerse más rápido. Es mucho más fácil con el petróleo que con el gas. Con el gas, ciertamente hay limitaciones a corto plazo", explicó a la prensa.

"Creo que un (embargo) de petróleo tiene que hacerse más rápido. Es mucho más fácil con el petróleo que con el gas"

La dependencia del gas ruso "no es solo un problema alemán, porque la economía alemana está muy interconectada con la europea y algo que ocurre en un país tiene efectos inmediatos en los demás. La gente no tiene en cuenta lo interconectados que estamos. Cualquier cosa que dañe la economía de un país, los demás pagarán los efectos colaterales", advirtió Borrell. El 40% del gas importado consumido por la Unión en 2021 era ruso, y aunque la Comisión Europea ha puesto sobre la mesa un plan para reducir en un 65% las importaciones en 2022 y terminar con ellas en 2027, hay consenso en la capital comunitaria en que esa hoja de ruta es demasiado lenta.

El alto representante puso el acento en que los mercados del petróleo y el gas "son muy sensibles y no se pueden enviar señales de anticipación porque se mueven los precios y estamos en una situación difícil con el (aumento) de los precios de la energía en todo el mundo". En todo caso ya son varias las voces autorizadas que en las últimas horas han subrayado que "tarde o temprano" habrá que abordar las sanciones sobre el gas. Durante su visita este jueves a Bruselas, Kuleba criticó que sus aliados apoyen a Ucrania "con una mano" pero que "con la otra" estén permitiendo que la máquina de guerra rusa siga bien financiada y engrasada.

Foto: Josep Borrell, Alto Representante de la Unión para Política Exterior y de Seguridad. (EFE/Stephanie Lecocq)

Este nuevo paquete de castigo de la UE a Rusia por la guerra en Ucrania llega tras el descubrimiento de matanzas de civiles en localidades de los alrededores de Kiev, como Bucha.

En este sentido, Borrell recordó que hay una investigación iniciada por el Fiscal de la Corte Penal Internacional y también la Comisión de Investigación de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos está actuando al respecto, las cuales tienen "todo nuestro apoyo", dijo.

Precisó que la misión civil de asesoramiento de la UE apoyará al Fiscal General de Ucrania proporcionando formación y donando equipos para garantizar la seguridad de la investigación y la recogida de pruebas sobre el terreno.

Además, añadió que la UE está poniendo en marcha un proyecto específico de 7,5 millones de euros para apoyar las investigaciones, garantizando una amplia recopilación de datos sobre personas desaparecidas.

"La UE proporcionará todo el apoyo técnico y financiero necesario para hacer justicia a las víctimas y garantizar que los responsables rindan cuentas", subrayó Borrell, ya que "no puede haber impunidad".

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el Alto Representante de la Unión, Josep Borrell, han visitado este viernes Ucrania con varias promesas sobre la mesa, desde la propuesta de otros 500 millones de euros para el envío de ayuda militar a Ucrania, a la reapertura de la representación diplomática comunitaria en Kiev, pasando por el inicio simbólico de una nueva etapa del proceso hacia la adhesión de Ucrania a la Unión Europea. En rueda de prensa conjunta en Kiev, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha agradecido el apoyo de la UE, pero ha incidido en que el quinto paquete de sanciones, recién aprobado, "no es suficiente" para detener a Rusia, que "solo entiende este tipo de lenguaje".

Conflicto de Ucrania Ucrania Unión Europea
El redactor recomienda