Es noticia
Menú
El tope al gas del Gobierno deja un beneficio potencial de 4.800 M a las grandes eléctricas
  1. Empresas
Ganarían más que con la operativa actual

El tope al gas del Gobierno deja un beneficio potencial de 4.800 M a las grandes eléctricas

Los expertos advierten que las coberturas financieras de las plantas de generación eléctrica con gas permitirán garantizar ganancias extra para Iberdrola, Endesa y Naturgy. Suben en bolsa desde el anuncio

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reúne con ejecutivos de las principales eléctricas. (EFE/Fernando Calvo)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reúne con ejecutivos de las principales eléctricas. (EFE/Fernando Calvo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Las compañías eléctricas propietarias de las plantas de generación eléctrica con gas (Naturgy, Iberdrola y Endesa, fundamentalmente) podrían verse fuertemente beneficiadas gracias a las coberturas financieras que tienen contratadas si finalmente sale adelante el tope al gas propuesto por España y Portugal a la Comisión Europea.

Esa es la conclusión a la que llegan fuentes empresariales conocedoras de la operativa de estas compañías. Tras elaborar un exhaustivo análisis, determinan que hay una potencial ganancia, que permite la nueva regulación, que podría elevarse hasta los 4.800 millones de euros. Según su criterio, "la introducción del límite al precio del gas, de salir adelante tras la propuesta de España y Portugal a la Comisión Europea, no solo será una forma muy costosa y artificial de bajar los precios, sino que destruirá la confianza en el mercado español y conducirá a menor liquidez en el mercado a plazo, menos competencia, menos actores independientes del mercado y, en última instancia, precios de la energía más altos para los consumidores"

Las principales 'utilities' pidieron a finales de marzo ante la Agencia Internacional de la Energía (IAE) que se estableciera un tope al gas, aunque posteriormente el presidente de Iberdrola, Sánchez Galán, y el CEO de Endesa, José Bogas, han criticado el alto nivel de intervención propuesto por España y Portugal.

Pese a ello, la realidad es que los inversores y los analistas no ven, por ahora, contrapartidas. Muy al contrario, las acciones de Naturgy, Iberdrola y Endesa están actualmente por encima del nivel que tenían antes del anuncio del Ejecutivo y después de varios informes de expertos que no ven especial daño para sus cuentas.

placeholder La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. (EFE/Kiko Huesca)
La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. (EFE/Kiko Huesca)

Fuentes del sector señalan que la clave está en las coberturas financieras que tienen las compañías para asegurar la compleja operativa de sus ciclos combinados. Según explican, las firmas generadoras de electricidad con gas tiene ya vendida su producción uno o dos años antes de ser consumida, propiciando un margen fijo no expuesto al riesgo y los vaivenes del mercado marginalista que trata de embridar el Ejecutivo (lleva en niveles históricamente altos desde el otoño de 2021).

Las tres grandes compañías ya advirtieron al Gobierno que toda su producción estaba vendida de antemano, por lo que prácticamente no se ven afectadas el día a día del mercado 'spot'. Según la última presentación de resultados anuales de Endesa, por ejemplo, a finales de 2021 la compañía había cubierto el 97% del total de su producción esperada para 2022 a un precio promedio de 54 €/MWh, mientras que había cubierto el 55% de sus volúmenes de 2023 a un precio promedio de 58 €/MWh. Iberdrola y Endesa no desgranan con tanto detalle este dato.

Diferentes expertos de la industria que han trabajado en operadores de ciclos combinados confirman que es una práctica común asegurar también los márgenes de generación para las centrales eléctricas de gas con mucha antelación y evitar así la volatilidad del mercado diario.

¿Por qué tienen una ganancia asegurada?

En un ejercicio teórico, las fuentes consultadas detallan cómo el nuevo mecanismo propuesto a Bruselas supondría pingües beneficios —y asegurados— para los operadores de los ciclos combinados. Algo de lo que hasta ahora no gozaban. Como ya se ha visto, las eléctricas han comprado el gas con una cobertura de precios por periodos largos de tiempo a niveles muy inferiores, dada la evolución del mercado actual. También se cubren con los derechos de CO₂, que han crecido de forma exponencial.

Las acciones de Naturgy, Iberdrola y Endesa están actualmente por encima del nivel que tenían antes del anuncio de topar el gas

De la misma manera, también venden su producción a niveles mucho más bajos que el mercado 'spot'. De ahí que la mayoría no se haya visto afectado por la minoración de ingresos que activó el Gobierno en septiembre. Si, por ejemplo, compraron el gas a 17 euros MWh y derechos de CO₂ a 36 euros la tonelada (precios habituales antes de la crisis energética) y posteriormente venden la electricidad a 50 euros MWh, tienen un margen de unos tres euros por cada MWh (ya que producen a unos 47 euros MWh). Estos 47 euros MWh se calculan multiplicando el precio del gas por dos y el CO₂ por 0,365.

El mecanismo ideado por España y Portugal que intenta habilitar el Gobierno permite la compensación total del gas y el CO₂ para los ciclos combinados. Así, solo tendrían que romper sus coberturas y el gas que compraron a 17 euros MWh venderlo a unos 110 euros MWh que se encuentra ahora. De forma paralela, se desharían del CO₂ que tiene en cartera adquirido a 36 euros MWh a los actuales de 80 euros por MWh. Esto daría, aplicando la fórmula para los ciclos combinados de multiplicar el gas por dos y sumarle el CO₂ por 0,365, una compensación de 201 euros MWh.

placeholder El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), conversa con el presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán (d). (EFE/Borja Puig de la Bellacasa)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), conversa con el presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán (d). (EFE/Borja Puig de la Bellacasa)

Para seguir atendiendo las necesidades de su cliente, que había firmado un precio de venta a 50 euros MWh, tendría que recomprar la electricidad que vendió al precio del mercado próximo a los 260 euros MWh; pero, en este caso, con el mecanismo del Gobierno, lo recompra en ese entorno a 90 euros MWh en los que pretende el Gobierno que se tope el mercado eléctrico y no al precio actual.

Ahí está la diferencia clave, antes, si activaba toda esta operativa, tendría que recomprar la energía al precio del 'pool' (alrededor de 260 euros MWh) y acabaría en pérdidas, pero, como ahora el Gobierno topa el precio del 'pool' en el entorno de los 90 euros MWh, la ganancia está asegurada gracias a compensar a las plantas de generación con gas al 100%, cosa que no se hace con otras tecnologías.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/EPA/Stephanie Lecocq)

Con la luz topada, esto le generaría una pérdida de solo 40 euros MWh: 90 euros MWh del mercado topado menos los 50 euros MWh comprometidos con su cliente. Habría que restar de los 201 euros MWh obtenidos tras deshacer sus coberturas de gas y CO₂. Esto significa que la ganancia para los ciclos combinados tras la reforma sería de 161 euros MWh frente a los tres euros MWh que obtenía antes con su cliente. Teniendo en cuenta que los ciclos combinados producen en España unos 30 TWh al año, un año de esta operativa permitiría disparar los beneficios hasta los más de 4.800 millones de euros.

Todo ello, no obstante, está supeditado al dictamen final de Bruselas, de resultado incierto, aunque el presidente del Gobierno arrancó al Consejo Europeo el compromiso de dar una excepcionalidad a España y Portugal por su menor nivel de interconexión, pese a que a nivel europeo los precios del mercado mayorista de la electricidad en la península ibérica son similares al de otros países.

Las compañías eléctricas propietarias de las plantas de generación eléctrica con gas (Naturgy, Iberdrola y Endesa, fundamentalmente) podrían verse fuertemente beneficiadas gracias a las coberturas financieras que tienen contratadas si finalmente sale adelante el tope al gas propuesto por España y Portugal a la Comisión Europea.

Endesa Inversores Comisión Europea Consejo Europeo
El redactor recomienda