La ley anti LGTBI húngara enciende los ánimos de pelea ante la cumbre europea
  1. Mundo
  2. Europa
choque entre Hungría y la Comisión

La ley anti LGTBI húngara enciende los ánimos de pelea ante la cumbre europea

La nueva ley húngara ha provocado una importante tensión entre el Gobierno húngaro y la Comisión Europea en las últimas horas, y varias fuentes apuntan a que puede ser tratado por los líderes este jueves

placeholder Foto: La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen (EFE)
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen (EFE)

La Comisión Europea y el Gobierno húngaro se encuentran en pleno choque de trenes por una normativa magiar que prohíbe abordar la homosexualidad en las escuelas, como también “promoverla” a través de películas. Pero muchos Estados miembros consideran que el asunto no puede quedar en uno de los muchos pulsos entre Bruselas y el primer ministro Viktor Orbán, y han decidido mover ficha y hacer política en la cúspide de la Unión Europea. Además de un comunicado conjunto de más de la mitad de los estados miembros de la UE pidiendo a la Comisión Europea que se implique, el asunto ha llegado también a la última edición este jueves del Consejo Europeo, que reúne a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE.

"La pornografía y los contenidos que representen la sexualidad o promuevan la desviación de la identidad de género, el cambio de sexo o la homosexualidad no deben ser accesibles a menores de 18 años”, señala el texto aprobado por el parlamento húngaro. Este martes 13 países europeos firmaron un comunicado conjunto pidiendo a la Comisión Europea tomar papeles en el asunto, y al texto se han adherido en las últimas horas dos Estados miembros más. Lo más novedoso es que entre los firmantes hay países de distinto perfil, también del este y de las últimas incorporaciones, o incluso Estados miembros que no tienen reconocido el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Foto: Szájer József, eurodiputado y cercano aliado de Viktor Orbán en el partido Fidesz. (Reuters)

La nueva norma “representa una forma flagrante de discriminación basada en la orientación sexual, la identidad y la expresión de género y, por lo tanto, merece ser condenada. La inclusión, la dignidad humana y la igualdad son valores fundamentales de nuestra Unión Europea y no podemos negociar con estos principios”, señalan los firmantes, que han llevado al más alto nivel político de la Unión el asunto. Un diplomático pide no restarle importancia al asunto: no se trata de la legislación concreta, sino de la tendencia.

El asunto no quedará ahí, porque fuentes europeas y diplomáticas señalan que el asunto será abordado este jueves durante la cena que los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea celebran en Bruselas como parte del Consejo Europeo ordinario de junio. Hay una agenda enormemente cargada, porque los líderes tienen que hablar sobre el pacto migratorio, sobre las relaciones con Turquía, Rusia y la situación en Bielorrusia, así como sobre el estado de la pandemia.

Pero en las rondas de contacto previas a la cumbre, en las que el presidente del Consejo Europeo prepara la agenda y la estructura, varios líderes comentaron el asunto: querían hablar, cara a cara con Orbán, sobre la situación en Hungría.

La homófoba ley húngara caldea el ambiente entre los líderes europeos. (Atlas)

Derechos humanos vs ideología

Una fuente diplomática afirma que detecta una intención en “convertir este debate sobre derechos fundamentales en un debate ideológico. Y sería un error pensar que estamos ante un debate ideológico”, señala, explicando que se trata de un marco común de derechos humanos. Pero para Hungría la cuestión de los derechos LGTBI, especialmente en todo lo relacionado con la educación, así como la cuestión migratoria, son centrales en la política de identidad a través de la que Budapest estructura su visión de la UE.

Las espadas están altas. Este miércoles Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, subió varios puntos su tono al asegurar que la ley húngara era “una vergüenza”. Orbán ha respondido por su lado con un comunicado en el que señala que lo vergonzoso ha sido el mensaje enviado por la presidenta del Ejecutivo comunitario. Unas horas después, Didier Reynders, comisario de Justicia, ha enviado junto a Thierry Breton, comisario de Mercado Interior, una carta a Judith Varga, ministra de Justicia húngara, en la que señalan que creen que el nuevo proyecto de ley húngaro discrimina a las personas por su orientación sexual.

placeholder Protesta pro LGTBI en Budapest (Reuters)
Protesta pro LGTBI en Budapest (Reuters)

El Parlamento Europeo ha decidido por ejemplo colgar la bandera arcoíris en todas sus sedes, también la que se encuentra en Budapest. Fuentes europeas explican que el edificio Europa, en el que se reúnen los líderes, no se iluminará con la bandera porque no han recibido ninguna solicitud para ello, en lo que parecía casi una invitación: "Cuando nos llegan solicitudes, por supuesto nos ocupamos de ellas".

Migración y exteriores

Este jueves, en la reunión de jefes de Estado de Gobierno de la Unión Europea la cuestión de la nueva ley húngara será, en principio, un pie de página en la agenda en la que esa discusión ni siquiera aparece formalmente. Hay tres elementos centrales para la jornada del jueves. Uno de ellos será la situación de la pandemia, con algunos países como España solicitando que se vaya abriendo la mano a los países terceros, mientras otros Estados miembros como Alemania se muestran mucho menos interesados por ir relajando las restricciones para los viajeros de fuera de la Unión Europea.

Otro punto, que ocupará muchas horas, será la discusión sobre el pacto migratorio, aunque varias fuentes europeas y diplomáticas señalan que la sesión no debería ser demasiado difícil, ya que el debate se centra en la dimensión exterior del pacto, en el que sí que hay un mayor nivel de consenso. Lo verdaderamente problemático en la cuestión migratoria siempre es cómo se estructura la solidaridad entre Estados miembros.

Foto: Varios migrantes esperan para pasar la frontera entre Ceuta y Marruecos. (EFE)

El tercer punto principal de la agenda será la cuestión de las relaciones exteriores. Con Turquía hace meses que la Unión Europea discute cómo construir una agenda positiva que deje atrás las tensiones en el Egeo, y en ese sentido sigue habiendo buenas noticias, pero no tanto en otro punto importante, que son las negociaciones sobre la cuestión de Chipre. Otro punto muy importante de las discusiones sobre política exterior son las relaciones con Rusia. Hace solamente unos días que la Comisión Europea publicó un informe en el que alertaba de una dinámica negativa con Moscú, prácticamente sin rastro de optimismo. Sin embargo, Francia y Alemania han propuesto antes de la cumbre apostar por un diálogo más estrecho con Rusia, lo que no ha sido recibido con entusiasmo por parte de los países Bálticos y del este, que prefieren mantener la mano dura con el Kremlin.

Unión Europea Matrimonio homosexual Parlamento Europeo Ursula von der Leyen LGTBI Viktor Orban Hungría Consejo Europeo Comisión Europea