los casos en dinamarca se multiplican por 10

De Dinamarca a Austria, el avance del coronavirus cierra escuelas por toda Europa

Dinamarca, Austria, República Checa o Polonia se suman a España e Italia y cierran escuelas y universidades para frenar el contagio de coronavirus. Nadie quiere ser la nueva Italia

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Dinamarca decidió el miércoles cerrar todos las escuelas y universidades del país tras registrar el "auge más dramático de coronavirus en toda Europa". Los casos se multiplicaron por 10 desde el lunes en el país nórdico, por lo que el Gobierno decidió también mandar a casa a todos los funcionarios no esenciales y cancelar las reuniones de más de 100 personas. La medida sigue la estela de otros países europeos, como Austria, Polonia y República Checa, que han echado el cierre a las escuelas para frenar la expansión del virus.

"Esto tendrá graves consecuencias, pero la alternativa sería mucho peor", dijo la primera ministra, Mette Frederiksen, en una conferencia de prensa. Las medidas se anuncian tras registrar 442 nuevos casos tan solo el miércoles, llevando la cifra total a 1.303 afectados. Frederiksen también aconsejó a todos aquellos que puedan teletrabajar evitar desplazamientos ante la previsión de que el alcance del Covid-19 se multiplique rápidamente en los próximos días y semanas.

Como en España —donde Madrid y Vitoria han cerrado colegios y universidades hasta finales de marzo— o en Italia, no ha sido una decisión fácil de tomar. En algunos casos, los expertos temen que puedan tener daños colaterales si no van acompañadas de medidas adicionales, como el riesgo para los mayores que se queden a cargo de los niños o la expansión del virus por el territorio nacional por los viajes de los universitarios. Pero la presión de los contagios ha hecho que se produzca un efecto en cadena.

"No podremos pasar esto como país sin coste. Algunos negocios cerrarán. Algunos perderán sus trabajos. Haremos lo que podamos para mitigar las consecuencias para los trabajadores", dijo la mandataria danesa en momentos en que la Organización Mundial de la Salud ha declarado el Covid-19 pandemia tras dejar más de 126.000 afectados y 4.600 fallecidos en 122 países y territorios. En contraste, Alemania, Francia o Reino Unido están entre los países que mantienen abiertos los centros educativos.

Nadie quiere ser la nueva Italia

Polonia fue más allá y anunció el cierre de escuelas, universidades, cines, teatros y museos durante dos semanas. El país apenas ha confirmado 26 casos de coronavirus, pero ha decidido adelantarse ante la rápida expansión en Europa y las consecuencias vistas en Italia —que pasó este miércoles de los 10.000 infectados a los 12.462 en solo 24 horas, una cifra récord, solo por detrás de Wuhan—.

"Estamos en una situación difícil, pero hemos visto el ejemplo de Italia en esta posición y podría ser mucho más complicado", dijo en conferencia de prensa el primer ministro, Mateusz Morawiecki, cuyo gabinete estimó que la epidemia podría recortar entre 0,5 y 1,3 puntos porcentuales las previsiones de crecimiento.

Austria fue otro de los países que se unieron al cierre escolar y también cerrará los colegios hasta abril, como una expansión de las disposiciones anunciadas esta semana para reducir las congregaciones de personas y cerrar su frontera con Italia. Sin embargo, no se cerrarán las aulas para los alumnos de Primaria, para evitar que los niños sean puestos bajo cuidado de los abuelos, un grupo de alto riesgo en caso de infección.

"De seis a 15 años, no haremos un cierre total. Si los niños pueden permanecer en casa, deben hacerlo. Pero si no es posible, podrán venir a la escuela. Las puertas estarán abiertas", dijo el ministro de Educación, Heinz Fassmann.

Paso fronterizo con Italia. (Reuters)
Paso fronterizo con Italia. (Reuters)

Las autoridades introdujeron controles fronterizos y negaron la entrada a las personas procedentes del país más golpeado por el virus en Europa —con la excepción de las mercancías y los viajeros de paso—. Pese a compartir frontera con Italia, el país tan solo tiene 246 casos confirmados y ningún fallecido. En contraste, la vecina Suiza ya cuenta con 600 afectados y cuatro víctimas.

También la República Checa —con más de 40 casos— cerró esta semana sus escuelas y universidades de forma indefinida poniendo como ejemplo la situación italiana, de donde llegaron los primeros caos al país centroeuropeo. Las guarderías, sin embargo, seguirán activas.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios