Candidata a presisir la Comisión

Von der Leyen trata de seducir a liberales y socialistas para esquivar el bloqueo en la UE

La candidata a presidir la Comisión Europea ha hecho promesaas en asuntos climáticos, sociales, migratorios y de Estado de derecho. Afronta esta tarde una votación decisiva

Foto: La candidata a presidir la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, en su discurso en el Parlamento Europeo. (Reuters)
La candidata a presidir la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, en su discurso en el Parlamento Europeo. (Reuters)

La de este martes habrá sido probablemente una de las madrugadas más largas para Ursula von der Leyen, actual ministra alemana de Defensa y candidata a la presidencia de la Comisión Europea, sabiendo que su futuro pende de un hilo. En un discurso inaugural, muy aplaudido por un amplio abanico de fuerzas políticas y que debía ajustarse a 15 minutos pero que finalmente ha ocupado el doble de tiempo, la germana ha intentado seducir a liberales y socialistas para asegurarse la aprobación del Parlamento Europeo. Su intervención, que ha gustado a la cámara, ha aumentado sus posibilidades de ser escogida esta tarde.

Von der Leyen ha dedicado parte de su discurso a profundizar en las promesas hechas en las últimas semanas, especialmente en materia medioambiental, igualdad, asuntos sociales, economía, Estado de derecho y migración, pero a la vez ha dedicado párrafos a su idea del futuro de la UE. “Europa es como un matrimonio que dura décadas: el amor puede no ser mayor que el primer día, pero es cada vez más profundo”, ha señalado.

El objetivo ha sido seducir a socialistas y liberales, dos familias divididas que tienen que apoyar a Von der Leyen para que pueda obtener la luz verde del Parlamento Europeo. Si la alemana pierde la votación, que se prevé para esta tarde, la UE entrará en un bloqueo institucional que se prolongaría durante todo el verano.

La alemana ha dedicado una buena parte de su discurso al medioambiente, prometiendo un “Green New Deal” durante los 100 primeros días de su mandato, con músculo financiero para contrarrestar los posibles efectos colaterales de la transición ecológica. Von der Leyen ha prometido que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) pondrá sobre la mesa un billón de euros con dicho objetivo. La candidata también ha reafirmado su compromiso con el objetivo de la neutralidad climática para 2050, señalando que quiere convertirlo en ley.

Ursula Von der Leyen, en su discurso ante el Parlamento Europeo. (Reuters)
Ursula Von der Leyen, en su discurso ante el Parlamento Europeo. (Reuters)

Los Verdes, que la semana pasada ya anunciaron que no votarían a favor de Von der Leyen, han aplaudido el discurso de la alemana, y de hecho, Philippe Lamberts, uno de sus líderes, ha explicado que la candidata ha dado “un paso hacia delante” mejorando sus promesas sobre asuntos medioambientales, pero la formación ecologista ha decidido mantener su voto negativo.

Por otro lado la alemana ha prometido que su colegio de comisarios tendrá un equilibrio de género, señalando que está dispuesta a pedir nombres de mujeres a los Estados miembros si no llegan candidatas a las distintas carteras del Ejecutivo comunitario. “Representamos a la mitad de la población, queremos nuestra parte justa”, ha señalado Von der Leyen, recordando que solo el 20% de los comisarios han sido mujeres a lo largo de la historia.

Von der Leyen también ha intentado profundizar sus promesas a los socialistas, reiterando su intención de un salario mínimo para todos los países de la Unión Europea y el reforzamiento del pilar social. La alemana ha expresado también su intención de que los gigantes digitales paguen impuestos en Europa, pero no ha dado detalles sobre propuestas concretas o cómo superar las reservas de un grupo de Estados miembros que se oponen a dicha tasa.

La candidata ha lanzado un guiño a los liberales con su promesa de un mecanismo para el control de la situación del Estado de derecho, una exigencia de la bancada centrista por los ataques a la independencia judicial en Polonia y la deriva autoritaria del Gobierno húngaro. Sin embargo, y aunque Von der Leyen se ha comprometido a que la Comisión Europea seguirá actuando con dureza como en el pasado, la alemana ha evitado referirse a capitales concretas.

En el alambre

Con sus referencias al Estado de derecho y también sobre la migración, Von der Leyen ha hecho una apuesta clara: buscar, arriesgándose a perderlo todo, el apoyo de liberales y socialistas, sabiendo que con ello puede perder votos en el grupo de los ultraconservadores. Hasta el momento la alemana había intentado mantener un delicado equilibrio, haciendo promesas contrarias a un lado y el otro de las trincheras europeas.

Migración ha sido uno de los últimos puntos abordados por Von der Leyen, explicando que la UE tiene “la obligación moral y jurídica” de salvar vidas en el Mediterráneo, en un mensaje dirigido en parte al Gobierno italiano. La alemana, que también ha prometido un mayor control de las fronteras con reforzando Frontex, ha explicado que hace cuatro años recibió en su casa a un refugiado sirio que hoy ya habla alemán e inglés y es un “líder de la comunidad”.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios