EL GRAN REFERENTE DEL PERIODISMO

Paren las rotativas: ¿está acabando el Brexit con la BBC tal y como la conocemos?

La percepción pública de la emisora como "observador neutral" se ha visto debilitada, sobre todo a raíz del Brexit

Foto: Micrófono de la BBC. (Reuters)
Micrófono de la BBC. (Reuters)

'Breaking news': un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Cardiff concluye que las opiniones conservadoras reciben más tiempo de cobertura que las progresistas en la BBC.

'Breaking news': el prestigioso 'think tank' Centro de Estudios Políticos afirma que la corporación está sesgada hacia la izquierda.

'Breaking news': la campaña Leave EU acusa a la cadena pública de hacer campaña por la permanencia en el bloque.

'Breaking news': 13 eurodiputados y 11 diputados escriben una carta al director general de la BBC, Tony Hall, denunciando que los espectadores han sido engañados sobre las infracciones por parte de la campaña 'Leave' y 'Remain' durante el referéndum del Brexit.

Paren las rotativas: ¿qué está pasando con la BBC? ¿Acaso ha perdido su imparcialidad el gran referente del periodismo?

Junto con el Sistema Nacional de Salud, conocido como el NHS, la cadena pública ha sido durante décadas como un hijo del que los británicos siempre se habían sentido orgullosos. Pero la percepción pública de la emisora como “observador neutral” se ha visto debilitada en los últimos años.

Al anunciar el último plan anual, el director general de la BBC, Tony Hall, ha admitido que existe una necesidad de “defender la imparcialidad”. “Nuestra responsabilidad es reflejar y representar cada parte del Reino Unido y asegurarse de que se escuchan todas las voces. Y ahora ese papel es más crucial que nunca en un momento en el que el país se siente dividido y fragmentado”, matiza.

El último ataque recibido ha sido por el debate de las primarias 'tories' de esta semana. La portada del tabloide 'Daily Mail' lo decía todo.

Portada del 'Daily Mail' atacando a la BBC este jueves 20 de junio.
Portada del 'Daily Mail' atacando a la BBC este jueves 20 de junio.

Las críticas no comenzaron con el histórico referéndum sobre la permanencia en la UE celebrado en junio de 2016. Se remontan a muchos años antes. En 2005, por ejemplo, 'The Times' ya acusaba a la emisora de “promover un sesgo institucional proeuropeo”.

Baja la confianza en la BBC

Pero no cabe duda de que desde el plebiscito el problema se ha agudizado. No es solo una cuestión que ataña a la cadena pública, aunque sí se ha visto más afectada que sus competidores privados. Según el último informe de Ofcom —el regulador británico de la industria de las telecomunicaciones—, solo el 61% de los encuestados está de acuerdo con que el servicio de noticias de la BBC es imparcial, un dato inferior a la calificación obtenida por ITV News (68%) y Sky News (64%).

Fundada en 1922, la BBC inicialmente estaba solo dedicada a los servicios de radio. No fue hasta 1936 cuando empezó a transmitir programas de televisión. Y precisamente para garantizar su independencia, a diferencia de las privadas, están prohibidos los anuncios. La fuente de financiación proviene de un canon denominado TV Licence. Toda persona que resida en el Reino Unido, las Islas del Canal y la Isla de Man, debe pagar este impuesto para ver o grabar sus programas, incluidos los extranjeros que la ven vía satélite.

Paren las rotativas: ¿está acabando el Brexit con la BBC tal y como la conocemos?

Solo se necesita una licencia por domicilio, no por aparato. Esta cuesta 154,50 libras anuales (alrededor de 173 euros) para los que cuenta con televisiones en color y 52 libras (alrededor 58 euros) para aquellos que aún tienen TV en blanco y negro. Las personas que no dispongan de licencia válida pueden ser objeto de acciones judiciales y la multa puede llegar a las 1.000 libras (1.300 euros).

El problema de la imparcialidad

La gran pregunta es: ¿qué es y cómo se consigue la imparcialidad? En una reciente entrevista con El Confidencial, Gavin Esler, quien durante décadas fue una de las caras más reconocibles de la BBC, explicaba que en el Reino Unido, por su sistema político basado en el bipartidismo, “en los medios el equilibrio siempre se entendió de la siguiente manera: si se entrevistaba a un 'tory' se tenía que entrevistar a un laborista. Y viceversa. Si tenías a un representante de la derecha, también había que tener a uno de la izquierda”.

"Yo tuve que estar al frente de muchos debates donde se daba la misma categoría a un experto que a gente que no tenía absolutamente ni idea"

“Pero la política ya no consiste en esto”, advirtió. Y en este sentido, señalaba que el Brexit “nunca fue un debate solo entre la izquierda y derecha”. “Yo tuve que estar al frente de muchos debates en televisión donde se daba la misma categoría a un experto que a gente que tenía un discurso fluido, pero en realidad no tenía absolutamente idea de lo que estaba hablando. Eso no es equilibrio. Eso no es balance. Los medios cometimos muchos errores y debemos aprender de ellos”, añade.

El que fuera su compañero, el influyente Robert Peston, quien trabajó durante nueve años antes de pasarse a ITV, le da la razón. “El periodismo imparcial no puede consistir en dar el mismo tiempo a dos personas cuando una está diciendo que la tierra es plana y la otra que la tierra es redonda. Eso no es un periodismo ni equilibrado ni imparcial”, destaca.

En cualquier caso, el Brexit no es la única fuente de sus problemas. Con la elección de Jeremy Corbyn como líder del Partido Laborista, Laura Kuenssberg —quien en 2015 se convirtió en la primera mujer en ocupar el cargo de editora política de la BBC— fue objeto de grandes críticas por parte de algunos simpatizantes laboristas por su supuesta parcialidad contra el veterano político.

La tensión llegó hasta tal punto que en el congreso anual de la formación de 2017 la BBC decidió tomar medidas cautelares de seguridad y contrató guardaespaldas para garantizar que la periodista pudiera ejercer su profesión sin incidentes.

Otro de los grandes dilemas es a quién dar voz y a quién no. En un artículo para 'The Conversation', el profesor Chris Allen, de la Universidad de Leicester, abordó las críticas dirigidas a la emisora ​​sobre su supuesto papel en la “normalización” de los discursos de extrema derecha desde el aumento del sentimiento populista ejemplificado por el Brexit y la elección del presidente Donald Trump.

Los casos abordaban, por ejemplo, la entrevista realizada al exeditor de 'Breitbart London' Raheem Kassam defendiendo a Tommy Robinson —del partido de extrema derecha Liga de Defensa Inglesa (EDL)—.

La emisora ​​fue atacada nuevamente en noviembre del año pasado después de que la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, causara baja en una conferencia en Edimburgo al enterarse de que también estaba invitado el exasesor de Trump Steve Bannon, quien desde que salió de la Casa Blanca en agosto de 2017 se autoproclama abanderado de los movimientos populistas euroescépticos de toda Europa.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios