CANDIDATO PARA LAS ELECCIONES EUROPEAS

De periodista de la BBC a candidato: "Cometimos muchos errores con el Brexit"

Gavin Esler, periodista y novelista británico, ha decidido dar un paso adelante y presentarse a las elecciones europeas por el nuevo partido Chanke UK para intentar frenar el Brexit

Foto: El entrevistado Gavin Esler, junto a Heidi Allen. (Reuters)
El entrevistado Gavin Esler, junto a Heidi Allen. (Reuters)

“Nunca en mi vida había sido miembro de un partido político. Ahora lo soy. Nunca en mi vida me había presentado a unas elecciones. Ahora me presento. Nunca en mi vida había estado seriamente preocupado por el futuro de mi país. Ahora lo estoy”. Estas fueron las palabras con las que Gavin Esler (Glasgow, 1953) presentó su candidatura con Change UK para las elecciones europeas que el Reino Unido celebra este jueves.

El periodista y novelista ha sido durante décadas una de las caras más reconocibles de la BBC. Por eso le sorprendió verse “al otro lado”. Su larga trayectoria profesional le llevó a cubrir los años más sangrientos en Irlanda del Norte y también a cruzar el charco. Ha entrevistado desde Angela Merkel a Bill Clinton pasando por Margaret Thatcher. “Siempre había estado como observador, pero el Brexit lo cambió todo”, comenta a El Confidencial. “Esto afecta al país que amo. La gente de extrema derecha ha robado nuestro patriotismo y lo quiero de vuelta”, matiza.

El Brexit afecta al país que amo. La gente de extrema derecha ha robado nuestro patriotismo y lo quiero de vuelta


Para Esler, la única vía para solucionar “todo este caos” es un nuevo referéndum. Por eso eligió unirse a las filas de la nueva formación pro UE creada por ex laboristas y ex tories que dimitieron de sus respectivos partidos al considerar que habían virado demasiado a la izquierda y derecha respectivamente. Las dimisiones causaron un auténtico terremoto en Westminster el pasado mes de febrero. Pero ahora las encuestas de cara a la cita de este jueves aún se les resisten.

PREGUNTA. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

RESPUESTA. Los populismo modernos se han convertido en el arte de lo imposible. Los líderes prometen lo que el sentido común sugiere que es inalcanzable. Crean división social, se aprovechan de ella y luego no cumplen sus promesas. Donald Trump y los 'brexiters' son los ejemplos más obvios. La campaña del referéndum de 2016 estuvo basada en mentiras. El Brexit no era la solución a los problemas. Pero encontró muy buenos vendedores, incluido Nigel Farage, cuando ni siquiera tenía luego un plan para ejecutarlo.

P. Ha dado el salto del periodismo a la política en uno de los momentos más complicados en la historia del Reino Unido.

R. En los últimos años estaba ya muy descontento con la situación política de nuestro país. Pero como periodista lo veía todo como espectador. Nunca me había planteado dar el salto hasta que ocurrieron dos cosas. La primera, cuando me di cuenta de que, si el Brexit realmente llegaba a ocurrir, no sería cosa de un día, sino de un largo proceso que duraría años. El país viviría años de divisiones y negociaciones cuando realmente tendría que estar prosperando. El Reino Unido es mucho mejor que el Brexit, es mucho mejor que todo lo que está ocurriendo. Lo segundo, fue cuando Theresa May pidió una nueva prórroga a Bruselas para intentar arreglar el caos que su propio partido había creado. Fue una auténtica humillación para el país. Fue entonces cuando decidí que no podía estar de espectador más tiempo y tenía que hacer algo.

P. ¿Por qué eligió Change UK?

R. Porque es un partido formado por exlaboristas y antiguos 'tories' que hicieron algo muy valiente como fue el hecho de dimitir de sus propios partidos donde podrían haber tenido trabajo para toda la vida. Así es como funciona nuestro sistema político.

P. ¿Qué se juega el Reino Unido en estas elecciones europeas, tres años después de haber votado por el Brexit?

R. Los británicos normalmente han ignorado las elecciones europeas por mucho tiempo y eso es lo que le ha dado ventaja a gente como Nigel Farage. Ahora hay mucho en juego. Si los partidos pro UE que piden un segundo referéndum, como Change UK, consiguen maximizar el voto, se mandará una importante señal.

P. Pero es el líder euroescéptico Nigel Farage y su partido del Brexit el que encabeza absolutamente todas las encuestas.

R. Farage siempre estará apoyado por sus entusiastas simpatizantes que nunca se fijarán en hechos. Según las encuestas, puede conseguir el 30% de los votos. Pero eso significa que hay un 70% del electorado que va a votar opciones opuestas a Farage, como las formaciones que apoyamos un segundo referéndum. Y eso será muy significativo. Por otra parte, no hay que olvidar que esto no puede extrapolarse a lo que pasaría en caso de elecciones generales, donde Farage no estaría ni por asomo cerca de formar Gobierno. Farage ha intentado siete veces presentarse como diputado en Westminster y las siete veces ha fracasado. Y a lo que la gente le importa son la selecciones generales más que las europeas. En mi opinión, Farage es bueno creando división, animando en mítines… pero no se le da tan bien entrar en Westminster.

P. Farage tuvo recientemente una entrevista un tanto tensa con uno de sus antiguos colegas en la BBC. Desde entonces, ha declarado la guerra a los medios. ¿Cuál debe ser el papel de la prensa respecto a la cobertura de los populismos?

R. Farage es el clásico populista demagogo que cuando le preguntan en un tono muy relajado por las cosas que dijo y prometió en el pasado se irrita. No acepta críticas. Cuando le preguntaron cómo iba a beneficiar el Brexit a la gente se quedó sin respuestas. Incluso ahora cuando le preguntan si realmente quiere cambiar el Sistema Nacional de Salud pública por un sistema de seguros privados, tampoco tiene respuesta. Esto tiene que ser expuesto. Los populismos tienen que ser continuamente examinados por los medios.

P. ¿Considera que hubo una cobertura correcta por parte de los medios con el referéndum de 2016?

R. En el Reino Unido, por nuestro sistema político basado en el bipartidismo, el equilibrio siempre se entendió de la siguiente manera: si se entrevistaba a un 'tory' se tenía que entrevistar a un laborista. Y viceversa. Si tenías a un representante de la derecha, también había que tener a uno de la izquierda. Pero la política ya no consiste en esto. Y el Brexit nunca fue un debate solo entre la izquierda y derecha. El Brexit se debe basar en el sabiduría, en el dominio de la materia. Yo tuve que estar al frente de muchos debates en televisión donde se daba la misma categoría a un experto que a gente que tenía un discurso fluido, pero en realidad no tenía absolutamente idea de lo que estaba hablando. Eso no es equilibrio. Eso no es balance. Los medios cometimos muchos errores y debemos aprender de ellos.

P. ¿Con qué intención van los eurodiputados británicos que sean elegidos al Parlamento de Bruselas?

R. Los únicos que quieren destrozar la UE son los del Partido del Brexit de Farage. El resto, vamos con otra intención. Si yo soy elegido, quiero revocar el Brexit, arreglar el Reino Unido y reformar las cosas en la UE que considero que deben mejorar.

P. El Partido Change UK no cuenta con un líder, el logo es bastante confuso, en su corta vida ha habido ya dimisiones, muchos consideran que no han logrado estar aún bien organizados y eso repercute en las encuestas. ¿Momento para la autocrítica?

R. Yo llevo en el partido apenas tres semanas. La formación se creó hace sólo siete semanas. Por supuesto reconozco que no estamos tan bien organizados como otros que llevan más tiempo. Pero tenemos muchísimo voluntarios y miles de simpatizantes. Tenemos entusiasmo y contamos con principios y eso es algo mucho más importante que cualquier logo. Nuestro plan es muy claro: queremos un nuevo referéndum y queremos quedarnos en la UE. Es lo mejor para el Reino Unido y para la UE.

P. Por muy importante que sean estas elecciones europeas en el Reino Unido, la batalla definitiva se libra en Westminster. ¿Cómo ve el escenario actual en el Parlamento británico?

R. No sé cuál va a ser el futuro en Westminster. Pero creo que ha quedado claro que los dos partidos tradicionales, tanto los Conservadores como los Laboristas, están rotos. Ambos han demostrado ser unos incompetentes. Los laboristas no han conseguido mostrar una verdadera oposición capaz de ganar a los conservadores. Y los 'tories' no hacen otra cosa que darse puñaladas los unos a los otros por la espalda porque después de 40 años aún no han consensuado una política respecto a la UE en la formación. El final de May será pronto. Y luego creo que antes de final de año habrá unas elecciones generales, donde nos presentaremos, o un segundo referéndum.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios