Cambiaron Edimburgo por Dusseldorf

Un vuelo de British Airways aterriza por error en Escocia en vez de en Alemania

La aviación alemana envió un plan de vuelo erróneo por lo que el avión que tenía que hacer el trayecto entre Londres y Dusseldorf terminó aterrizando en Edimburgo

Foto: El vuelo de British Airways tomó la dirección incorrecta (Reuters/Regis Duvignau)
El vuelo de British Airways tomó la dirección incorrecta (Reuters/Regis Duvignau)

Los pasajeros que tomaron este lunes el vuelo BA3271 entre Londres y Dusseldorf, en Alemania, se llevaron una sorpresa de campeonato. Al tomar tierra, los altavoces del avión les dieron la bienvenida… ¡a Edimburgo! La diferencia era, ni más ni menos, de 900 kilómetros de distancia pero nadie se dio cuenta del error hasta el aterrizaje en Escocia.

El problema, según un portavoz de British Airways, es que la aviación alemana encargada del trayecto "presentó el plan de vuelo incorrecto". En declaraciones que recoge la CNN, la compañía aérea aseguró que "nos disculpamos con los clientes por esta interrupción en su viaje y nos pondremos en contacto con todos individualmente".

WDL Aviation, la supervisora del vuelo en Alemania, explica en un comunicado que están “trabajando en estrecha colaboración con las autoridades para investigar cómo se pudo producir la combinación, obviamente desafortunada, de los horarios de vuelo. En ningún momento se ha comprometido la seguridad. Trasladamos a los pasajeros en el vuelo BA3271 a Dusseldorf después de la parada involuntaria en Edimburgo".

Una sorpresa mayúscula

Zsófia Szabó viajaba en ese avión y asegura que se dio cuenta de que algo no iba bien cuando vio montañas fuera del avión en vez del “habitual paisaje industrial de Alemania”. Sin embargo, fue su novio el que supo a ciencia cierta que algo pasaba, pese a no estar dentro del avión: "Vi en Flightradar que el vuelo se estaba dirigiendo al norte en vez de al sur, pero creí que era un error del sistema. Hasta que ella me escribió diciéndome que estaban en Edimburgo”.

Otro pasajero del vuelo, Son Tran, señalaba que "la mayoría de los pasajeros duermen o trabajan durante el vuelo, así que nadie se dio cuenta de que no estábamos volando sobre el Canal. Nos dimos cuenta de que estamos en Escocia una vez que descendimos y preguntamos a la tripulación".

Zsófia cuenta que se produjo un momento muy divertido al aterrizar: "Los auxiliares de vuelo pidieron a los pasajeros que iban a Dusseldorf que levantaran sus manos, y resulta que éramos todos”. El comandante pidió perdón, explicó a los viajeros que iban a repostar y, a continuación despegó de nuevo rumbo a Alemania, donde llegaron apenas una hora después y con una anécdota increíble que contar.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios