ni se te ocurra imitarlas

Las cosas que llegan a hacer algunos pasajeros en los vuelos de avión

No sabemos qué tienen los aviones que sacan el lado más primario de sus viajeros pero algunas de estas anécdotas entre las nubes darían para una película de terror

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Qué es lo más sorprendente que te ha sucedido en un vuelo? Todos nos hemos comido colas de facturación, maletas extraviadas, pasajeros que reclinan demasiado sus asientos o turbulencias que te hacen rezar a todos los dioses que conoces. Son experiencias bastante normales, pero ¿qué me dices del hombre que fue fotografiado quitándose los pantalones, calcetines y zapatos durante un viaje?

Todos tenemos nuestras manías pero algunas son más excéntricas que otras. 'Insider' ha decidido recopilar las anécdotas más extrañas de pasajeros en aviones, donde, como ya estamos acostumbrados, puede pasar de todo. Desde pilotos que se equivocan a gente que se lleva parte del mobiliario del avión. ¿Qué sucederá ahí dentro para que se den acontecimientos tan disparatados?

La que insultó a sus compañeros de asiento

Es relativamente reciente. Una mujer se sienta entre dos señores en un vuelo desde Las Vegas (Nevada) a Nueva Jersey y se pone a hablar por teléfono a voz en grito: "No sé cómo voy a hacer para sobrevivir estas cuatro horas, porque estoy sentada entre dos cerdos gigantes. Igual muero aplastada".

Finalmente, el personal de United Airlines (la compañía en la que sucedió el percance) decidió escoltarla fuera del avión. "¡No voy a ser políticamente correcta!" gritó ella, entonces. "Prueba tú a sentarte entre esos dos cerdos". Según un portavoz de la aerolínea, cuando quedó claro que el comportamiento de la pasajera sería problemático se le proporcionaron arreglos de viaje alternativos a la mañana siguiente.

La que abofeteó a un trabajador

Fue tras perder un vuelo en el Aeropuerto Internacional de Wuhan Tianhe en China. Al parecer, la mujer llegó 14 minutos tarde a un vuelo a París, cuando las puertas ya se habían cerrado y eso no pareció sentarle muy bien.

Supuestamente, pegó al agente en la cara tres veces. Se trataba de una estudiante de doctorado de 36 años que se dirigía a una conferencia muy importante en la ciudad del amor.

La que arrojó monedas

Es algo que a todos nos gusta, ¿no? Arrojar monedas a un pozo, por ejemplo, para ver si tendremos suerte. Pero si el lugar elegido para hacerlo es el motor de un avión igual la cosa cambia y se vuelve un poco más peligrosa. Una mujer china de 76 años decidió hacerlo en un vuelo de Lucky Air, por suerte otros pasajeros se dieron cuenta y alertaron a la tripulación del avión.

Desde personas que se equivocan de puerta a las que lanzan monedas al motor del avión para tener suerte, hay muchas anécdotas disparatadas

Finalmente, el vuelo tuvo que ser reprogramado para el día siguiente. Esto ocurrió en octubre de 2017 y la mujer fue detenida, aunque ya existía otro precedente: una mujer de 80 años hizo exactamente lo mismo y se libró de todos los cargos. ¿Se convertirá en moda?

El que se durmió en la cinta transportadora

Es bastante surrealista. No solo porque el hombre en cuestión se creyera maleta y quisiera facturarse a sí mismo, sino porque le dio tiempo a quedarse dormido e incluso a pasar el escáner. Esto sucedió en el aeropuerto de Fiumicino de Roma y el protagonista fue llevado al hospital por los agentes de policía, que estaban preocupados por su exposición a los rayos X. Tras el hospital imaginamos que acabaría en la comisaría, pues se enfrentó a cargos criminales.

El que abrió la puerta de emergencia

Es un clásico. Allá donde hay un avión también existe una persona que quiere abrir la puerta de emergencia para experimentar qué se siente. En este caso, el hombre de 30 años (que volaba por primera vez) pensó que abrir la puerta era una idea estupenda para evitar enfermedades. Un soplo de aire fresco, literal.

La historia, que parece sacada de 'Aterriza como puedas', acabó de una manera previsible. El vuelo de Shenzhen a Shenyang se retrasó durante casi una hora cuando el hombre fue expulsado del avión, arrestado y multado.

El que manchó las paredes del baño

A este pasajero se le ocurrió que podía manchar las paredes del baño del avión de heces. Y lo llevó a cabo. El vuelo viajaba de Chicago a Hong Kong y era de United Airlines, pero se desvió a Alaska tras el "incidente". El hombre, como no podía ser de otra manera, fue llevado al hospital de Providence para una evaluación de su salud mental.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios