GRACIAS A UN PARCHE DE ALUMINIO

Una misteriosa cinta de vídeo puede desvelar qué paso con Amelia Earhart

Unas imágenes perdidas hasta ahora pueden servir para revelar una pista que puede ser básica para confirmar que la aviadora llegó a la isla de Nikumaroro con su propio avión

Foto: La aviadora norteamericana Amelia Earhart, desaparecida en 1937. (CC)
La aviadora norteamericana Amelia Earhart, desaparecida en 1937. (CC)

El caso de Amelia Earhart continúa siendo uno de los más misteriosos de todos los tiempos. La aviadora norteamericana, junto a su copiloto Fred Noonan, tenía intención de convertirse en la primera mujer capaz de dar la vuelta al mundo, pero una situación inesperada iba a truncar sus planes. Ahora, casi 82 años más tarde, una grabación de vídeo inédita puede servir para arrojar luz sobre qué pasó realmente con ella y poner fin al mayor enigma de la historia de la aviación.

Según se ha podido saber gracias al trabajo de muchos años, los investigadores llegaron a la conclusión de que el último destino en el que Earhart estuvo fue Papúa Nueva Guinea. Se cree que llegó a despegar de allí en dirección a la isla Howland, donde ya se pierde su rastro, por lo que se trabajó en tres hipótesis: que hubiera muerto al estrellarse en el mar; que hubiera sido secuestrada por los japoneses, o que hubiera sufrido una avería y hubiera muerto como náufraga en una isla desierta.

Ese mismo trabajo habría conseguido identificar unos restos óseos en la isla de Nikumaroro. Según este estudio, "la morfología de los huesos recuperados, en la medida en que podemos ver aplicando métodos forenses contemporáneos a las mediciones tomadas en ese momento, parece consistente con una mujer de la altura y origen étnico de Earhart, encajando al 99% con su cuerpo". Pero, además, se encontraron una serie de útiles importantes para conocer su destino.

Y es que los investigadores que llegaron hasta la isla consiguieron encontrar utensilios como botones, espejos, un sextante, crema, licor o planos, entre otras cosas, que podían pertenecer a Earhart. Y, sobre todo, un elemento que ahora puede jugar un elemento fundamental: un parche de aluminio que pudo ser utilizado para restañar una ventanilla rota de su avioneta. Pero, ¿por qué es tan importante? Pues podría confirmar que llegaron a aterrizar en Nikumaroro.

Hasta el momento, todas las hipótesis y teorías que se conocían daban por hecho que la nave se estrelló nada más despegar de Papúa Nueva Guinea. Pero, entonces, ¿cómo se justificaban los huesos en Nikumaroro o, incluso, una foto rescatada de los Archivos Nacionales de Estados Unidos donde parece vérseles en la isla de Howland? Ahora, un vídeo puede revelar que el avión llegó a Nikumaroro con algún tipo de problema mecánico y que vivieran allí el resto de sus vidas.

Los investigadores del Grupo Internacional para la Recuperación de Aeronaves Históricas (TIGHAR) han conseguido hacerse con unas imágenes que pueden ser históricas. Una mujer poseía esta película de 16 mm como parte de un acuerdo de divorcio, sin saber el valor histórico que podía tener. Después de muchas negociaciones, TIGHAR consiguió hacerse con las imágenes, que ahora está digitalizando con el objetivo de poder hacer zoom sobre ellas.

La famosa imagen de Amelia Earhart y se Fred Noonan en la isla de Howland. (Reuters)
La famosa imagen de Amelia Earhart y se Fred Noonan en la isla de Howland. (Reuters)

En busca del parche

Se trata de una corta filmación en la que se puede ver a Earhart repostando su avión antes de partir de Papúa Nueva Guinea. Lo que se busca es encontrar puesto en el avión ese parche de aluminio que posteriormente fue hallado junto a los huesos en Nikumaroro, y que confirmaría que el avión llegó hasta la isla. Pero, entonces, ¿cómo habría llegado a isla Howland, a 653 kilómetros de distancia, tal y como muestran las imágenes? Quizá les llevaron hasta allí para intentar arreglar su avión.

Eso sí, en caso de confirmarse que el avión contaba con ese parche, sería evidente pensar que Amelia Earhart y Fred Noonan consiguieron llegar hasta la isla de Nikumaroro a bordo de su aeronave. Una vez allí, una avería imposible de solucionar haría que no pudieran continuar su viaje y que terminaran viviendo en esta apartada isla el resto de sus días. Ahora, la restauración de una película perdida puede tener la solución definitiva.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios